martes, 21 de mayo de 2019

MI JOCKEY, RELATO DE LUCIA BERLIN


Me gusta trabajar en Urgencias, por los menos ahí se conocen hombres. Hombres de verdad. Héroes. Bomberos y jockeys. Siempre vienen a las salas de urgencias. Las radiografías de los jinetes son alucinantes. Se rompen huesos constantemente, pero se vendan  y corren la siguiente carrera. Sus esqueletos parecen árboles, parecen brontosaurios reconstruidos. Radiografías de San Sebastián.

Suelo atenderlos yo, porque hablo español y la mayoría son mexicanos. Mi primer jockey fue Muñoz. Dios. Me paso el día desvistiendo a la gente y no es para tanto, apenas tardó unos segundos. Muñoz estaba allí tumbado, inconsciente, un dios azteca en miniatura, pero con aquella ropa tan complicada fue como ejecutar un elaborado ritual. Exasperante, porque no se acababa nunca, como cuando Mishima tarda tres páginas en quitarle el kimono a la dama. La camisa de raso morada tenía muchos botones a lo largo del hombro y en los puños que rodeaban sus finas muñecas; los pantalones estaban sujetos con intrincados lazos, nudos precolombinos. Sus botas olían a estiércol y sudor, pero eran tan blandas y delicadas como las de Cenicienta. Entretanto él dormía, un príncipe encantado.


Empezó a llamar a su madre incluso antes de despertarse. No solo me agarró de la mano, como algunos pacientes hacen, sino que se colgó de mi cuello, sollozando ¡Mamacita, mamacita! *. La única de que consintiera que el doctor Johnson lo examinara fue acunándolo en mis brazos como a un bebé. Era pequeño como un niño, pero fuerte musculoso. ¿Un hombre de ensueño? ¿Un bebé de ensueño?

El doctor Johnson me pasaba una toalla húmeda por la frente mientras yo traducía. La clavícula estaba fracturada, había al menos tres costillas rotas, probablemente una conmoción cerebral. No, dijo Muñoz. Debía correr en las carreras del siguiente día. Llévelo a Rayos X, dijo el doctor Johnson. Puesto que no quiso tumbarse en la camilla, lo llevé en brazos por el pasillo, estilo King Kong. Muñoz sollozaba, aterrorizado; sus lágrimas me mojaron el pecho.

Esperamos en la sala oscura al técnico de Rayos X. Lo tranquilicé igual que habría hecho con un caballo. Cálmate, lindo cálmate. Despacio… despacio. Se aquietó en mis brazos, resoplaba y roncaba suavemente. Acaricié su espalda tersa. Se estremeció, lustrosa como el lomo de un potro soberbio. Fue maravilloso.

Mi Jockey,  relato incluido en el libro Manual para mujeres de la limpieza, ganó el Jack London Short Prize de 1985.  

* Se mantiene la cursiva original de las expresiones y de los diálogos en español, rasgo característico de los relatos de Lucia Berlin.


Lucia Brown Berlin, escritora estadounidense,  conocida como Lucia Berlin nace en Alaska, el 12 de noviembre de 1936 y muere en Los Ángeles 12 de noviembre del 2004..

Escribió 77 cuentos cuyos temas estaban conectados con su personalidad y la propia experiencia de una vida compleja que la convirtió, según los críticos literarios, en un personaje maldito y de leyenda, con una historia sentimental atormentada, alcoholismo, serios problemas económicos que solventó limpiando casas ajenas, problemas de salud, etc. Su obra ha sido comparada con la de Hemingway y Carver. En 1991 con Homesick ganó el American Book Award, pero su trabajo quedó olvidado durante años hasta que en 2015 se publicó a título póstumo Manual para mujeres de la limpieza un libro que fue considerado por las principales revistas literarias como uno de los mejores del año.
Las mujeres de sus relatos son fuertes, inteligentes y, sobre todo, extraordinariamente reales: Ríen, lloran, aman, beben: sobreviven.

Sus historias se inspiran en sus propios recuerdos: su infancia, su adolescencia glamurosa, en Santiago de Chile, sus estancias en El Paso, Nueva York,  México o California.

Foto, tomada de las redes.

domingo, 19 de mayo de 2019

Dos poemas de Blanca Varela, poeta peruana.



Así sea

El día queda atrás,
apenas consumido y ya inútil.
Comienza la gran luz,
todas las puertas ceden ante un hombre
dormido,
el tiempo es un árbol que no cesa de crecer.

El tiempo,
la gran puerta entreabierta,
el astro que ciega.
No es con los ojos que se ve nacer
esa gota de luz que será,
que fue un día.

Canta abeja, sin prisa,
recorre el laberinto iluminado,
de fiesta.

Respira y canta.
Donde todo se termina abre las alas.
Eres el sol,
el aguijón del alba,
el mar que besa las montañas,
la claridad total,
el sueño.


El mar pliega las alas al atardecer...
VI
El mar pliega las alas al atardecer,
tú no eres sino una pálida burbuja
navegando al golpe del aliento,
un negro trino,
el sol que sale en el centro del pecho
en mitad de la calle,
un silencio en la música dura
de la ciudad sin límites.

Para atravesar ese océano,
ese golpe de luz en la siesta,
no bastaría la eternidad.

Blanca Varela Poeta peruana nacida en Lima en 1926.
Muy joven ingresó a la Universidad de San Marcos para estudiar Letras y Educación trabando amistad con importantes intelectuales de la época. En 1949 se radicó en Paris donde conoció a Octavio Paz quien fue determinante en su carrera
literaria, conectándola además al círculo de intelectuales latinoamericanos y españoles radicados en Francia.
Posteriormente vivió en Florencia y Washington donde se dedicó a hacer traducciones y eventuales trabajos periodísticos.
En 1959 publicó su primer libro, «Ese puerto existe», en 1963 «Luz de día» y en 1971 «Valses y otras confesiones».
Más tarde, en 1978, realizó la primera recopilación fundamental de su escritura en «Canto villano». Finalmente apareció
su antología de 1949 a 1998 con el título «Como Dios en la nada».
Obtuvo el Premio Octavio Paz de Poesía y Ensayo en el año 2001,  el Premio Ciudad de Granada 2006 y los premios 
García Lorca y  Reina Sofía de Poesía Iberoamericana
 en 2007.
Falleció en la ciudad de Lima en marzo de 2009 

viernes, 10 de mayo de 2019

Dos poemas, Alba Sabina Pérez y Covadonga García Fierro


Solomon

Cuando oigo vibrar el centelleo de las campanas vacías me doy cuenta
De que sueltan lastre todos los Dioses-Humanos
Creados con la máquina de hacer miserias
Y nadie sabe contar bien lo que tenemos entre
Manos:
                Un asalto
                Dos asaltos 



                Tres asaltos
Dame ahora el cuerpo de la Virgen María
Para cortarla y hacerme una sábana
Con la que limpiar el color de mi piel
Apoyar mi cráneo sobre almohadas nocturnas,
Mullidas y límpidas. Puestas allí por mis padres:
Cuento los dedos de todas sus manos
Por las águilas que sobrevuelan
                Mi rezagada inteligencia
                Mi sobresalto cuando hablas
Mis velas encendidas por las palomas negras.
Napoleón escondía su mano para que no viésemos
                Un muñón ensangrentado.
Así de vibrante es el centelleo de las campanas vacías.  
Poema del libro Personne del libro Alba Sabina Pérez,

Alba es comunicadora, escritora, traductora. Licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid y autora de libros: Algo que contar (MR Ediciones, 2008), el libro de relatos ¿quién cuidará de mis guardianes? (Ediciones Idea, 2013) la novela Silence (Neys Books Ediciones, 2014), entre otros.
En el 2018 fue galardonada con su el Premio de poesía Pedro García Cabrera con su poemario Zonas de incertidumbre.


