domingo, 18 de abril de 2021

Aridane, poema de Félix Duarte Pérez

 

ARIDANE

 

Júbilo, majestad, honra, progreso

en tus límites hay Valle Sagrado,

donde Dios, con su gracias, dejó impreso

un tesoro de amor inigualado.

 

En tus contornos es alivio el peso

de convertir en dicha el bien soñado.

Quién bebe en ti la dulce miel de un beso

queda por la emoción transfigurado.

 

Con actitud sacramental descuellas.

Custodian tu fervor ríos y estrellas.

Sientes la fe que salva y que redime.

 

Oyes el verbo azul del mar sonoro,

y ves sobre la hirsuta faz del Time

un camino triunfal de rosas de oro.

 

                                        Félix Duarte Pérez

 

 


 

Poema incluido en el Programa conmemorativo de la Fiesta de La Patrona de Los Llanos de Aridane, La Palma, 1964. También participaron en la misma, Domingo Acosta Pérez, Pedro Hernández, María de las Casas y Felipe Lorenzo.  

 

 

 

 

Félix Duarte Pérez nació en Breña Baja (La Palma), el 20 de noviembre de 1895. Emigró a Venezuela con dieciséis años, publicando sus primeros poemas en la prensa caraqueña. En estos primeros poemas se identifica con los poetas de la independencia americana.

En 1919 se traslada a Cuba y colabora en todas las revistas de carácter regional canario, allí fundadas, desde 1920 a 1932.  Donde funda la revista Cuba y Canarias, de la cual será su director. En 1923 colabora en la fundación del Liceo Canario de Cuba, siendo elegido presidente de la sección de Literatura. En 1938 envió a la Revista Cúspide  cuatro sonetos que forman parte de "El poema del año".

En 1930 regresa a Canarias y colabora escribiendo artículos en el periódico La Tarde  y en las revista Mensaje y Hespérides. En 1945  obtiene en los Juegos Florales de Santa Cruz de La Palma el primer premio por el relato Tanausú.

Recibe numerosos premios tanto en La Habana como en la isla de La Palma. Lo nombran Hijo Predilecto de su pueblo natal, por acuerdo unánime de la Corporación Municipal, y Solemne entrega del Título el 9 de Octubre de 1955, entre otras muchos homenajes y distinciones.

En 1960  publica el carro alegórico Amor eterno y en 1965 Poemas del Atlántico.

En 1985 muere a los noventa años en Santa Cruz de La Palma.


Foto, Félix Duarte Pérez

información, Programa Fiesta de La Patrona 1964, bienmesabe.org

viernes, 9 de abril de 2021

Dante Alighieri, más de setecientos años después.


 DIVINA COMEDIA - PARAÍSO (CANTO 1)



La gloria de quien mueve todo el mundo
el universo llena, y resplandece
en unas partes más y en otras menos.

En el cielo que más su luz recibe
estuve, y vi unas cosas que no puede
ni sabe repetir quien de allí baja;

porque mientras se acerca a su deseo,
nuestro intelecto tanto profundiza,
que no puede seguirle la memoria.

En verdad cuanto yo del santo reino
atesorar he podido en mi mente
será materia ahora de mi canto.

¡Oh buen Apolo, en la última tarea
hazme de tu poder vaso tan lleno,
como exiges al dar tu amado lauro!

Una cima hasta ahora del Parnaso
me fue bastante; pero ya de ambas
ha menester la carrera que falta.

Entra en mi pecho, y habla por mi boca
igual que cuando a Marsias de la vaina
de sus miembros aún vivos arrancaste.

¡Oh divina virtud!, si me ayudaras
tanto que las imágenes del cielo
en mi mente grabadas manifieste,

me verás junto al árbol que prefieres
llegar, y coronarme con las hojas
que merecer me harán tú y mi argumento.

Tan raras veces, padre, eso se logra,
triunfando como césar o poeta,
culpa y vergüenza del querer humano,

que debiera ser causa de alegría
en el délfico dios feliz la fronda
penea, cuando alguno a aquélla aspira.

Gran llama enciende una chispa pequeña:
quizá después de mí con voz más digna
se ruegue a fin que Cirra le responda.

La lámpara del mundo a los mortales
por muchos huecos viene; pero de ése
que con tres cruces une cuatro círculos,

con mejor curso y con mejor estrella
sale a la par, y la mundana cera
sella y calienta más al modo suyo.

