lunes, 22 de junio de 2020

Un poema de Inocencia Aldana Lorenzo (1897-1981)


A Pronósticos

¿Es cierto que te repudian por no tener gran tamaño?
Triste estoy, pobre de mí; ¡Qué pena! ¡Qué desengaño!
A ti periódico niño que aún das tus pasitos mal,
y necesitas los mimos y el sustento maternal
a ti que encantas a muchos con tu juvenil gracejo,
y que tienes ocurrencias que parecen de hombre viejo.

¿Quiénes son los que te niegan con su apoyo el alimento?
Quienes son los que no aplauden tu acertado nacimiento?

Con noble y gran sentimiento, que es aliento de mujer,
mujeres: todas unidas ayudémosle a crecer.
Como a un niño, que en mantillas con cariño lo envolvéis,
cada cual en su fajita, un “Pronóstico” pondréis.

Tú a tu hermano. Tú a tu hijo. Tú a tu novio transmarino.
Les sabrán más las noticias, que una copa de “BON VINO”

¿Puede haber algo mejor, más ameno, más sabroso,
que este semanario chico con sus “plumas” de Coloso?

Hay que evitar el que exclame con sorna algún descreído;
¡Se murió? No era “pa” el mundo, aquel niño tan sabido.



 Inocencia Aldana Lorenzo nació en Teguise (Lanzarote), donde su padre, Agustín Aldana fue secretario de dicho Ayuntamiento. Su interés por la literatura la transmitió a todos sus hijos, pero fue inocencia la que tomó   y demostró más interés a lo largo de su vida.
Desde muy joven comenzó a escribir cuentos y poesías. Colaboró en el semanario  Pronósticos y en Atena, con el seudónimo de Doña Clarines.
La obra, tanto de Inocencia, como la del recordado doctor y filántropo José Molina Orosa, se encuentra en la publicación de Nazario de León y Perdomo Acercamiento poético.
La casa familiar en Arrecife reunía a lo más selecto de la sociedad de entonces; reuniones en las que se recitaban poemas propios o de otros poetas.
Cuando el periódico Pronósticos anunció su próximo cierre, doña Inocencia publicó en primera página un poema donde reivindicaba y exigía su continuidad, poema que siguió firmando bajo el seudónimo de Doña Clarines.


Información: Antología de 100 escritoras Canarias, María del Carmen Reina Jiménez 
Foto de las redes sociales, Inocencia Aldana

miércoles, 3 de junio de 2020

La casa de Madera, poemario de Kiuder Yero Torres




TODA SOLEDAD
Es cómplice
Hiere hasta secar la última palabra.
Nos quedan manchas
la casa de madera es un imperio
en los mitos de la noche.
La vida es frágil como una daga.
Puedo olvidar cada golpe  cada rostro
las razones todas.

En los parques sopla una brizna de sed
                                   Arde algún verso.
Hoy no llego al mar
vivo una cárcel de palabra.
Toco el sol de la madera por salvar
los árboles ayunan
y es inútil otra máscara
                                   otra ciudad.

El libro La Casa de Madera nos conduce al paraje poético de la soledad, del hombre y del silencio, de las noches y la incertidumbre. De la figura humana rendido ante la naturaleza y el tiempo.

Una poesía que navega entre imágenes, simbolismos y metáforas y no solo se limita a transferir información, sino que se vale de ellas para explicar los procesos del pensamiento siempre con un lenguaje imaginario, pero teniendo presente la memoria, quizás porque quiere ofrecernos la verdad de la vida.

El poemario La Casa de Madera, parte de la experiencia de lo cotidiano, de las relaciones del ser humano para difundir lo inenarrable. El texto está dividido en dos apartados: El Hombre Solo y Puertas al Viento.  


El escritor y profesor, cubano Roberto Manzano, prologuista del libro afirma que Kiuder nos ofrece una lírica que entra y sale del mundo físico de sus textos, de la trabazón del verbo, en medio del forcejeo del alma, que busca los ejes del silencio, la estría viva del sonido.

