domingo, 19 de noviembre de 2017

“Literatura”, Cuento de Julio Torri.

 Sobre el oficio de escribir

El novelista, en mangas de camisa, metió en la máquina de escribir una hoja de papel, la numeró, y se dispuso a relatar un abordaje de piratas. No conocía el mar y sin embargo iba a pintar los mares del sur, turbulentos y misteriosos; no había tratado en su vida más que a empleados sin prestigio romántico y a vecinos pacíficos y oscuros, pero tenía que decir ahora cómo son los piratas; oía gorjear a los jilgueros de su mujer, y poblaba en esos instantes de albatros y grandes aves marinas los cielos sombríos y empavorecedores.



La lucha que sostenía con editores rapaces y con un público indiferente se le antojó el abordaje; la miseria que amenazaba su hogar, el mar bravío. Y al describir las olas en que se mecían cadáveres y mástiles rotos, el mísero escritor pensó en su vida sin triunfo, gobernada por fuerzas sordas y fatales, y a pesar de todo fascinante, mágica, sobrenatural.


 Julio Torri. Fue escritor, maestro y abogado. Nació el 27 de junio de 1889 en Saltillo, Coahuila, Ciudad de Mexico; murió el 11 de mayo de 1970. Ingresó a la Academia Mexicana de la Lengua como miembro de número el 21 de noviembre de 1953. Fue el 5° ocupante de la silla número XII.  uno de los escritores nacionales que con mayor fortuna cultivó la literatura reflexiva. Su obra, que se caracteriza por el cuidado estilo y el lirismo, incluye ensayos como Sentencias y lugares comunes (1945) y La literatura española (1952) y recopilaciones de cuentos (De fusilamientos, 1940). Uno de los escritores nacionales que con mayor fortuna cultivó la literatura reflexiva. En 1987 se publicaron los textos inéditos de este mejicano en un volumen titulado El ladrón de ataúdes. (Texto extraído de mcnbiografías.com)

sábado, 18 de noviembre de 2017

Pedro Flores gana el Premio Nacional José Hierro

El poeta Pedro Flores (Las Palmas de Gran Canaria, 1968) se ha adjudicado el 28º Premio Nacional de poesía José Hierro, gracias a su poemario Coser para la calle, tal y como anunció este viernes el jurado de este prestigioso galardón.



El autor isleño se impuso dentro de una terna compuesta por ocho finalistas que aspiraban a conseguir uno de los reconocimientos más valorados del panorama poético nacional.
Pureza Canelo, Antonio Hernández, Ángel García López, Olvido García Valdés y Joaquín Benito de Lucas formaban parte de un jurado que presidió éste último.

«Hemos llegado a la conclusión de que Coser para la calle era el libro merecedor de este galardón frente a otros poemarios, también muy valiosos», apuntó el presidente del jurado durante la lectura del fallo un premio que se convocó por primera vez en 1990.

El anuncio de este galardón coincide con la presentación, la próxima semana en la capital grancanaria, del último poemario publicado por Pedro Flores, titulado Diario del Hombre Lobo y otros poemas carnívoros (Ediciones Tragacanto).

Flores cuenta en su haber con los galardones Ciudad de Las Palmas, Tomás Morales, Gil de Biedma, Fray Luis de León, Pedro García Cabrera, y Ciudad de Santa Cruz de La Palma.
En 2016, la editorial Renacimiento publicó una antología poética de este escritor, bajo el título de Salir rana.

Coser para la calle, aún inédito, evidentemente, y Diario del Hombre Lobo y otros poemas carnívoros siguen a Los versos perdidos del Contramaestre del Arca, publicado este mismo año.

Les dejo un poema:

 Fin del hechizo
A las doce;
cuando tengas que abandonar
el baile y se tornen
calabaza la carroza,
ratones los corceles,
andrajos el vestido,
ceniza el resplandor,
por favor,
no te olvides del zapato.