Allí mañana y noche aquí había hecho
tal hueco, y casi todo allí era blanco
el hemisferio aquel, y el otro negro,

cuando Beatriz hacia el costado izquierdo
vi que volvía y que hacia el sol miraba:
nunca con tal fijeza lo hizo un águila.

Y así como un segundo rayo suele
del primero salir volviendo arriba,
cual peregrino que tomar desea,

este acto suyo, infuso por los ojos
en mi imaginación, produjo el mío,
y miré fijo al sol cual nunca hacemos.

Allí están permitidas muchas cosas
que no lo son aquí, pues ese sitio
para la especie humana fue creado.

Mucho no lo aguanté, mas no tan poco
que alrededor no viera sus destellos,
cual un hierro candente el fuego deja;

y de súbito fue como si un día
se juntara a otro día, y Quien lo puede
con otro sol el cielo engalanara.

En las eternas ruedas por completo
fija estaba Beatriz: y yo mis ojos
fijaba en ella, lejos de la altura.

Por dentro me volví, al mirarla, como
Glauco al probar la hierba que consorte
en el mar de los otros dioses le hizo.

Trashumanarse referir per verba
no se puede; así pues baste este ejemplo
a quien tal experiencia dé la gracia.

Si estaba sólo con lo que primero
de mí creaste, amor que el cielo riges,
lo sabes tú, pues con tu luz me alzaste.

Cuando la rueda que tú haces eterna
al desearte, mi atención llamó
con el canto que afinas y repartes,

tanta parte del cielo vi encenderse
por la llama del sol, que lluvia o río
nunca hicieron un lago tan extenso.

La novedad del son y el gran destello
de su causa, un anhelo me inflamaron
nunca sentido tan agudamente.

Y entonces ella, al verme cual yo mismo,
para aquietarme el ánimo turbado,
sin que yo preguntase, abrió la boca,

y comenzó: «Tú mismo te entorpeces
con una falsa idea, y no comprendes
lo que podrías ver si la desechas.

Ya no estás en la tierra, como piensas;
mas un rayo que cae desde su altura
no corre como tú volviendo a ella.»

Si fui de aquella duda desvestido,
con sus breves palabras sonrientes,
envuelto me encontré por una nueva,

y dije: «Ya contento requïevi
de un asombro tan grande; mas me asombro
cómo estos leves cuerpos atravieso.»

Y ella, tras suspirar piadosamente,
me dirigió la vista con el gesto
que a un hijo enfermo dirige su madre,

y dijo: «Existe un orden entre todas
las cosas, y esto es causa de que sea
a Dios el universo semejante.

Aquí las nobles almas ven la huella
del eterno saber, y éste es la meta
a la cual esa norma se dispone.

Al orden que te he dicho tiende toda
naturaleza, de diversos modos,
de su principio más o menos cerca;

y a puertos diferentes se dirigen
por el gran mar del ser, y a cada una
les fue dado un instinto que las guía.

Éste conduce al fuego hacia la luna;
y mueve los mortales corazones;
y ata en una las partes de la tierra;

y no sólo a los seres que carecen
de razón lanza flechas este arco,
también a aquellas que quieren y piensan.

La Providencia, que ha dispuesto todo,
con su luz pone en calma siempre al cielo,
en el cual gira aquel que va más raudo;

ahora hacia allí, como a un sitio ordenado,
nos lleva la virtud de aquella cuerda
que en feliz blanco su disparo clava.

Cierto es que, cual la forma no se pliega
a menudo a la idea del artista,
pues la materia es sorda a responderle,

así de este camino se separa
a veces la criatura, porque puede
torcer, así impulsada, hacia otra parte;

y cual fuego que cae desde una nube,
así el primer impulso, que desvían
falsos placeres, la abate por tierra.

Más no debe admirarte, si bien juzgo,
tu subida, que un río que bajara
de la cumbre del monte a la llanura.

Asombroso sería en ti si, a salvo
de impedimento, abajo te sentaras,
como en el fuego el aquietarse en tierra.»
Volvió su rostro entonces hacia el cielo.
 Dante Alighieri

La Divina Comedia una de las cumbres de la literatura universal, dividida en tres cantos (el Infierno, el Purgatorio y el Paraíso)  está escrita en tercetos y se resume en ella toda la cosmología medieval mediante la presentación del recorrido del alma de Dante, guiada primero por Virgilio y más adelante por Beatriz, en la expiación de sus pecados.