MÁSCARAS
Necesito vuelvas a mirarme
Y descubras nuevas cicatrices.
La verdad puede lanzarme con furia
Contra el muro donde reposan las máscaras.

Necesito robes mis manos
Y cruces esta calle
Que olvidó la eternidad.

PUENTES
Mi vida es un puente vencido
Por la necesidad de cruzar.                 
La Casa de Madera, Kiuder Yero Torres

Kiuder, nos muestra en La Casa de Madera su intuición para hacer una reflexión sobre el sentido poético, desde la duda y la intimidad con la capacidad de impulsar un espacio interno y profundo. 


Kiuder Yero Torres nació en Santiago de Cuba, es poeta y promotor cultural. Autor de varios libros publicados por Ediciones La Luz, Ediciones Holguín y Ediciones Bayamo y Ediciones Bayamo. Ha colaborado con varias publicaciones periódicas y antologías cubanas y del extranjero. Ha obtenido varios premios literarios en Cuba y el extranjero. 

Organiza Kiuder Yero Torres, junto a su esposa Yuricel Moreno Zaldívar el evento poético de las Romerías de Mayo, evento conocido internacionalmente como Encuentro de Poetas en Cuba “La isla en versos” en la que Luis y yo tuvimos la suerte de participar en la Sexta Edición.


Rosario Valcárcel es escritora.
Blog-rosario valcarcel.blogspot.com



lunes, 25 de mayo de 2020

Alberto R Valcárcel, un palmero en Holanda. Con vídeo

Compositor y obra: Claude Debussy -Clair de Lune
Guitarrista: Alberto Rodríguez Valcárcel



Con frecuencia tenemos la sensación de que la casualidad o la causalidad diseña nuestro destino, que todo va más allá de la sincronicidad, que nada ocurre por azar o que simplemente el mundo es un secreto por descubrir.

-Quería empezar a tocar el piano- me confesó Alberto Rodríguez Valcárcel-, pero no quedaban plazas en la Escuela Insular de Música de La Palma, por lo que acabé en guitarra.

Lo cierto es que desde niño escuchó a su padre José Alberto Rodríguez Camacho, tocar la guitarra en su casa, en conciertos en la isla de La Palma y fuera de ella. Interpretaba desde el Barroco a la música Latinoamericana del siglo XX. Amaba con todo su corazón a compositores como Bellinati y el argentino E. Martín. Autores que inspiraron y representaron para el joven Alberto la opor­tunidad de disfrutar las quimeras de la adolescencia, tanto que se pregunta:

-¿Qué habría sido de mí sin esos sentimientos que han crecido conmigo y, que nunca me han abandonado? ¿Qué habría sido de mí sin la magia ni la influencia directa que me legó mi padre?


¿Acaso aquella melodía me enviaba señales? Sabemos que la música es un misterio, pero un día, poco a poco se empiezan a unir las piezas del rompecabezas y, la guitarra le permitió exteriorizar sus emociones en esa etapa de timidez, inseguridades y miedos por la que pasamos en nuestra infancia. Y comienza sus estudios musicales en la Escuela Insular con Alfonso Ortiz de Guinea Pereda. Más tarde se matricula en una ingeniería (hoy, no sería capaz de imaginar su vida en ese campo), e hizo la prueba de acceso al Conservatorio de Gran Canaria.