Noticia entresacada del Canarias 7

domingo, 12 de noviembre de 2017

ENTREVISTA TELEVISIVA A LEÓN BARRETO Y ROSARIO VALCÁRCEL

"EL ENFOQUE "UN LIBRO DE DOS PORTADAS" en YouTube


 https://youtu.be/hUcd9V7DXA4





CUENTOS TRAVIESOS es una propuesta reflexiva y amena sobre las contradicciones del mundo actual: historias de amor y desamor, humorísticas, acerca de las nuevas tecnologías, la violencia de género, la memoria rural, la soledad urbana. Son secuencias narrativas breves por el autor de obras como Las espiritistas de Telde.

En CUENTOS GOZOSOS  la pionera de la literatura erótica en Canarias revela  historias sobre la memoria, secretos sobre el enamoramiento. Con una prosa delicada viaja al placer y la carnalidad, a los dominios de Afrodita.Goza de Eros transformado en Tánatos, de momentos de felicidad pero también de esa infelicidad que se extinguen y no queda más que el sufrimiento, de ese vacío y desolación por el que pasamos los humanos.

Presenta Adolfo Martín, comunicador de radio, televisión y prensa. 

La violinista Cristina Ramírez ameniza el acto. 

La presentación será el día 16 de noviembre a las 20.00 h. en el Club La Provincia.

viernes, 3 de noviembre de 2017

TRES POEMAS DE ERNESTO CARDENAL y vídeo

Al perderte yo a ti...



https://www.youtube.com/watch?v=u_LzkF3EZp8

Al perderte yo a ti tú y yo hemos perdido:
yo porque tú eras lo que yo más amaba
y tú porque yo era el que te amaba más.
Pero de nosotros dos tú pierdes más que yo:
porque yo podré amar a otras como te amaba a ti
pero a ti no te amarán como te amaba yo.


Acuarela

Los ranchos dorados cercados de cardos;
chanchos en las calles;
una rueda de carreta
junto a un rancho, un excusado en el patio,
una muchacha llenando su tinaja,
y el Momotombo
azul, detrás de los alegres calzones colgados
amarillos, blancos, rosado

      ORACIÓN POR MARILYN MONROE

Señor
recibe a esta muchacha conocida en toda la Tierra con el nombre de Marilyn Monroe,
aunque ése no era su verdadero nombre
(pero Tú conoces su verdadero nombre, el de la huerfanita violada a los 9 años
y la empleadita de tienda que a los 16 se había querido matar)
y que ahora se presenta ante Ti sin ningún maquillaje
sin su Agente de Prensa
sin fotógrafos y sin firmar autógrafos
sola como un astronauta frente a la noche espacial.
Ella soñó cuando niña que estaba desnuda en una iglesia (según cuenta el Times)
ante una multitud postrada, con las cabezas en el suelo
y tenía que caminar en puntillas para no pisar las cabezas.
Tú conoces nuestros sueños mejor que los psiquiatras.
Iglesia, casa, cueva, son la seguridad del seno materno
pero también algo más que eso...
Las cabezas son los admiradores, es claro
(la masa de cabezas en la oscuridad bajo el chorro de luz).
Pero el templo no son los estudios de la 20th Century-Fox.
El templo —de mármol y oro— es el templo de su cuerpo
en el que está el hijo de Hombre con un látigo en la mano
expulsando a los mercaderes de la 20th Century-Fox
que hicieron de Tu casa de oración una cueva de ladrones.
Señor
en este mundo contaminado de pecados y de radiactividad,
Tú no culparás tan sólo a una empleadita de tienda
que como toda empleadita de tienda soñó con ser estrella de cine.
Y su sueño fue realidad (pero como la realidad del tecnicolor).
Ella no hizo sino actuar según el script que le dimos,
el de nuestras propias vidas, y era un script absurdo.
Perdónala, Señor, y perdónanos a nosotros
por nuestra 20th Century
por esa Colosal Super-Producción en la que todos hemos trabajado.
Ella tenía hambre de amor y le ofrecimos tranquilizantes.
Para la tristeza de no ser santos
                                                        se le recomendó el Psicoanálisis.
Recuerda Señor su creciente pavor a la cámara
y el odio al maquillaje insistiendo en maquillarse en cada escena
y cómo se fue haciendo mayor el horror
y mayor la impuntualidad a los estudios.
Como toda empleadita de tienda
soñó ser estrella de cine.
Y su vida fue irreal como un sueño que un psiquiatra interpreta y archiva.
Sus romances fueron un beso con los ojos cerrados
que cuando se abren los ojos
se descubre que fue bajo reflectores
                                                              ¡y se apagan los reflectores!
Y desmontan las dos paredes del aposento (era un set cinematográfico)
mientras el Director se aleja con su libreta
          porque la escena ya fue tomada.
O como un viaje en yate, un beso en Singapur, un baile en Río
          la recepción en la mansión del Duque y la Duquesa de Windsor
vistos en la salita del apartamento miserable.
La película terminó sin el beso final.
La hallaron muerta en su cama con la mano en el teléfono.
Y los detectives no supieron a quién iba a llamar.
Fue
como alguien que ha marcado el número de la única voz amiga
y oye tan solo la voz de un disco que le dice: WRONG NUMBER
O como alguien que herido por los gangsters
alarga la mano a un teléfono desconectado.