Foto Dante Alighieri tomada del pais.com


martes, 6 de abril de 2021

La Palma da la vuelta al Mundo como escenario de ZARA

 Escrito por el periódico El time.es

El Grupo Inditex ha elegido la isla de La Palma para enmarcar el escenario de la nueva campaña de la línea masculina de ZARA, una de sus marcas más potentes con una gran expansión mundial. Solo ZARA cuenta con más de Dos Mil tiendas repartidas en casi un centenar de países.

El bosque de los Tilos y los volcanes de Fuencaliente han sido algunas de las localizaciones elegidas para este rodaje de la campaña publicitaria, tal y como apreciarse en la imagen que abre esta información. La Palma Film Commission, de la empresa pública Sodepal, asesoró en materia de permisos de rodaje y búsqueda de localizaciones. Además, se contó con varias empresas locales para la realización de servicios correspondientes durante el proceso de captación de imágenes en la Isla.

No es la primera vez que una gran marca comercial se fija en la Isla Bonita para plasmar su idea de marketing. Ya en 2017, Adidas Women presentó su spot internacional filmado entre los arcos del puerto de Tazacorte que dio la vuelta al mundo en las tiendas de la marca.

Previamente, en 2015, la prestigiosa marca de vehículos Jaguar rodó en el Roque de Los Muchachos (La Palma) parte del spot publicitario del nuevo Jaguar XJ. El Rodaje incluyó una imagen del prestigioso científico Stephen Hawking en la cúpula del Gran Telescopio Canarias, GTC, desde donde observa el universo.

Anuncio de impacto mundial

El impacto de la marca ZARA es inigualable en la actualidad. Inditex, nacida en 1975, es hoy la compañía textil más grande del mundo. Amancio Ortega abrió su primera tienda en el centro de A Coruña y hoy la compañía controla 7.500 puntos de venta en 93 mercados.

La internacionalización del grupo arrancó en 1988, con una tienda en Oporto, Portugal. En 1989 ya cruzó el charco, y abrió su primer comercio en Nueva York. España sigue siendo su mayor plaza, con 1.787 tiendas. Le sigue China, con 620 tiendas, tras pasar en 2016 por primera vez la barrera de las 600 locales. Y Rusia, que pasa la barrera de las 500 tiendas, y termina el ejercicio con 541.

El anuncio, al igual que ocurriera con las marcas anteriores, recorrerá el mundo y quizás muchos se pregunten ¿dónde se encuentra ese paisaje?

Puede acceder aqui a la web de Zara para ver la nueva campaña publicitaria de su linea masculina:

https://www.zara.com/es/es/hombre-nuevo-l711.html?v1=1717453

 

 

domingo, 28 de marzo de 2021

Semana Santa en época de pandemia

 Cuando Jesús entró en Jerusalén, toda la ciudad se alborotó y preguntaban: ¿Quién es éste? Y la muchedumbre respondía: Este es el profeta Jesús, de Nazaret de Galilea.

 

   


         A medida que el tiempo pasa, me doy cuenta de que el mundo ha cambiado totalmente y, que por supuesto, ha cambiado nuestras vidas, nuestras formas de enfrentarnos a cualquier acontecimiento.

        Por eso, al llegar la Semana Santa me entra la nostalgia y me acuerdo de aquellos ejercicios espirituales, de la lectura de los libros ejemplares, de películas sobre la Biblia: Ben- Hur, Los Diez Mandamientos, Marcelino, pan y vino. Era el símbolo del amor y los reencuentros, de las familias. Eran tiempos de ver a nuestros abuelos asomados a las ventanas para contemplar las procesiones, la gloria de las imágenes, las señoras ataviadas con mantillas negras y con mantillas blancas. Eran días de saetas que alguien cantaba desde un balcón:

-      Quién me presta una escalera /para subir al madero, / para quitarle los clavos a Jesús el Nazareno?

El mundo parecía que se paraba, los sentimientos se manifestaban en las calles. Eran tiempos memorables para lo religioso, las imágenes, los imagineros como José Lujan Pérez, un grancanario que culminó la fachada neoclásica de la catedral de Las Palmas.

        A mí, la Procesión que más me gustaba y me sigue gustando es la del domingo de Ramos. Representa la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén. Al llegar ese día por fin estrenaba mi vestido nuevo, así que vestida de guapa, entre niños y niñas con las manos en alto, agitábamos palmas, olivos y en medio del griterío, cantábamos y aplaudíamos a su paso. Yo abría y cerraba los ojos asombrada al ver al Señor con su carita tan sonriente. No parecía el dueño del mundo.