La respuesta

HOY HE despertado
con aquella zozobra
en el pecho, tan antigua.
He querido salir corriendo
Y llegar hasta tus brazos.
Yo sé que guardas bajo llave
las respuestas de siempre
para evitar que te hiera mi amor,
tantas veces derrotado.

Pero irremediablemente sueño
con hacerte viejas preguntas
y regresar al punto donde,
equivocada,
decidí emprender otro camino.

Yo quisiera volver atrás
Y entregar mi cuerpo a tus canciones.
Genética del Llanto, Genética del Pianto, Covadonga García Fierro


Nacida en Oviedo, vive en Tenerife. Graduada en Lengua y Literatura, máster en Teoría e Historia del Arte y Gestión Cultural. Ha recibido los premios de poesía Dulce María Loynaz (2013), Yolanda Sáenz de Tejada (2014) y Bohemia Pulido Salazar (2015). También obtuvo el premio de investigación histórica Antonio Rumeu de Armas (2016). Actualmente realiza una tesis doctoral de la figura de Pino Ojeda y colabora con la revista Fogal en la modalidad de ensayo. Es autora del libro de poemas Almario (Ediciones La Palma, Madrid, 2015). Y Genética del Llanto, Genética del Pianto (Ediciones La Palma, Madrid, 2019).  Actualmente es correctora en el Parlamento de Canarias.

Foto. 9 de mayo 2019 en la librería Canaima, Las Palmas de G.Canaria. Presentación de los libros de Alba Sabina Personne y Covadonga García Fierro Genética del Llanto, Genética del Pianto. Grupo: de izqda a dcha, Acerina Cruz, Rosario Valcárcel, Berbel, Yubi Cisneros.  

lunes, 6 de mayo de 2019

Desnuda junto al mar, Beatriz Giovanna Ramírez


La niña ordena por afectos
                       sus recuerdos,  Beatriz Giovanna 

            En un mundo que padecemos terrorismo, injusticia, pobreza, volcanes en erupción, el cáncer y un sinfín de virus y enfermedades nuevas que nos atacan cada día, parece que esto de crear poesía es algo casi enternecedor y más si es poesía erótica y escrita por mujeres.

            Sí, porque a pesar de los pesares las mujeres no sé si es por avivar el fuego o porque hoy sepamos con entera certeza que los dioses nos han desposeído de los tabúes y de la imposibilidad de ser grandes o porque la mujer hoy es más culta y más decidida y escribe con la cabeza fría y los cinco sentidos puestos en su trabajo. Lo cierto es que hoy la literatura y el pensamiento femenino han tomado conciencia y abordan el erotismo alejándose de las vulgaridades cotidianas. Los afrontan en todas las expresiones del arte con una sutil delicadeza.


            Pero incluso en tiempos pasados, cuando la poesía erótica escrita por mujeres era una actividad marginada, ellas supieron olvidar que el erotismo y el pecado se confunden. Se sintieron revolucionarias, y les gustó escribir sobre aquello que estaba prohibido hablar sobre el amor pasional, sobre un recuerdo. O sobre los orgasmos soñados o vividos, o quizás porque la reflexión sobre el recuerdo era como decía Proust una forma de recuperar –el tiempo perdido.

            Así grandes escritoras como Anais Nin Alfonsina Storni, Silvana Ocampo o Almudena Grandes entre otras han perturbado las ensoñaciones de muchos para acentuar el hálito transformador de su creatividad y han tocado con acierto el registro erótico.

Pero hoy de quien quiero hablarles es de una feminista, activista social y política. Licenciada en Lingüística y Literatura y en Teoría Literaria y literatura aplicada por la Universidad complutense de Madrid y Máster en Investigación estudios de género, feminismo y ciudadanía, entre otros pero sobre todo una amiga- poeta colombiana llamada Beatriz Giovanna Ramírez, y de un poemario titulado “Desnuda junto al mar”.

 Un libro donde vuela a ras de piel lo amoroso. Se descubre a sí misma a través de la pasión con unos poemas de temas íntimos, tal es el caso del primer poema que abre este libro titulado “El mar de tu nombre” en la que se adentra en la luz azul como vacío, como simbolismo vital, como un imaginario para junto a su amado enredarse en su piel, fundirse en los sonidos en espiral. Revelar sus sentimientos.

Pronuncio tu nombre y se emocionan las olas.
En tus ojos, brillan las esmeraldas de Simbad,
arden todos los mares y los barcos,
vuelan en La isla del tesoro las doradas águilas.
En tus ojos, dulce hombre de mis días,
lagos como espejos…




Pero el encuentro entre los cuerpos es para la poeta algo inocente, casi infantil, casi un rubor, y para ello utiliza una rememoración lírica, una poesía que busca más allá del alma del sexo quizás para imprimirle un carácter lúdico, una forma estética o para producir un determinado efecto al esencial erótico. Experimenta el desbordamiento de la memoria, lo desgrana, se adentra en su mundo, revolotea en los cuentos de la niñez  y con los personajes elabora la gestualidad. Le otorga al poema una profundidad sonora.

En tus ojos recreo mi ilusión. Encaje 
de mis huesos, nárrame un cuento con las zetas,
que quiero escuchar tu voz en mi oído;
Scheherezade te escuchará tan atenta
que de amor dormirá en nuestro 
nido. Esta noche el fuego recorre nuestras venas.
Esta noche será la de los cuentos prometidos…

Aporta también una poesía enamorada, de deseos y de la necesidad de gozar. Una poesía de recuerdos en donde convive la tradición popular de los ficciones y la habitual, donde sin que nos demos cuenta margullamos en el mar que se oscurece en la fiesta sagrada, y sentimos su sonoridad tan cercana que parece que podemos tocarla, que flota en ese lugar donde emergen los placeres del deseo.

Si digo orgasmo ¿tendré uno?
Hay un cielo lleno de estrellas
y una estrella que titila de emoción
en el centro, justo en el centro…

Beatriz Giovanna ha sido traducida al inglés, catalán, rumano, portugués, alemán y búlgaro.
Una poeta que sabe hilvanar con una voz espontánea y fantasiosa los temas del amor y los apetitos con una sensualidad cándida. Sabe englobar en la naturaleza, en las pasiones que cimienta nuestra vida y lo hace con una emoción tal que hace que la poesía sea creíble.


Por eso invito al lector a leer “Desnuda junto al mar” a bañarnos todos en el aire suave y tibio del verdadero misterio de las pasiones, de la confesión que, asalta en sus escondites más secretos, en un sin fin de imágenes y ritmos lúdicos, a renacer y a morir. A descubrir y disfrutar de la poesía de Beatriz Giovanna Ramírez.