Señor:
quienquiera que haya sido el que ella iba a llamar
y no llamó (y tal vez no era nadie
o era Alguien cuyo número no está en el Directorio de los Ángeles)
            ¡contesta Tú al teléfono!


Ernesto Cardenal
 es un poeta nacido en Nicaragua el 20 de enero de 1925. Desde niño se sintió atraído por las letras y quiso buscar una forma de cambiar el mundo. Se lo conoce por sus ideas políticas marxistas y su defensa de la teología como única salida a los males que aquejan hoy al mundo. Ernesto Cardenal Martínez es un poeta, sacerdote, teólogo, escritor, traductor, escultor y político nicaragüense de fama mundial, ante todo, por su obra poética, que le ha merecido varios premios internacionales.

Información entresacada de Wilkipedia.


domingo, 29 de octubre de 2017

De nuevo llega el Día de los Difuntos


 flores, flores... para los muertos!
                         "Un tranvía llamado deseo"

El mes de Noviembre es el mes de la nostalgia, del misterio que nos roza, de los recuerdos.
Y cuando llegan épocas de crisis se revive la añoranza. Tiempos en que algunos corríamos por las verdes praderas, con sueldos decentes y dinero para despilfarrar. Se revive la nostalgia de pasar las tardes-noches en casa viendo la televisión. Una televisión que nos parecía maravillosa con series como El fugitivo, Embrujada o Los ángeles de Charly. Y tardes de lluvias y de partidos de fútbol y hombres sentados delante del televisor siguiendo el partido al mismo tiempo que lo escuchaban a través de un transistor



Pero la programación estrella de la tele del mes de noviembre era El Tenorio de Zorrilla. "Estudio Uno" se constituyó en guardián de la cultura y emitía una serie casi siempre teatral donde afrontaba los misterios del corazón o un Tenorio que intentaba dar una explicación a esas preguntas que sobre la vida y la muerte nos hacemos los humanos con un Don Juan seductor y burlador de mujeres que asesinaba a hombres y deshonraba a los muertos. Un Don Juan que raptaba y seducía a una bellísima Doña Inés.

Y en el teatro como en el cine no puedo olvidar una secuencia inolvidable ¿Quién teme a Virginia Woolf?  El momento en que Edward Albee hace un homenaje a Tennessee Willians y entra Burton con un ramillete de flores secas repitiendo la famosa frase de "Un tranvía llamado deseo" ¡Flores, flores para los muertos! Y el grito desgarrador de Elizabeth Taylor porque su marido ha roto el pacto y ha asesinado al hijo ficticio.

Lo peor es que cuando llega el Día de los Difuntos y el de Todos los Santos me resulta triste pensar en nuestros seres queridos. Y no sé por qué vuelven a flotar esas palabras de la obra de T. Williams, la temperatura del aire desciende, se respira un intenso frío que va acompañado de recuerdos, de generosidad, de inteligencia, de amor. Hoy al volver a leer este párrafo, he pensado que lo que nos acompaña es el llamado veranillo de las nueces que se resiste a marcharse, pero con frío o con calor, lo cierto es que nos contaminamos del efluvio de la muerte y dejamos atrás los egoísmos y los resentimientos. Y en silencio lloramos nuestras pérdidas.