       Esa mañana el Sol siempre nos acompañaba y los bombos y platillos repiqueteaban con alegría. ¡Cómo me gustaba escuchar los sonidos temblorosos de cornetas y redobles de tambores!  Desfilar al lado de la banda de música y contemplar a aquellos primeros turistas, espectadores asombrados que hacían fotografías.

        Después mi padre me subía en los cochitos que instalaban en el Parque de San Telmo: en los caballitos que subían y bajaban, en la ambulancia o en la caldera que daba vueltas y vueltas. Y al llegar a mi casa, mi madre nos sorprendía con algún postre. Esa semana preparaba torrijas y la casa olía a canela y a limón.

       Todos los días de la Semana Santa había una procesión y de las iglesias salían filas de devotos. No recuerdo bien las imágenes que sacaban el lunes, pero sí que era el día de los seminaristas. ¡Qué serios avanzaban en procesión detrás de los tronos! Marchában envueltos en vestidos de rojo.  Y al llegar el miércoles Santo, mi tío Juan nos llevaba a Triana para ver pasar el Paso, nos relataba el día de la traición de Judas y las 24 horas en las que Poncio Pilatos y el pueblo judío condenan a Jesucristo a morir en la cruz. Era un día triste y algunas mujeres lloraban.  

      Así las imágenes recorrían casi a diario el casco histórico de Las Palmas de Gran Canaria, menos el jueves que se celebraba la institución de la Eucaristía en la Última Cena de Cristo y visitábamos las iglesias, los Monumentos. Me llamaba la atención la fuerza de aquellos santuarios, las velas que ardían erguidas en la penumbra como custodiando las imágenes de los santos que estaban cubiertos con telas de color malva. Y en un altar, bajo una luz tenue, se explayaban enormes cestas de rosas, azucenas, claveles, gladiolos, entre una platería reluciente y bellos jarrones. Entonces nos arrodillábamos y musitábamos oraciones.

      Experimenté muchas veces esa tristeza en las calles, esos días en que se escuchaban lamentaciones, cantos de sufrimiento y el tiempo que cada día se empeoraba más y más como señal de dolor. Incluso, algunas veces, llovía y en las casas se hacía un silencio. No se podía cantar, ni manifestar alegrías, las ropas se oscurecían. Se hacían el Vía Crucis y se cantaban Misereres. Las calles olían a incienso y las radios sólo emitían música sacra, marchas fúnebres y las Siete Palabras que duraban una eternidad.

          Silencios, silencios. Me asaltaban los demonios y si cerraba los ojos, sólo veía las sombras de curas ataviados con sus sotanas negras, lanzas, coronas de espinas, cruces y clavos. La  vida y la muerte, el infierno y el cielo. Sentía miedo. Menos mal que Dios es compasivo y hacía que llegara el sábado. Entonces se escuchaban el repicar de las campanas. Resucitaba el tiempo. 

Pero, por segundo año consecutivo, este 2021 no se hablará del arranque de Semana Santa, ni de esas pequeñas vacaciones, ni de acampadas, ni que se han cubierto las plazas hoteleras. No se hablará de los muertos de la operación de tráfico, de la gasolina que sube en esos días. De actividades y cursillos para entreteneer a los niños en su tiempo libre ¿Quién podía imaginarse que todo aquello pudiera destruirse? ¿Quién podía imaginar que una pandemia iba a cambiar nuestras vidas? Que llevamos más de un año hablando de confinamiento, toque de queda, medidas sanitarias, las variantes de las vacunas que parece que no llegan. De una pandemia  que marca nuestras vidas e incluso nuestra fe.      

En fin hoy es un día alegre, un día feliz, en el que algunos siguen creyendo que el paraíso terrenal está las manifestaciones religiosas y en la fuerza que emanan, en el rito al sufrimiento. Otros piensan que los niños actuales desconocen esas historias, desconocen la Biblia, los personajes y los misterios.

     Niños que cuando ven la procesión de la Burrita se preguntan ¿Quién es éste?

 

Blog-rosariovalcarcel.blogspot.com

En la foto, Talla centenaria, de origen anónimo perteneciente a la iglesia de San Telmo en Las Palmas de Gran Canaria.

 

martes, 9 de marzo de 2021

Un poema de Rosario Valcárcel, español- alemán

 

EL PARTO DE LA VIDA

 

Cuando la luz se desvanece,

la excitación ebria deambula


y las jineteras mercadean con los sueños,

celebran las reverencias de las tortugas,

                     el parto de la vida.
 
Me lleno de mestizaje,

de la triste verdad de tu locura.