Las Palmas de Gran Canaria a 8 de abril 2019

Blog-rosariovalcarcel.blogspot.com

jueves, 2 de mayo de 2019

poeta italiana -cubana, Alba de Céspedes Bertini (1911-1997)

Mamá quisiera hablarte
como te hablo desde lejos.
Te quiero, bien lo sabes,
aun cuando no regrese
ya nunca más a casa.
Mamá, perdóname
por no haberme casado
con el joven del cuarto piso
que tenía asegurado un buen futuro
en la Oficina Comunal de Impuestos.
Perdóname por el traje de novia
que no podrás
comprarme.No soy aquella
que soñaste,
pero mucho menos
aquella por quien lloras.

Soy una hija
como tantas otras:
una desconocida
que se te parece
y lleva una vida
que no te agrada.
Aunque nació en Italia, ella se sentía más de Cuba que de cualquier lugar. Su estadía estaba entre Cuba e Italia. Incursionó en la novela, el periodismo, el cine, la televisión y la poesía. Fundadora de la Revista Mercurio en 1944, la mayoría de su obra está escrita en Italiano. Fue amiga de Italo Calvino y en conjunto fundan lo que hoy se conoce como la “Asociación de Amistad Italia-Cuba”.

viernes, 26 de abril de 2019

Elsa Vega, “Reales y maravillosos” y la banda de rock Extática


En la casa había fiesta mensual, coros de impacientes voces infantiles, junto a papá y mamá, deseosos de escuchar los mensajes de la abuela canaria…
Consejos, noticias de la familia que crecía, nostalgia por el hijo ausente y por los nietos…

Con este relato, a modo de introducción, comienza Elsa Vega  Las lágrimas de papá, que al leerlo pensé en la incomunicación, el amor, lo inefable del destino, en la magua… Esa magua del isleño, esa melancolía del aislamiento, del tiempo que no es inmortal. Y pensé ¿se escribe para defender la soledad?




En Reales y maravillosos nos encontramos unas treinta historias bastante heterogéneas, sin hilo manifiesto entre ellos, algunos de menos de una página y otros de un par de páginas. Construidos con el conocimiento del alma, con el acento meloso, y el porcentaje de sangre isleño que lleva Elsa, con las costumbres que son muy parecidas entre las dos orillas atlánticas, con la lengua española que es una sola. Conocimientos que nuestra autora utiliza para la anécdota narrativa, para empezar a contar. Y al preguntarle dónde fueron escritos se detiene un momento, como si hiciera un recuento y me dice:

-El proceso de darles vida a -Reales y maravillosos- en un soporte se inició en La Habana en 1994 y, concluyó en Gran Canaria hace unos cinco años.

Los relatos y los dos cuentos no solo son dispares porque transcurran en mundos distintos o parecidos, lo son, sobre todo, porque parten de propósitos diferentes y, es por eso por lo que la autora los divide en cinco apartados entrelazados entre sí, con un nexo de unión que son sueños imaginarios de su vida, invenciones. Narraciones a las que recurre quizás para hacer más soportable la existencia.

En el primer apartado, titulado animales, Elsa aprovecha para hablar de las moscas ante los preparativos de una taza de café, de alacranes o de hormigas. Cuentos de animales dulcificados, y otros que pueden parecer más realistas como el titulado, Santa, un relato que la prologuista del libro María Teresa de Vega, lo define como de una crueldad inconcebible que tiene su punto de partida en el racismo tan vivo en Cuba antes de la revolución. Otros tienen una dimensión más simbólica como el relato Solo un perro.

Los hay diferentes, como las narraciones que se construyeron bajo el apartado de Esotéricos, en la que los argumentos actúan como fuerzas expertas de filtros y hechizos amorosos, santeras, brujerías o reencarnaciones, poderes sobrenaturales muy extendidos en cruces culturales procedentes de Asia, África y América. Ese camino de ida y vuelta entre Cuba y Canarias y la impregnación de los mitos y las supersticiones que sigue viva, como podemos leer en el relato El mal de ojo. Una creencia consciente y verbalizada desde los textos clásicos de la Antigüedad.

En el tercer apartado, titulado onírico, el discurso lingüístico se convierte en protagonista. Son historias que nos muestran lo insólito y, a veces, una realidad imaginaria. Un mundo aparte, opuesto a la realidad. Un mundo en que lo oculto se hace visible, un mundo que funciona como salida, como descanso, como catarsis. Más allá del tema, en todos los casos, son universos en que se conectan lo real o irreal, lo real y onírico. Con rasgos del realismo mágico de la literatura hispanoamericana.

…Aquellos que buscaban en el teléfono alivio a su tedio comenzaron a disfrutar frecuentes emociones fuertes: escuchaban, indistintamente, espeluznantes aullidos de lobos, lastimosos quejidos y llantos masculinos, ruidos de cadenas que se arrastran sobre un metal, extrañas explosiones y otras muchas ocurrencias…fragmento del Cagüeiro.

Quiero destacar la nota de humor, la forma de caricaturizar a algunos personajes como en el relato Oiga, compañero, del apartado temas varios, así como la ausencia del barroquismo del lenguaje. Se trata de una escritura directa y sencilla. Prescinde de audaces metáforas, retóricas y adornos. Reales y maravillosos son un conjunto de cuentos con una interesante huella personal, cercana a las inquietudes de dos archipiélagos y una generación, la suya, en los que Elsa Vega se basa en líneas que son fundamentales: identidad, memoria, mestizaje y migración.




Elsa Vega nace en Holguín, Cuba y, en sus relatos mezcla personajes, olores, animales, diálogos vivencias y hasta sabores de los dos lados del Atlántico. Posee Máster en Educación, es Graduada en Economía Doméstica, profesora de español y francés y ahora Catedrática jubilada. Su obra literaria abarca diversos géneros. Ha ganado varios premios en la modalidad de ensayo, investigación…Y me añade en una conversación que tuvimos:

- Soy estudiosa del pensamiento del héroe nacional de Cuba, José Martí Pérez, nacido en La Habana. Un escritor que se estudia en las Universidades como importante ejemplo de fruto creativo. Yo he añadido el segundo apellido porque no podemos olvidar su patrimonio genético: hijo de valenciano y tinerfeño.

Y más allá de todo eso, Elsa Vega celebra en su obra una vida vivida con conciencia plena. Celebra un tiempo asumido en las vivencias de esa complejidad.

Muchas felicidades a los/as editoras Begingbook y AOC, 2019 por hacer posible el libro Reales y maravillosos al que deseo un largo, largo recorrido.

Intervinieron en el acto Albertine Orleans como Presidenta de AOC, el poeta Julio Pérez Tejera leyó uno de los relatos y Rosario Valcárcel hizo la presentación del libro. 

Reales y maravillosos se presentó en la Orden del Cachorro en la zona de Vegueta, Las Palmas de Gran Canaria y, estuvo arropada por el cónsul de Cuba Ulises Barquín así como por un pequeño grupo de amigos. 




Un acto en que tuvimos la suerte de escuchar a dos músicos de estilo rock. Ramón Betancor, vocalista y compositor, y el guitarrista Nau López. Ellos forman parte de la banda Extática, compuesto por cinco músicos. Extática (2016), es una banda canaria que ya empieza a sonar con fuerza. Se les escucha desde hace un tiempo en distintas radios y ya han colocado varios singles en los primeros puestos de la lista de Click and Roll Música y Redes de los 40 Principales. En 2018, su tema Hoy y Siempre fue nominado a Mejor Canción del Año de los Premios de la Música.  