Logra entrar en el Conservatorio y estudia durante cuatro años el Grado Superior. De pronto gana una beca de excelencia, a través de la Fundación Mapfre Guanarteme, para sus estudios de Postgrado en la universidad de Fontys en Tilburg, Holanda con los maestros Marlon Titre y Johan Fostier. Ese hecho le cambió el enfoque que daba al arte. Se sintió como si hubiese ascendido al estadio más alto de su vida. Lo transportó a un mundo desconocido, a un mundo totalmente nuevo en el que ha recibido clases de maestros de la talla de David Martínez Joaquín Clerch, Iliana Matos o Leo Brower entre otros. A un lugar en el que trabaja y vive desde hace cuatro años, y desde dónde, a través de conversaciones telefónicas, me confiesa:

-La beca de Mapfre para estudios de Postgrado fue un rayo de luz caído del cielo para todos nosotros. Aún no me creo que haya sido posible. 
 
El pasado agosto viajó a Granada con su madre, Nieves Valcárcel Carmona y su tío Josito Cabrera. Y que mejor lugar para comprar una guitarra de la que se dice que su origen es árabe. Una escapada para visitar el taller del Maestro Paco Santiago, el regalo que le dejó su padre y, por supuesto su madre. Una escapada para disfrutar del paisaje del poeta García Lorca, de los rincones de luz entre los entramados de geranios, un viaje para seguir creyendo en los sueños. Toma la guitarra, realiza acordes, punteos, rasgueo y, después en silencio se abraza a ella, la hace suya y le asaltan tantos recuerdos, tantos agradecimientos.

- Al llegar a los Países Bajos, comprobé que el país ha hecho una “compra” de talentos. En la mayoría de los grandes conservatorios, los maestros/as son extranjeros, pues Holanda hace una gran inversión en cultura, concediendo sueldos dignos y flexibilidad horaria a los profesores. Les permite compaginar actividad lectiva con la de intérpretes, algo que por las leyes de competencia españolas es imposible de concebir.

Y amplia:

-En España, los programas de postgrado existen, pero son escasos, y no todos los que se imparten dan una titulación válida y una formación completa y, a veces, parecen cursos de larga duración más que Masters en sí. Además de lo excesivamente costoso con respecto a países como Alemania, Holanda o Bélgica. Por lo que nos fuerza a muchos de nosotros a continuar nuestra formación en el extranjero, lo cual es una experiencia increíble y apasionante una vez vivida, pero para muchos es algo que no nos podemos permitir.

No obstante, el futuro de un guitarrista no es fácil en una España de desconcierto y de oscilaciones ideológicas y culturales. Los guitarristas deben afinar en la elección del repertorio y en la habilidad para tocar la selección con convicción.

Y en ese camino, Alberto transmite belleza, crea una sensación de cercanía con el público. Busca alternativas fuera de su instrumento, se acerca a otro repertorio (de momento pianístico), tanto para conocerlo, como para mostrar las capacidades de su propio instrumento a la hora de interpretar obras de Chopín, Debussy o Albeniz... mediante arreglos propios o de otros guitarristas.

Y le pide al Universo sabiduria para lograr la melodía a través de cromatismos y armónicos, le pide  ejecutar su música con tal expresividad que emocione al público.Y con esa responsabilidad no deja de inspirarse en dos grandes del piano, como Kissin o Trifonov que, además de su virtuosismo, exponen una musicalidad y un fraseo que escapa a la comprensión humana.

Alberto R. Valcárcel, humano y sencillo, riguroso en su trabajo y sensible, le pide al Universo que no dé más sorpresas, con eso se conforma.

Rosario Valcárcel es escritora

 Blog-rosariovalcarcel.blogspot.com

domingo, 24 de mayo de 2020

El canario Fernando Delgado gana el Premio de Crítica Literaria en Poesía


El escritor Fernando Delgado. 