                    Uno, dos, tres.

Los atabales bordan el compás,

mi sangre delira por primera vez

cuando sus dedos rozan los míos.

 Suena el aire, arrecian los temblores.    

                     Uno,  dos,  tres.

Las estrellas fugaces alumbran

el tintineo de su porte letal.

En el fondo del mar saltan los hechizos,

                    crujen los huesos.

Y entre barcas de luto, los turistas

se asoman a los rescoldos del regocijo.

                    Oigo el mundo.

 El ángel seductor me captura

y como si fuese una princesa encantada

me sumerjo en su plegaria,

en su carne insumisa. 

Y comprendo lo que

el amor no comprende,

tanto que casi le digo que le amo.

 

DIE GEBURT DES LEBENS

 

Wenn das Licht entschwindet,       

geht die betrunkene Erregung umher

und die Prostituierten treiben Geschäfte mit den Träumen,

feiern die Verbeugungen der Schildkröten,

                              den Beginn des Lebens.

 Ich stopfe mich voll mit Mestizentum,

mit der traurigen Wahrheit deines Wahnsinns.

                            Eins, zwei, drei.

Die Schlagzeuge geben den Rhythmus vor,

mein Blut raste beim ersten Mal,

als seine Finger die meinen berühren.

 Es dröhnt die Luft, das Zittern wird stärker.

                         Eins, zwei, drei.

 Die Sternschnuppen erleuchten

das Klingeln ihres tödlichen Auftritts.

In der Tiefe des Meers zerspringen die Hexereien,

knirschen die Knochen.

Und zwischen den Trauerbooten beugen sich

die Touristen über die heiße Asche der Belustigung.

                         Ich höre die Welt.

 Der verführerische Engel umfängt mich

und, als ob ich eine verzauberte Prinzessin wäre,

vertiefe ich mich in seine Bitten,

in sein unbändiges Fleisch.

Und ich verstehe, was

die Liebe nicht versteht,

so sehr, dass ich ihm fast sage, dass ich ihn liebe.

blog-rosariovalcarcel.blogspot.com

 

lunes, 1 de marzo de 2021

Un poema de Salvador Sánchez, Borito




El mar lamiendo la costa bella suavemente,

aromando, con su olor, todo el recinto,

en la tarde apacible, nítida esplendente

aparecen los apuestos luchadores en camino.

 

Máxima expectación en torno a un círculo arenado.

Dos figuras canarias, erguidas, dispuestas,

Llegan con aire vigoroso, andar sereno,

a competir en el deporte más bello de las eras.

 

Avanzan pausados, frente a frente, hacia el terrero,

entre unánime clamor de los presentes,

al saludarse respetuosamente, en el inicio,

e lazo con la historia se revive.

 

Memoran a guaires y faicanes poderosos

barrancos, laderas, magados, tamarcos,

cruces, espadas, barriendo insulares remansos.

 

Traen firmeza racial en todo su fulgor,

en el rastro, claro legado de la viva herencia,

limpio deseo de vencer a su contrario amigo

para unirse en postrer abrazo conciliador.

 

Era muy antigua costumbre del canario pueblo

fruto continuado de la siembra hermosa:

olímpico deporte de las islas, antaño venturosas,

 

anclado, contra viento y marea, sobre el azul sonoro.

 

Fue tomada la simbólica antorcha en recias manos.

transcurridos los años, resplandece su llama, cada día,

cuando llegan los atletas, por el pueblo ovacionados,

para ofrecer su arte, inigualable, con suprema gallardía.

 

Del puente invisible tendido entre las fechas

metidos, plenamente, en almanaques más cercanos,

afloran luchadores famosos de las islas

con la mente clavada en FLORIDO, nuestro hermano.

 

Parecen venir de una historia

y encontrarse en otra distante,

traer los recuerdos y hacerse, ellos mismos, recuerdo,

habiendo luchado, con afán desmedido de victoria

para sumergirse en el tiempo pasado y en su gloria.

 

Se van los atletas canarios

dejando en el ámbito su estela,

legando el trofeo entrambos ganado en la palestra,

el más digno que humano concebir pudiera.

VICTORIA SIN VENCIDOS

VENCIDOS SIN VICTORÍA

ERIGIDA ESTANDARTE.

                    Salvador Sánchez “Borito” Agosto 1961

 


Salvador Sánchez, más conocido por Borito, dedicó muchos años a la lucha canaria. Un deporte de oposición que se fundamenta en el enfrentamiento de dos adversarios. Una lucha que se remonta a prácticas ancestrales para resolver conflictos por vía pacífica entre los primeros pobladores de Canarias.