Extática una banda vital, apasionada que nos conduce a la euforia, al éxtasis.

Las Palmas de Gran Canaria, 24 de abril, 2019

lunes, 22 de abril de 2019

Ana Montesinos Afonso, Mujer destacada, 2019 Los LLanos de Aridane. La Palma


La primera vez que hablé con Ana María Montesinos, dialogamos sobre lo cotidiano, el presente y el pasado, las hazañas de su profesión, sobre su vida. Y me sorprendió su voz  dulce y serena, la ternura con la que me relataba hechos alegres y dolorosos.

Y me enteré, que por esas cosas del destino, del destino caprichoso, que Ana María nació en la calle de Herradores en San Cristóbal de La Laguna, Tenerife. Sus padres se habían traslado allí porque aquel verano él cumplía con La Milicia Universitaria en dicha isla.


Eran los tiempos en que The Beatles alcanzaban, por primera vez, el puesto número uno en las listas discográficas de Estados Unidos, los tiempos de la terrible guerra del Vietnam, del giro de la revolución sexual, de las protestas de los hippies, la lucha contra la discriminación racial y las manifestaciones literarias escritas por mujeres. La década en que la sexualidad se separa de la mera reproducción y se ensalza el placer y el erotismo. La liberación femenina y la desaparición de las prácticas conyugales con la luz apagada y la actitud pasiva de la esposa. La década en que podemos, ir a la universidad y comenzar a decidir nuestro destino.

Nació por tanto, en un tiempo de muchos cambios universales. Y Ana María, tenía una importante labor que desarrollar, eso que algunos dicen que tenía un destino reservado. Él de ella, era la defensa de los derechos y la igualdad de las mujeres. De hecho, trabaja como jurista adscrita a la asistencia gratuita en área de penal, vinculada a la asistencia a mujeres víctimas de violencia de género del Colegio de Abogados de Santa Cruz de La Palma, desde su constitución.

Es la mayor de cuatro hermanos la bautizaron con el nombre de su madre, Ana María, una mujer nacida en Gran Canaria, cariñosa discreta, con una consideración extraordinaria hacia los sentimientos de todo el mundo.

Bordaba, pintaba con pulcritud el paisaje de la isla de La Palma y fue secretaria del Ayuntamiento de Los LLanos durante más de  25 años.  ¿Y quién no recuerda a don Antonio Montesinos, su padre? Aquel profesor entrañable del Colegio Nazaret o de la Academia de Pepe Lavers, que había nacido en Barcelona y pasó su infancia y adolescencia en Tenerife, aquel docente que le enseñó a la mitad de la isla de La Palma Física y Química, que contaba anécdotas y sueños prometedores y animaba las excursiones de sus alumnos tocando la guitarra. Un padre con la habilidad de lograr que su hija, desde muy joven, se sintiera importante en su trabajo.

Ana, pasó una infancia feliz jugando en la acera ancha de entonces, enfrente del Pay Pay, y me contó: -Un día vi que unos chicos se burlaron de una niña, entonces, sin pensar nada, corrí hacia ellos, le agarré a uno de un brazo y al otro lo empujé, mientras agitaba las manos frenéticamente. En aquel momento yo tendría unos seis años, no lo recuerdo bien, -pero sí sé qué no soportaba las injusticias y añadió -ese fue mi primer día de gloria.

Realizó sus estudios básicos y de bachiller en Los Llanos antes de regresar a su municipio natal para licenciarse en Derecho por la Universidad de La Laguna. Y hoy, por sus méritos, Ana María se ha convertido en aridanense de adopción.

Se casó con Pedro Miguel, en San Antonio del Monte Garafía y recuerda la boda junto con el nacimiento de su hijo como los acontecimientos más felices de su vida. Después me confesó sonriéndome:

-¡Era más joven que yo! Un hombre entusiasta con cuanto le rodeaba: seres y cosas. Me enseñó a amar el paisaje de La Palma. Juntos y cogidos de la mano transitamos el cuerpo de la tierra. Y éramos tan felices que, encontrábamos tréboles de cuatro hojas, el lugar donde el mar y el cielo se unen, los refugios en los que la naturaleza de nuestra isla palmera, parece rivalizar con el hombre en quimeras y sutilezas nunca visto.

Para ella nadie la podía amar como Pedro Miguel. Pero, hace unos cuatro años, la muerte siempre está al acecho irrumpe en el sueño de Ana y el rostro de su marido se eleva hacia los cielos, fundiéndose en el gozo de la lluvia y el mar de nubes. 

Y Ana, que ya había perdido también a su madre, vuelve a pasar por el pesar la angustia y la pérdida. Pero es una mujer fuerte que, aunque no espera sueños desmesurados, disfruta de las sensaciones placenteras y de las alegrías mínimas y, sobre todo no permite que el mundo se caiga en pedazos.

En sus ratos libres, le gusta leer sobre feminismo, igualdad, gestión de emociones, crecimiento personal. Pero cuando llegan las vacaciones sueña con  otros mundos, y se deja subyugar por la novela histórica. Quizás se permite el placer de imaginarse en la Antigua Grecia, tributando a dioses paganos o quizás quiere vivir esas emociones de rabia, guerra, fe, muerte. Curiosear las intrigas políticas y filosóficas de la Edad Media.

Por los años 90 fundó junto a otras mujeres la Asocaciación Viola Palmensis, con el firme objetivo de luchar contra la violencia de género que va más allá del terrorismo machista. Una violencia que existe desde hace más de tres mil años, desde aquella época en que la mujer amaba de una forma servil, como objeto de placer, sometida, explotada, hacinada en la sombra y jurídicamente atada a su marido, considerada como patrimonio del varón o animal de carga.

Una violencia que aún hoy se sigue manifestando en la literatura, el cine, la letra de las canciones, los dibujos animados, los chistes. Incluso desde la Biblia porque creo que sería más equilibrado que la narración bíblica dijera: Al sexto día, Dios creó a Eva y desde su vientre surgió Adán. Una violencia que se manifiesta silenciando la esfera creativa femenina con el discurso del “ciberodio”: ataques homofóbicos hacia personas o grupos LGBTI, la discriminación laboral, la prostitución forzada…

Y aunque sabemos que España ha avanzado mucho en cuanto a la toma de conciencia de la sociedad sobre esta lacerante cuestión y que las estadísticas dicen que es el país de menor violencia de género en Europa, muy por detrás de Finlandia, Dinamarca, Francia o Suecia, incluso afirman que es el tercero con menos asesinatos por 100.000 habitantes.

A nosotros no nos consuelan estos datos, mientras, las denuncias de víctimas ascienden, mientras haya una sola mujer sin visibilizar, apuñalada, atropellada, quemada vida, descuartizada, lanzada al vacío, violentada psíquicamente. Mientras siga existiendo la ablación del clítoris, las bodas y los trabajos infantiles, el acoso escolar, el tráfico de órganos.

Pero hoy celebramos el empoderamiento de las mujeres y el fomento de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. Porque merecemos ser amadas y amados. Celebramos que no debemos permitir que nos minen nuestra autoestima, celebramos que somos capaces de proteger nuestros sentimientos y necesidades, que debemos poner límites a los demás.

Celebramos como decía el poeta egipcio Constantino Cavafis: que si hombres y mujeres logramos aceptarnos y querernos como somos, además de ser libres, podremos ser nosotros mismos.