El escritor logra este galardón por "sus elaborados y poderosos versos, con un ritmo grandioso" en su libro 'La mar desnuda'

El escritor canario Fernando Delgado se ha hecho con el prestigioso Premio de la Crítica Literaria Valenciana 2020 en la modalidad de Poesía por su libro La mar desnuda. Le acompañan como galardonados los escritores Isabel Burdiel, Elisa Ferrer y los hermanos Josep Lluís y Rodolf Sirera en las modalidades de Ensayo y Crítica, Poesía, Narrativa y Literatura Dramática, respectivamente. El jurado de Poesía destacó la "notable calidad" de los siete poemarios candidatos en esta edición y recordó al poeta valenciano recientemente fallecido Alfonso López Gradolí y a todos los escritores desaparecidos a lo largo del último año.
Fernando Delgado, habitual colaborador de los diarios del grupo Prensa Ibérica, al que pertenecen LA PROVINCIA/DIARIO DE LAS PALMAS, ha sido galardonado por un libro cuya temática contiene amplias resonancias canarias.
El premio de 2020 en esta modalidad ha recaído en el conocido autor tinerfeño, aunque el jurado también ha valorado las propuestas Llegar a casa de José Iniesta y El dueño del fracaso de Ramón Bascuñana. La mar desnuda, según el jurado, representa "la madurez de un escritor muy completo y diverso a la vez, y que en este caso nos muestra toda su destreza y maestría a través de unos elaborados y poderosos versos, con un ritmo grandioso y una sonora musicalidad". "El poeta ha sabido aunar en este libro la máxima exigencia en la experimentación con el absoluto rigor y la contención expresiva", han añadido.
La entrega de los galardones se realizará, como es habitual, el último sábado de septiembre, siempre y cuando las condiciones sanitarias generadas por la Covid-19 lo permitan. Los Premios están organizados por la Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios (Clave) y son auspiciados y están patrocinados por el Ayuntamiento de Rocafort, con el apoyo de la Generalitat.
Mientras, el Premio 2020 de Literatura Dramática ha recaído en la obra de los hermanos Sirera, Dinamarca, una novela editada por Bromera en 2019.

viernes, 22 de mayo de 2020

Irene Solà galardonada con el Premio de Literatura de la Unión Europea


información del ECD,Confidencial Digital

La autora catalana Irene Solà ha sido galardonada este martes 19 de mayo con el Premio de Literatura de la Unión Europea (EUPL), que reconoce escritores emergentes de ficción de todo el continente, por la obra Canto yo y la montaña baila , que ha sido un fenómeno del boca-oreja desde que ganó el Premio Libros Anagrama 2019 , uno de los long-sellers de la literatura catalana reciente.



El premio incluye 41 países que forman parte del programa Europa Creativa : una iniciativa que pretende reforzar los sectores culturales y creativos del continente. El EUPL se lanzó en 2009 y, desde entonces, reconoció 122 autores ganadores a través de 11 ediciones. El EUPL concede cada año un ganador por país de un tercio de los países participantes. La edición de este año ha premiado 13 países: Bélgica, Bosnia y Herzegovina, Croacia, Chipre, Dinamarca, Estonia, Alemania, Kosovo, Luxemburgo, Montenegro, Macedonia del Norte, Noruega y España. El jurado del ámbito español estaba formado por: Xavier Aliaga , Antonio Ávila , Sara Sánchez , Devoto y Fernando Valls

domingo, 17 de mayo de 2020

Poemas Samir Delgado










Prólogo de Alfonso de la Torre


Del libro “Jardín seco” (Bala perdida, 2019)

Todo cuanto veo
despierto en la noche
puede estar dentro de mí
Henry Michaux

NOCHE clara en todo cuanto ver
El cangrejo patea vértices de la marisma
Ojea indiscreto hacia el afuera de la espuma
Qué piensa el espécimen cuál su centro
Cerca el primer tronco al agua una sola vez
Antiquísimo mástil vegetal de astros difuntos
Atemporal sempiterno dibujable hasta la médula
Ajeno por completo a las estaciones y los hombres


Del libro “La carta de Cambridge”
Prix International de Littérature Antonio Machado 2020