 

Luchó Borito durante veinte años en Canarias y Venezuela, impartió cursos en Cuba, popularizó la lucha canaria fuera de las islas y participó en varios Congresos internacionales sobre el tema.

 

Ha publicado en periódicos de la isla y fuera de ella, reseñas, textos de investigación sobre temas de Canarias y especialmente de la Lucha Canaria. Es autor de la letra de la primera canción sobre el deporte vernáculo canario estrenada en Icod de los Vinos por el grupo musical Sancocho, en 1976. Ha sido galardonado por el Cabildo Insular, por su libro Lucha canaria: teatro, narrativa, poesía, en 1991. Fue nombrado presidente de Honor de la Federación de Lucha Canaria de la ciudad cubana de Sancti Spiritus, en 2006 y galardonado por el Cabildo Insular, por su libro Lucha canaria: teatro, narrativa, poesía, en 1991. 


Ha publicado doce libro de poemas , dos comedias, relatos, Investigación sobre la legislación de la segiunda república, el Minidiccionario léxico, con varias ediciones y un libro de viajes titulado Conociendo Mundo. 


Ha dedicado poemas al mundo de la cultura y del deporte como Pepe Dámaso y Tony Gallardo, al mundo de la lucha canaria, a Juani Franquiz, Pedro Franquiz, Pedro Cano y Santiago Rodríguez ” El majorero” entre otros.  Ha analizado obras de personajes y artistas canarios como Pedro Lezcano, Agustín Millares Sall o Alonso Quesada entre otros.


Al cumplir sus ochenta años lo celebró presentando Interpretaciones, un libro de poemas dedicado a los luchadores de las seis Islas Canarias en la que nuestro deporte permanece activo.

 

 

Blog-rosariovalcarcel.blogspot.com

 

 

martes, 16 de febrero de 2021

Muere Joan Margarit, poeta contra la desmemoria

 No tires las cartas de amor

Ellas no te abandonarán.
El tiempo pasará, se borrará el deseo
-esta flecha de sombra-
y los sensuales rostros, bellos e inteligentes,
se ocultarán en ti, al fondo de un espejo.
Caerán los años. Te cansarán los libros.
Descenderás aún más
e, incluso, perderás la poesía.
El ruido de ciudad en los cristales
acabará por ser tu única música,
y las cartas de amor que habrás guardado
serán tu última literatura.

De Aguafuertes (Renacimiento, 1998)

 

 

Días de abril

Los pájaros de aquella primavera
es lo que escucho ahora en mi silencio,
pendientes de cambiar cantos por lágrimas.
El ataúd y el canto de los pájaros
no puedo separarlos desde entonces.
Sólo me nutre ya la inteligencia,
que prefiere el invierno con sus charcos helados,
caras grises y suaves por el frío.
Los campos que parecen estar muertos,
los abetos que callan por los años
que han transcurrido ya sin Navidad,
porque sería aún mucho más triste
cantar nosotros solos las canciones.
El pensamiento, al que descoyuntaron
la oscuridad de la pasión y el sexo,
no ha encontrado la paz hasta la senectud.
Es la impotencia la que nos socorre.
La que, haciendo imposible ya el futuro,
salva el breve presente, dignifica el ayer
.

 



El poeta Joan Margarit fue arquitecto y poeta español. Participó en la construcción de la Sagrada Familia. Como poeta escribió en catalán y en español y fue distinguido con numerosos premios: En 2008 recibió el Premio Nacional de Poesía y el Rosalía de Castro. En Chile recibió el Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda 2017 y en México el Víctor Sandoval de Poetas del Mundo Latino 2013. En el 2019 recibe el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana y seis meses más tarde el Premio Cervantes, entre otros muchos.

Comenzó en la poesía escribiendo en español, hasta que notó que su expresión era forzada. Entonces cambió al catalán y con ese trasvase modificó (ensanchó) el ámbito de su obra. Adoptó literariamente la lengua materna, pero sin faltar a la traducción rigurosa en español que él mismo hacía de su obra, propiciando una convivencia idiomática que ha durado casi tres décadas.

Tiene más de 30 libros de poemas en catalán y castellano. Margrit nació en Sanahuja, creció en La Segarra y se hizo poeta en Canarias, donde anudó sus primeros versos una noche de verano de 1956 con un poema dedicado a una compañera de bachillerato.