Celebramos que sobre el escenario lucían placas, flores y una preciosa escultura creada por Pedro Ferreiro, el galardón que reconoce la trayectoria de la Mujer Destacada, 2019, del Municipio de los Llanos de Aridane. Una alegoría del feminismo. Una Venus que representa la unión de todas las mujeres que luchan por la participación igualitaria en una sociedad de hombres y mujeres.

Gracias Ana por tu extraordinario talento, por tu labor en la defensa de las mujeres, la mejora de las condiciones sociales, por tu constante reivindicación pública sobre nuestros derechos, al margen de las aguas turbias y las luces sobre fondos negros.

12 de abril en  Los LLanos de Aridane, La Palma 

domingo, 14 de abril de 2019

Irma Ariola en el Real Club Náutico de Gran Canaria, Exposición pintura



El pasado 9 de abril se celebró en la sala Néstor del Náutico una exposición de pintura de Irma Ariola, así como su último libro de poemas titulado Naufraga en tu piel.



Nos hemos hecho “humanos” poco a poco, y en esa evolución ha tenido mucho que ver el concepto de sexualidad, el juego, el placer, los sentimientos, tanto que el género o las múltiples acepciones que la palabra encierra, tienen hoy un marcado carácter social, político, y hasta literario.

Desde la Antigüedad y sobre todo en Grecia y Roma se disfrutó del sexo con una actitud libre y lúdica. Así en el país helénico la homosexualidad masculina se consideraba la más alta expresión del amor y a partir de la poeta Safo de Lesbos, la sexualidad de los humanos ha sido materia para la literatura, para la pintura...

Poco a poco, la antropología, los estudios culturales y los grupos de liberación homosexual, sobre todo el movimiento feminista, han coincidido en que era necesario hacer un cambio con el tema sexual, un tema impuesto durante siglos. Así las voces de mujeres y hombres nos plantean un cambio trascendental en la comprensión del homoerotismo masculino y femenino.

En ese camino hemos tenido que esperar casi a los años noventa del pasado siglo, para que se produjera la eclosión de publicaciones de amor con temática LGTBI, para que la literatura y las artes nos muestran sin tapujos ni medias tintas el inicio del amor entre dos chicos o el sexo entre dos chicas... esa opción estética y filosófica que nadie se atrevía a decir su nombre durante mucho tiempo: Lesbianismo

Naufraga en tu piel desprende el sentimiento de la intimidad, “el lirismo del amor, su ensoñación” y sus fantasías eróticas, quizás porque sentía la necesidad de plasmar poemas inquietantes y oscuras emociones.

Bésame /y escucharás  el río / de tus aberturas / sonar entre mis cuerdas, /deslizas tus manos /en mi cofre secreto / hasta abrir la llave / del candado mágico /con la suavidad /de los dedos acoplados. /

El tema principal de “Naufraga en tu piel” es el amor, y sobre él giran los escarceos poéticos de Irma Ariola, imágenes y símbolos que pertenecen al mundo que le rodea, al ámbito de la naturaleza de la isla que habita –el mar, las olas, los astros,  la luna…- Una naturaleza que se convierte en símbolo erótico: Imagen romántica, vitalidad y cambio - que identificamos con la vida sexual humana como en el poema EBRIA:


Paseo por tu cuerpo, / lo recorro pausadamente, / salta  la ola en tu regazo, / desfallecemos  juntas en un mismo astro…

Irma Ariola bordea en “Naufraga en tu piel” el amor, el deseo y el sexo. Explora el laberinto de la pulsión sexual. La homosexualidad como celebración de la vida, o como confirmación de ella. Palpa en el cuerpo, en el goce y la alegría del homoerotismo, así podemos leer en  Trepo por tus muslos:

...Trepo por tus muslos hasta tus senos /gritas de deseos en medio del silencio, / te juro amor eterno, / te colmo de besos hasta saciar mis ansias, / desciendo hasta el valle, / recorro hasta el pozo del apetito / bebo de tu agua transparente...

La poesía de Irma Ariola va más allá del amor entre dos mujeres porque ella trenza y destrenza el amor y el sexo y nos evoca ese paraíso personal que ella sabe impregnar de luz y vida.

 Pero Irma Ariola, es también pintora, no sé si una poeta-pintora o una pintora-poeta. Una pintora que escribe quizás para reivindicar un lugar que nos rechazaba  y nos rechaza en algún momento este mundo injusto, este mundo de desasosiego que vivimos. O escribe poesía como válvula de escape para sobrevivir o para deshacerse de sus demonios. O quizás, igual que García Lorca, se siente tan llena de poesía que quiere ser todas las cosas y en el caso de nuestra poeta  abarcar registros como: Técnica Agente de Igualdad, Guía intérprete de Inglés y Alemán… 

Nos revela en sus dibujos y en sus óleos, mujeres que se aman. Mujeres que dialogan, que recrean una historia. Mujeres semejantes a diosas llenas de poder. Mujeres sutiles, inmersas en un laberinto de intensos sentimientos, construyendo una trepidante trama de amor. Mujeres jóvenes, silenciosas y secretas, sensuales con rostros de facciones afiladas que transmiten el mensaje de la ansiedad, el temblor del deseo erótico.

Siluetas con fondo blanco y alguna nota de color amarillo o rojo en una búsqueda lujuriosa. Desnudos realizados en acrílicos sobre lienzo. Cuerpos femeninos a lo largo del lienzo, con colores que aportan serenidad y calidez, donde predomina la gesticulación teatral de los personajes. Obras en la que la sensualidad queda plasmada, en la que Irma Ariola muestra un gesto de ternura y de deseo femenino.

Celebra  Irma Ariola Medina Cuevas en este nuevo libro de poemas “Naufraga en tu piel” el deseo permanente de libertad. 

En la muestra dijeron unas palabras Fernando del Castillo Morales, Yolanda Bouza, comisaría de la sala de exposiciones, el editor Anghel Morales García, la poeta Soly Medina y la escritora Rosario Valcárcel y la autora Irma Ariola.  

La exposición se podrá visitar hasta el 26 de abril de lunes a viernes de 17:00-21:00 horas y Sábados de 10:00-13:00 Horas.


Blog-rosariovalcarcel.blogspot.com





viernes, 5 de abril de 2019

SUSI ARENCIBIA, FLOTANDO HACIA EL CIELO.



Conocí a Susy Arencibia hace bastantes años, en uno de esos recorridos literarios que el cronista de Telde, Antonio María González Padrón organizaba por distintos puntos del casco de Telde entre los que se hallaban las casas natales de Montiano Placeres o Saulo Torón, entre otras. Y el cronista nos invitaba a leer algún poema.



Más tarde Susi nos atrajo a sus recitales poéticos, a programas de radio que realizaba también en Telde. Y casi sin darnos cuenta nos hicimos amigas. Amigas con las que compartimos cenas festivas-literarias en nuestra casa y, ella generosa, traía sus especialidades gastronómicas: algunas eran de origen palestino. ¡Cocinaba tan bien la fideua! Ella dominaba los pequeños placeres, hablaba, gesticulaba, dramatizaba, montaba escenas divertidas, interrumpía, contaba chistes, abrazaba a todo el que estuviera cerca. Sabía disfrutar y hacer felices a los que estuvieran a su alrededor. Así era Susi Arencibia.