LAS sombras del mediodía
son la verdadera imagen
del absoluto de Colliure

ellas solas permanecen
a los soles anteriores a esta luz

el silencio va sostenido por un clavicordio
que también persigue sus propias sombras
la inercia pactada para el encuentro
de una resolución clarividente
de otros cuerpos del mundo

allá penetran las ascuas de luz
en su pregunta interrumpida
para la concesión de una mañana más

cuando los recovecos del silencio
también orientan hacia el último viaje

del azul del cielo con estrellas


Del libro “Los poemas perdidos de Luis Cernuda”
(Literatelia, México, 2019)

*

ESTE vaso de agua
rememora ineludible
los días de Massachusetts

la supervivencia de eras remotas
con todo su tiempo propio en el agua

con la mirada perseguir a través del cristal
algún infinito con retorno a la casa ajena

aquellas luces de interior
de los paisajes íntimos a la memoria futura

con paso acelerado doblar la esquina
y pedir cada día a glass of water

este oasis para una comunión distinta

*
LA ventana del dormitorio durante la única ausencia posible, esa incógnita de otra luz que no puede ser igual en el margen solitario de su relumbre diario. Pensar así la ventana en lo suyo propio, carente del régimen impositivo de la utilidad doméstica. Ella misma con todas las horas a la vez, sumadas en una imagen de relámpago impoluto. Tras el regreso, la misma ventana que tuvo para sí una soledad inmensa, el absoluto particular de su silencio cuya razón de ser se parece a la nobleza del desprendimiento del poema

Del libro “Pintura número 100. César Manrique in memoriam”
XXV Premio Internacional de Poesía Tomás Morales 2019

 COLLAGE SIN TITULO (NUEVA YORK)

THIS morning una gaviota cruza los aledaños del azul con rumbo a Lexington avenue
En la ciudad escuece la hora del extravío del cartón de flores apagadas por la marisma furtiva de un rascacielos henchido de penumbra y carmín
El caminante vuelve hacia el cielo la mirada con un silencio de funeral y charlestón y toda la furia del último centavo bajo este sol de la sesenta y cinco que gime púrpuras y alabastros hasta la esquina de Central Park
La isla de los volcanes aquel verano de la gran manzana en el papel irradia y palidece su nueva lejanía en éxtasis
Esta mañana el único cielo de la gaviota bajo la arena de la playa
*

EL SOL
eclipsa

los sueños
vírgenes
de la costa

toda la luz
hace suyo
un torbellino

de la arena
bajo el agua

en el tiempo
de la voz

después del eco

Samir Delgado
Samir Delgado (Islas Canarias, 1978) Poeta y crítico de arte de ascendencia libanesa y naturalizado mexicano. Licenciado en Filosofía por la Universidad de La Laguna y Maestría en Bellas Artes por la Universidad de Castilla-La Mancha. Actualmente ejerce de profesor en el Instituto de Artes Modernas de Durango (México). Participa en festivales internacionales en América Latina, Europa y Estados Unidos. Director del Festival 3 Orillas de literatura en sus diez ediciones. Es miembro del proyecto “Leyendo el turismo” junto a Acerina Cruz y David Guijosa y fundador del Tren de los Poetas. Es autor de libros como “Banana Split” (XXIV Premio Emeterio Gutiérrez Albelo), “Galaxia Westerdahl” (XV Premio Internacional de Poesía Luis Feria), “Las geografías circundantes. Tributo a Manuel Millares” editado por el Gobierno de Canarias. Recientemente publica los libros “Los poemas perdidos de Luis Cernuda” (Literatelia, 2019) y “Jardín seco” (Bala perdida, 2019) dedicado a la pintura de Fernando Zóbel y recibe los galardones del XXV Premio Internacional de Poesía Tomás Morales del Cabildo de Gran Canaria por el poemario “Pintura número 100. César Manrique in memoriam” y el Prix International de Littérature Antonio Machado 2020 de Collioure (Francia) por el libro “La carta de Cambridge”. Poemas suyos han sido traducidos a varios idiomas y publicados en revistas de poesía. Dirige el blog de autor Purpuraria