El amor me hizo ser poeta, le escribí el único poema mío que me sé de memoria y el único que nunca he recitado ni recitaré en público.  

Algunos de gran éxito como Joana (2002) -un intenso libro de duelo-, Cálculo de estructuras (2005) -su estudio fue el encargado de realizar el cálculo de estructura de la Sagrada Familia para continuar la obra de Gaudí-, Casa de misericordia (2007) o Amar es dónde (2015). También publicó unas memorias que no son exactamente unas memorias, pero donde entra a saco en su niñez para entender mejor su ahora. Las tituló así: Para tener casa hay que ganar la guerra (Austral). Conoció bien la soledad: enterró a dos de sus hijas (Joana y Anna) y de ese daño feroz ha dejado huella en muchos poemas que son bálsamo y purga.

La escritura de Margarit busca y dispensa complicidad, no esquiva la propia intemperie, da igual si la vida vuelca o no de su parte. Igual que abraza la alegría si se da, el poeta acepta que el dolor y el silencio es parte del mundo. La música y los libros fueron sus mejores herramientas de consuelo ("La libertad es una librería", escribió). Era un hombre honesto, convencido de que todo está (empieza y acaba) en un verso sincero, auténtico, compartido. Su vida podría decirse así: principio y fin de la noche. Emoción y ciencias exactas.

Cuando los médicos le hablaron de desahucio vital cuando los surcos de la enfermedad se presentaron irrevocables, y pensó despacio en la muerte, en su muerte, ordenando papeles y ordenando el recuerdo. Falleció en su casa, el 16 de febrero, 2021 a los 82 años en Sant Just Desvern (Barcelona)  

Información obtenida periódicos en redes sociales.

Imagen del poeta (periódico El país)

jueves, 11 de febrero de 2021

Blitz Carnavales de Gran Canaria 2021 Online

De nuevo, Diego Casimiro organiza un Torneo Online titulado Carnavales Gran Canaria, 2021. Y lo hace porque necesita estar activo, colaborar con la Cultura o quizás porque son de estas personas que siempre sueñan con hacer otra cosa y Diego lleva el ajedrez en la sangre, piensa en las jugadas, los marcadores, los torneos con resultados positivos.

Al Torneo de Gran Canaria se han inscritos representantes de 49 banderas de distintos países, lo que viene a reflejar la gran expectativa que está suscitando este interesante acontecimiento en todo el mundo -De hecho nos comunica:

 -Desde la noche del miércoles 13 de enero en que se abrieron las inscripciones la respuesta ha sido inmediata y cada vez se hace más evidente las ganas de participar en los prestigiosos torneos de Gran Canaria.

Hay que resaltar y destacar que un 20% de los competidores son féminas encabezadas por las WIM Irina Bulmaga y Meri Arabidze, seguidas por WGM Anna Sargsyan de Armenia y las WGM Deysi Cori Tello, WGM Maltsevskaya Aleksandra, y la WFM María Eizaguerri Floris de España.El Torneo cuenta con la participación de 129 Maestros Titulados (30 GM, 29 MI, 36 MF, 3 WGM, 5 WIM y 10 WFM) con un total de 453 ajedrecistas, 151 españoles (33%) y 90 féminas (20%) del total. Esta actividad ajedrecística significa hasta el momento un rotundo éxito debido al notorio interés que ha generado la realización del Torneo Online CARNAVALES DE GRAN CANARIA 2021

La participación femenina crece cada día, parece que hay un gran interés, tanto que la audiencia del ajedrez femenino está en constante incremento.

 Por otra parte el lado masculino lo encabeza el GM Mamedyarov Shakhriyar con un Elo de 2770, seguido de Kuzubov Yuriy, Elo 2642, Nodirbek Abdusattorov, Elo 2627, GM Neuris Delgado, Elo 2621. Siendo el GM Iván Salgado, el primer clasificado español y el mejor canario el MF Omar García Blanco. Y añade:

-Este 2021 Gran Canaria se pone a la cabeza como punto de referencia en el panorama mundial del Ajedrez. Estando el mundo en plena tercera ola del Covid-19 este tipo de actividades brindan lúdicas y hasta terapéuticas opciones de recreación y distracción que hacen más tolerante la situación del obligado confinamiento producido a raíz de la pandemia mundial.

 El Instituto Insular de Deportes del Cabildo de Gran Canaria se constituye como el patrocinador de este evento. Proyecto y Dirección: Diego Casimiro Cabrera. Técnicos y Colaboradores necesarios: AI Pablo Arranz, MI Julio Alonso, Carlos Maury, Luis del Padro, Loly Moreno, Erik González y Blasy Casimiro.