Algunas veces venía con su amigo el pintor plástico Pepe León, quien tocaba la guitarra mientras los demás le acompañamos cantando y batiendo palmas. Los dos se convertían en el centro de atención. Otras veces escuchábamos música de los sesenta. Entonces ella se quitaba los zapatos, arrinconaba todos los muebles. ¡Era tan diligente! Y nos poniamos a bailar. Ella sabía hacerlo con una gracia tan grande que, la mirábamos con expectación. La verdad es que nos sobresaltaba, nos volvía loco.

Cada primer sábado de mes realizaba sus Veladas poéticas, en el Círculo Cultural de Telde en el Molino del Conde, allí reunía un grupo de amigos. Acompañaba los recitales de poesía con actividades musicales. Ahora solo recuerdo unos pocos nombres pero participaron entre otros Alberto Pereira, Nino Jiménez y quiero destacar a la cantante y guitarrista Carmen Rosa Marrero.


Susi era amiga de sus amigas, real y verdadera, integrada y sostenida por el afecto hacia los demás, tanto que hizo homenajes a algunas de ellas. Recuerdo algunos como el homenaje reconocimiento que realizó a las poetas Soli Medina y Pino Naranjo, en el Círculo Cultural de Telde o el Memorial a título póstumo al poeta Antonio Monzón Amador, escritor teldense y boxeador en los años 50.

En el 2014 presentó en el Casino de Telde un libro con un título muy sugestivo: Flotando hacia el cielo. Un poemario que según afirmó la autora es un canto a la vida, al aire, al sol, a la luna, a todo ser viviente, quizás también al inacabamiento de la vida.  

Por eso, hoy a pesar de mi tristeza por su marcha, brindo por tantos placeres y recitales poéticos- musicales que realizó mientras el cáncer, esa espantosa enfermedad se la iba llevando poco a poco. Brindo por las ilusiones compartidas, por la amistad y el cariño de cuando nos creíamos inmortales.

Las Palmas de Gran Canaria, 5 de abril del 2019

Blog-rosariovalcarcel.blogspot.com

martes, 2 de abril de 2019

Casi un mes sin Angélica Castellano, directora de la Sociedad Científica El Museo Canario.





Parece que últimamente nos toca despedir amigos, compañeros, seres que queremos pero que, sin casi darnos cuenta se deslizan, como una nebulosa, por un tobogán sin posibilidad de volver. 
Expresándose lo fortuito y el poco sentido que tiene la vida.

Una de ellas fue Angélica Castellano, más conocida por Chiqui, con la que, con motivo del Festival Hispanoamericano celebrado el pasado año en la isla de La Palma, compartimos, sentadas alrededor de una y otra mesa exquisitos alimentos, conversaciones literarias,familia, La Playa de Las Canteras, lo mucho que le gustaba el paisaje de La Palma. Su entrega y dedicación como  directora de la Sociedad Científica El Museo Canario. ¡Con qué ilusión me relataba sus proyectos! Los ciclos de visitas guiadas para adultos y también para niños acompañados de un familiar. Con este último trabajo estaba muy ilusionada.

También me contó que era una institución privada: - ¡No todo el mundo lo sabe!. -Fue importante añadió, la iniciativa del Dr. Chil, que en su testamento legó su propia vivienda para la ubicación definitiva del museo, así como otras propiedades inmobiliarias, sus valiosísimas colecciones –arqueológicas y de ciencias naturales– y los 7.500 volúmenes de su biblioteca, garantizando así el futuro de la entidad.

Hablamos por Navidad, nos felicitamos y sentí su cercanía y cordialidad. Y hace unas semanas con motivo de la presentación de los dibujos-retratos que el artista plástico Toño Cuesta presentó en el Cicca, me la encontré junto al escritor Santiago Gil, su pareja y, tuve de nuevo la oportunidad de esos gozos rápidos, de mis abrazos apretados. Incluso recuerdo que yo le prolongué mi cariño, quizás como presentimiento de un mal presagio. 

Pocos días después, nos encontrábamos de viaje y al abrir el móvil para ver las noticias me enteré de su muerte y me eché a llorar inevitablemente.




domingo, 24 de marzo de 2019

Buenos Aires, te quiero de nuevo contemplar


  A Eduardo Sanguinetti, Héctor Celano, Gloria y Vicente Battista

Después de quince horas de vuelo llegamos un domingo muy temprano a Buenos Aires. Y a pesar de que nos habían dicho que era el mes del año más cálido, nos recibió un tiempo incierto con grandes nubes blancas y grises, que afortunadamente muy pronto adquirieron una claridad diferente, nueva, excitante.



Esa sensación de frío nos animó a llegar a la Avenida de Mayo a acercarnos al Café Tortoni, a tomarnos un café calentito. Un lugar bello por sus espejos, lámparas y sus paredes revestidas de madera noble. Hay quienes aseguran que el café es casi tan importante como el petróleo en el mercado internacional y en la vida cotidiana. Lo cierto es que a mí el Tortoni me recordó el Gijón de Madrid porque en ambos se reunían delante de una taza de café Camilo José Cela, Fernando Fernán Gómez, entre otros políticos, poetas, escritores. Y en el Tortoni lo mismo, asistían personalidades como Alfonsina Storni o Jorge Luis Borges…, quizás en ambos lugares con la ilusión de cambiar el mundo.


Y nos tomamos fotos en La Casa Rosada y, ansiosa, sabiendo que es la ciudad con más librerías del universo, un total de 25 por cada 10.000 personas. Así son los argentinos con sus afirmaciones y sus estadísticas, por eso quise acercarme a unas cuantas. Y olfateamos durante varias horas el rastro de los grandes literatos. Yo le di mil vueltas a novelas, ensayo, libros de poesía. ¡Quería llevarme tantos libros!

Seguimos por la Avenida del Libertador y contemplamos el recuerdo de Evita Perón. Visitamos algún Museo, que por cierto, son gratuitos. Pero mi estado de ánimo saltó de alegría cuando conseguimos unas buenas entradas para disfrutar de la ópera maestra de Verdi, Rigoletto en el Teatro Colón. Monumento Histórico Nacional, construido entre los años 1890 -1908. Y pensé que, la amarga venganza de Rigoletto, si fuese creada hoy sería censurada porque nos presenta el mundo de la corrupción, perversión, abuso de poder, violación. Desgraciadamente todo muy actual, como es actual que el aborto sigue siendo delito en Argentina, un país tan avanzado. Estos días precisamente ha vuelto a ser rechazado la ley ILE por el Congreso.


Rigoletto fue interpretada por voces como las de Leo Nucci y Ambrogio Maestri (Rigoletto), Mariola Cantarero y Jessica Pratt (Gilda) o Ismael Jordi y Celso Albelo (Duque de Mantua). Y hubo momentos de la representación en que el recuerdo de mis padres, con los que compartí tantas representaciones operísticas y la nostalgia, se apoderaron de mí con tal fuerza que me sentí inundada por una oleada de sentimientos.

Durante la semana echamos a andar por calles y más calles siempre concurridas como la Diagonal, la calle Corrientes convertida en el paseo de la fama. Homenajean a cien figuras de las estrellas del espectáculo y la cultura. Me llevé una alegría cuando leí la estrella dedicada a Joan Manuel Serrat. Continuamos por la peatonal de Lavalle en donde los antiguos cines han sido sustituidos por templos de diferentes creencias religiosas o por la calle Florida, arteria comercial del centro porteño en donde cada paso hay un hombre o una mujer que grita constantemente entre la multitud:

-¡Cambio, cambio, cambio! Debe ser un buen negocio porque hay decenas y decenas de personas gritando la misma cantinela.

También llegamos al barrio más antiguo de la ciudad, a San Telmo la zona donde nos cuentan que se instalaron los primeros habitantes de B. A. Originalmente, fue habitado por familias aristocráticas hasta que la epidemia de fiebre amarilla de 1871 obligó a moverse hacia el norte. Destaca por sus casas centenarias, iglesias antiguas, galerías de arte, plazas y patios con aljibes que sugieren una estampa detenida en el tiempo. Y calles empedradas por las cuales circulaban los tranvías. Conservan en Buenos Aires 4.000 calles adoquinadas muchos de ellas del siglo XVIII.

Y cómo no, nos acercamos a la leyenda presente de Evita. La pérdida de una mujer a la que siguen queriendo y con la que siguen viviendo. Ella enterrada en la tumba de la familia Duarte en la Recoleta. Un cementerio repleto de impresionantes esculturas, monumentos y mausoleos de mármol o piedra, bronce o granito. ¡Qué pena que Evita no tenga un monumento para ella sola!

Visitamos la Fundación Cultural Kirchner, un espacio para artes plásticas, espectáculos musicales y exposiciones, inaugurado el 21 de mayo de 2015. Solo añadir como nota emotiva  que está ubicado en el edificio que fuera anteriormente sede del Correo Central de Correos de B.A. Creo que es el más importante en tamaño de América Latina y el tercero a nivel mundial.  Aunque yo me llevé un desencanto tal que, con la cara pegada a los colosales cristales que revisten el salón principal, sentí como si flotara en un cielo vacío, ya que curiosamente aquella mañana estaban todos los espacios cerrados. No había ninguna actividad.
 
Pero no nos desanimamos y nos encaminamos al histórico estadio la Bombonera y a Caminito, uno de los paseos más emblemáticos de la ciudad, en la que numerosos inmigrantes eligieron este sitio para establecerse, ante las posibilidades laborales que allí existían. Construían sus casas de madera y chapa, sobre pilotes, para hacer frente a las crecidas del Riachuelo y pedían los sobrantes de pinturas en los astilleros para colorear las paredes. Más tarde llegaron bohemios, pintores, escultores, músicos y cantantes.

Un barrio hermoso lleno de vida, de parejas que bailan tango para los turistas, que acentúan el desamor o la nostalgia, de aquel antaño ambiente cargado de tristeza que se respiraba en las salas públicas. Mi estado emocional saltaba de alegría y me esforcé con uno de esos “bailarines” de turno, que acechan a las viajeras despistadas y, juntos, yo di torpemente unos pasitos de tango. Al final me enseñaron una foto en la que refleja, para mi vanidad, que no lo hice tan mal como yo pensaba, jajajaja.


Y tuvimos suerte porque el día que visitamos el Delta del Tigre, soplaba una ligera brisa y el sol brillaba con una luz tan intensa que ayudaron a transportarme a un lugar donde reina una vida absolutamente inusual. Zonas residenciales con chalecitos, ocultos entre la arboleda, bañados por brazos de agua que se unen al enorme río de la Plata. El paseo en lancha terminó en el glamour de los rascacielos de Puerto Madero.

Pero nuestro viaje no hubiese sido completo sin la presencia de tres amigos escritores, de tres seres familiares, entrañables. Eduardo Sanguinetti, con el que compartimos anécdotas atrevidas, familiares, literarias, gastronómicas, amorosas y atrevidas. Él nos llevó a una pizzería, fundada en 1934 llamada el cuatito en la calle Talcauano.- Aclaración que me hizo mi amigo Maximiliano Crespo Naón y que agradezco profundamente- Es entrañable y ruidosa pero los porteños se sienten muy orgullosos. .


Con Héctor Celano, argentino poeta amigo, disfrutamos de su sonrisa que yo definiría: experta y sutil con unas jarras de cerveza, que llaman chopp en Argentina. Intercambiamos bromas e ideas mientras nos contábamos nuestras historias. Nuestro amigo ha visitado la isla recientemente y él junto a las poetas Mariló Álvarez y Rosario Valcárcel participamos en recitales poéticos en Gran Canaria.


Finalmente, y no precisamente en ese orden, compartimos con una pareja amiga, Gloria y Vicente Battista, él autor de novela negra, relatos, escritor de prestigio y premiado con el Planeta de Argentina. Nos invitaron a su casa a una excelente cena con entrantes variados, ensalada, bife de chorizo y ese buen vino del que tanto presumen los argentinos. Y hablamos del recuerdo de Las Malvinas, de Macri y de Cristina K, de que Argentina está muy mal, de lo humano y de lo divino y nos contamos historias comunes y, llegamos a la conclusión de que los afectos nacen en un momento y vuelven en un eterno retorno sobre sí.


Blog-rosariovalcarcel.blogspot.com

miércoles, 20 de marzo de 2019

La raíz y la espiral. Despedida a Martin Chirino


Por Samir Delgado

La ciudad de Cuenca tiene un don especial entre los muchos de su
identidad, permanece en el imaginario de los artistas que hicieron
vida y obra bajo su cielo. En la historia decisiva del arte español de
los últimos cincuenta años la ciudad del Júcar y del Huécar se ha
convertido en uno de los lugares de paso obligado para quienes
desean conocer de cerca aquellos espacios del patrimonio íntimo que
formaron parte de las horas cotidianas de los artistas abstractos.



















Una fragua en la calle Herrerías de Cuenca fue precisamente el lugar
que el escultor Martin Chirino hizo suyo para despertar las lumbres
de su futuro como artista de reconocida trayectoria internacional.
También algunos sitios y amistades de Nueva York fueron decisivos,
y buena parte de su imaginación creadora siempre estuvo vinculada a
las islas que le vieron nacer, una playa y unas rocas, los alisios y el
volcán. Acaba de fallecer el gran artista canario a sus 94 años de edad
recién cumplidos. Hacía tiempo que la Fundación que lleva su
nombre en Las Palmas de Gran Canaria se significó como el enclave
primordial para proseguir con la difusión de su legado artístico
diseminado por museos de todo el mundo y monumentos públicos de
ciudad españolas que acogieron de buena fe sus creaciones forjadas
en el intervalo trascendental de la era democrática.

Martín Chirino estuvo al frente de museos de arte de primera
magnitud como el actual Centro Atlántico de Arte Moderno en Gran
Canaria y el propio Círculo de Bellas Artes de Madrid en los ochenta.
Y más aún. Chirino participó presencialmente en la inauguración del
Museo de Arte Abstracto de las Casas Colgadas en 1966. Dos
esculturas suyas forman parte de la colección conquense y siempre
estuvo Chirino entre las personalidades artísticas más reconocidas
del panorama internacional que habían dibujado un puente para dos
siglos entre Castilla y Canarias.

Su padre fue trabajador de los astilleros en el Muelle de Las Palmas y
de ese contacto con el devenir de las mareas y los vientos surgió el
artista. Junto a él Millares- amigos para siempre- junto a Elvireta
Escobio y el poeta Manuel Padorno cruzaron el atlántico en 1955 para
dar nombre a uno de los viajes más importantes de la ruta insular de
la cultura hacia el continente europeo. También Alejandro Reino,
otro artista canario estuvo en la expedición. Y justamente el pasado
2018 falleció también dejando para la posteridad los detalles de esa
odisea. Martin Chirino tenía la cualidad de ser un hombre para
muchos tiempos.