Lo cierto es que el éxito por los Torneos de Ajedrez Online es un hecho. Y  que hoy el periódico Canarias7 se ha hecho eco de este gran espectáculo que dirige Diego Casimiro. 

Un  hombre al que le gusta explorar y organizar grandes eventos en diferentes sectores de la cultura: el ajedrez, la pintura, los libros. Le gusta organizar grandes espectáculos como este Blitz Carnavales de Canaria 2021 Online.

 Blog-rosariovalcarcel.blogspot.com 


      

 


 




viernes, 5 de febrero de 2021

Amarse mientras se pueda

 Por Eduardo Sanguinetti, filósofo y poeta

"Amarnos, aun cuando queden pocos días/ Amarnos porque estamos solos y nadie logrará rescatarnos/ No nos queda sino este recurso: amarnos/ No tendríamos que tomar en cuenta nada más/ Unos pocos metros cuadrados bastarían/ Y nos amaremos mientras se pueda..." Fragmento de mi poemario: "Balada de la vieja nueva ola para héroes solitarios" Ediciones de Arte Gaglianone, 1993.

Siempre he creído, que la renuncia al amor, se base o no en un pretexto de tipo ideológico, es uno de los grandes crímenes que, en el curso de su vida, pueda cometer un hombre dotado de todos sus elementos constitutivos, sensibilidad, instinto y sabiduría, cuidando de sí, en el espacio que nos ofrece la radicalidad del amor.


Si existe “algo” que parecía haber escapado hasta hace unos años a todo intento de reducción, haber resistido a los más grandes dictadores de tendencias y pesimistas, este “algo”, era el amor: único sentimiento que puede reconciliar a cualquier ser, temporalmente o no, con la idea de la vida y su sentido.

El discurso del amor pareciera, hoy, estar divorciado de la existencia de los pueblos, exiliado e instalado en un espacio de soledad extrema, en un Gulag metafórico. Un discurso despreciado a veces, ignorado por las nuevas generaciones abandonadas a relaciones sistemáticas de consumo extremo. El amor está asfixiado por la profusión de pornografía reinante.

“La sexualidad se desvanece en la sublimación, la represión se desvanece con mucha mayor seguridad en lo más sexual que el sexo: el porno. Las cosas se desvanecen en lo más visible que lo visible: la obscenidad”, decía el comunicador y filósofo francés Jean Baudrillard, con quien coincido. Sumo otros asesinos del amor: la publicidad a repetición hasta alcanzar el vértigo, donde los cuerpos, cuáles objetos de consumo, se nutren de obesidad y simulada obsesión de placer no consumado, liberado del afecto que transmiten los estados de deseo y la sensibilidad del instante, que requieren las prácticas del amor.

El excesivo consumo de las promociones mediáticas, en plan sistemático de degradación de seres, deviene en que hablar sobre el amor adquiera un carácter subversivo para quienes lo sentimos y cristalizamos como acto de vida.

Después de celebrar “orgón” básicamente a Wilhelm Reich y su cultura sexual, entre los años 60 y 80, se suceden las prácticas publicitadas por el sistema capitalista, adoptando sus fieles seguidores, cuanta tendencia se vende en oferta de shopping periférico, como las teorías de la resistencia sexual, electrizando los datos: tantrismo, zen, karezza, coitus reservatus… y demasiado atento al cuidado extremo del cuerpo en su forma, no en contenido, deviene “cosa” acompañada de síntomas de angustia, depresión y desambiguación del ser.

A la palabra amor, deseo humildemente restituir su sentido de vinculación total a un ser humano, fundada en el ineludible reconocimiento de la verdad, de ¡nuestra verdad! en un “alma y en un cuerpo”, que son el alma y el cuerpo de aquel ser al que amamos.

Al amor, que una inmensa mayoría de fanatizados, amargados impotentes, se han complacido en infligir todo tipo de generalizaciones: amor filial, amor divino, amor a la patria, etc., para ocultar su incapacidad de amar.

El hombre goza aún de un mínimo de libertad para creer en su libertad. Algunos hombres somos dueños de nosotros, aún. Tan solo de nosotros depende elevarnos más allá de la cotidianeidad y del pasajero sentimiento de “cosa archivada”.

Pues entonces, despreciando todas las prohibiciones, sirvámonos de la vengadora arma del sentimiento, contra la bestialidad de todos los sujetos-objetos… y amemos.