La espiral soñada por sus manos se acabó
convirtiendo en símbolo institucional de las islas y en su biografía
destacan especialmente su participación en la epopeya del Grupo El
Paso y en los diferentes manifiestos que reclamaban la democracia y
la personalidad tricontinental de la historia de sus islas. De hecho la
arquitectura visual de gran parte de sus esculturas tiene una
raigambre africana. Las espirales guanches eran un vestigio
primitivo, de la pertenencia ancestral de los habitantes de las islas a
la cultura amazigh que representa a día de hoy a millones de
hablantes de la lengua bereber. Desde la kabilia argelina a Mali,
pasando por el Rif y el Atlas marroquí, sin olvidar a los tuaregs entre
muchos otros, los nómadas del desierto.

Martin Chirino poesía una visión del futuro con tinta cosmopolita y
de progreso, supo hacer del fuego y del hierro una forma de eternizar
los cuatro vientos. Y en Cuenca tuvo siempre un hogar para las
espirales del mañana. Descanse en paz

Samir Delgado, México, 2019

martes, 19 de febrero de 2019

“Homenaje offshore a Gandhi”.


Eduardo Sanguinetti, filósofo, poeta y artista argentino






“Mahatma” Gandhi, uno de los grandes líderes políticos y espirituales del mundo por liderar campañas a escala nacional para mitigar la pobreza, expandir los derechos de las mujeres, crear armonía religiosa y étnica, y eliminar las injusticias del sistema de castas… Gandhi, encarcelado por aplicar de forma suprema los principios de la desobediencia civil no violenta para liberar a la India del dominio extranjero e igualar a sus habitantes ante la ley, tarea que, iniciada en Sudáfrica, duró 22 años de protestas pacíficas, luego de las cuales Gandhi ganó el poder y el respeto de la comunidad toda, promulgando sus valores religiosos, filosóficos y especialmente políticos.
Gandhi quién fue asesinado por Nathuram Godse, un fanático ultra-derechista hindú relacionado con el gobierno, encontró en este líder un obstáculo para levantar su proyecto del alzamiento del hinduismo en perjuicio del resto de creencias y religiones. De esta manera, por defender su ideología de una sociedad igualitaria, Gandhi moriría asesinado a la edad de 78 años.
Gandhi quién por su grandeza, se le llamó, por iniciativa de Rabindranath Tagore, Mahatma: “gran espíritu”, fue homenajeado hace unos días por un ridículo gobernante ultraderechista, campeón de las finanzas y de las cuentas en paraísos fiscales, que asumió en 2015 procesado a su cargo de presidente… mitómano, ignorante, insensible, simulador… un gobernante, que en 3 años de gobierno, ha demostrado ser indiferente a la pobreza e indigencia del pueblo de su país: Argentina… un gobernante quién instalando políticas que hambrean al pueblo con ancianos jubilados en recta final de vida transitada en estado de miserabilidad extrema, con la justicia que camina de la mano del poder… gobernante que honra al referente de la renuncia y la austeridad, ironía de tiempos donde la mentira de ninguna verdad ha ocupado sitial de honor… gobernante del ajuste y el ‘tarifazo’, ha degradado la vida de millones de argentinos/as… gobernante que ha provocado con sus deliberados actos de mentir en campaña electoral, promesas jamás cumplidas… “pobreza cero” manifestaba a viva voz en campaña electoral, hoy 40% de la población vive en estado de pobreza… y así hasta terminar con el juego de simulación que ha fragmentado a una comunidad, hoy en estado de tristeza y angustia, con temor a ser reprimidos en sus denuncias, devenidas en marchas que cristalizan ya no su descontento, sino la proyección de sus existencias espectrales, sin destino vital, ante la ausencia de necesidad de un sentido que ha sido eliminado.
Responsable absoluto este gobernante y su entorno siniestro, en instalar violencia en tierra argentina, lanzando en sus balbuceantes intentos de discursos la palabra destemplada de resentimiento y de cinismo, que operan como una ceremonia de sacralización de la idea monolítica de la eliminación de ideales e ideas trascendentes, cual golpe constitutivo de discontinuidad de la vida… semejante ejemplar de la desigualdad y las finanzas” ha rendido homenaje a “Mahatma” Gandhi, símbolo de la paz y la igualdad, del renunciamiento y la austeridad, de justicia y de verdad… sin dudas el gobierno de India, asimilado a los poderes imperiales de exclusión y explotación, no ignoraba nada sobre la vida y avatares de Mauricio Macri, pero la traición al deber ser obliga, la India de hoy, no es la que Gandhi ha fundado.
El mundo libre, los defensores legítimos de los Derechos Humanos y los representantes de la Desobediencia Civil Pacífica denuncien este acto especulativo en desfavor a un referente inigualable para la humanidad toda: “Mahatma” Gandhi… o ¿se ha clausurado el sentido?… el demonismo convierte al nihilismo y el excepticismo en fe, y puede definirse como la mentira de ninguna verdad convertida en la verdad de ninguna mentira: posible inteligibilidad que no necesita recurrir al sentido, que equivaldría a una mirada y una retirada activa… Derrida lo hubiera llamado deconstrucción, y sería algo diferente al demonismo. Desde ella, la muerte del sentido no conmueve, ni conduele. Ni tampoco el florecimiento esplendoroso de cenotafios y sepelios en una auténtica primavera de la muerte eterna, versión tercer milenio, cristalizado en este acto donde un Mesías Inverso honra, deshonrando a un héroe de la humanidad toda.
Si la ley es el límite, la legitimación excede con mucho a la propia ley. Es la coartada de la ley, tema que Macri conoce en profundidad, la señal de su diferencia, su límite ilimitado, para personas como este gobernante que, curiosamente y no tanto han sido desde el inicio de sus actos financieros y especuladores, su ilimitado hacer y deshacer… si Moisés hizo una ley, no es extraño que Miguel Ángel lo representara con la majestad horrible y feroz de un demonio cornudo.
En este tiempo sin fisuras aparentes, la legitimación de los Don Nadie, en actos de representación para los medios de publicidad, son tan visibles, que se vuelven artificialmente indiscutibles e inamovibles, pues no sólo permiten sino fomentan y se alimentan del delito, en todas sus formas… actúan como corteza legitimadora de todo lo que no debe ser, siendo, proyectado lo banal y pornográfico en la cotidianeidad de rutinas de vida de los hombres y mujeres del mundo, intentando encontrar un radio de trascendencia… la coartada de un delito erigido en ley.
“Mahatma” Gandhi nos ha dejado un legado en actos de vida y en sabias palabras, asimiladas a su verdad, al márgen de la alegoría de la ficción de puestas en escena de hipócritas gobernantes… dejo inspiradas frases de Gandhi, quizás den impulso para seguir andando y desobedeciendo a los dictadorzuelos de todas las ideologías, asimiladas hoy tras el afán del lucro y la estafa: “Cuando una ley es injusta lo correcto es desobedecer”, “La violencia es el miedo a los ideales de los demás”, “Lo que se obtiene con violencia, solamente se puede mantener con violencia”.

Foto,  M. Gandhi Wikipedia