El origen de la noche de Halloween, se remonta a la cultura céltica. Y era la noche en que los espíritus de los difuntos eran libres y vagaban por la Tierra. Creían que las almas benditas regresaban a la tierra, nos visitaban por unas horas. En una ocasión hubo entre esas almas un espíritu malévolo que iba por las casas pidiendo “truco o trato” y la leyenda asegura que lo mejor fue hacer un trato, es decir pactar con el espíritu, para librarse de las posibles maldiciones Y como protección surgió la idea de crear horrendas calabazas y encenderlas por dentro, no para darles luz como hacemos nosotros con nuestras velitas ardiendo, sino todo lo contrario son una velitas que tienen como fin espantarlos. Evitar encontrarse de nuevo con el espectro.


“Los antiguos griegos llevaban a sus muertos
pasteles, leche y vino. Nosotros seducidos
por una ilusión más refinada, sino más sabia,
les ofrecemos flores y libros”
Marcel Proust, Los placeres y los días

En la cultura anglicana y en la  luterana también cobraban vida los espíritus, tanto que en algunas zonas la gente no dormía en sus camas esa noche para que los difuntos tuvieran un fugaz descanso.

En Méjico el día de los difuntos fue un culto anterior a la llegada de los españoles, ellos conservaban los cráneos como trofeos y los mostraban durante los rituales que simbolizaban la muerte y el renacimiento. Los muertos vienen, vuelven, conviven...



Aún hoy mantienen la representación de la muerte, les hacen fiestas en los cementerios, elaboran altares en sus casas, e incluso les depositan sus alimentos preferidos. Celebran el Día de los Muertos Chiquitos, de los niños fallecidos, una Festividad que precede al Día de los Difuntos. Elaboran el pan de muertos que simboliza el ciclo de la vida y la muerte, y cocinan frijoles y arroz. Hoy completan la ofrenda colocando fotos de sus hijos disfrazados de calabazas o de brujitas.

En España y en Canarias en particular la familia se reunía y los mayores contaban a los pequeños de la casa cosas, recuerdos de los que se habían ido. Todo alrededor de la mesa en donde siempre había algunos frutos secos, castañas, anís y con suerte vino de la cosecha familiar. Después acudían a los cementerios a limpiar las lápidas, enramar las tumbas y dedicar una oración de recuerdo y respeto a sus finados, eso sí, tomando precauciones por eso murmuraban:

-Nadie puede saber lo que puede suceder, las cosas terribles y tenebrosas que nos pueden ocurrir alrededor de un cementerio.

Entonces para no agarrar “aire de panteón”, llevan una rama de ruda en la oreja y otra debajo de la camiseta; se cree que por su fuerte olor esta planta aleja las malas vibraciones del cementerio.

La muerte no alteraba el programa y se celebraba el Rancho de Ánimas que tenía su día grande el 1 de noviembre, un grupo de personas recorrían las casas. Cantaban y tocaban el timple por los enfermos y por las ánimas de la familia. Era una forma de reiterar la pérdida.

Hoy combinamos las costumbres tradicionales con otras más pintorescas llegadas del otro lado del Atlántico, así los cementerios se siguen visitando para enflorar y limpiar las tumbas de nuestros seres queridos que cobran vida. Les hablamos de acontecimientos presentes o pasados, de cosas que compartimos juntos. Quizás porque como decía Octavio Paz “El culto a la vida, si de verdad es profundo y total, es también culto a la muerte. Ambas son inseparables. Una civilización que niega a la muerte, acaba por negar a la vida”.

En definitiva los que poseemos una ciega fe religiosa rezamos por los que se van, rezamos por la continuación de un ciclo. Y eso nos da un efecto tranquilizador. Pero cuando llegamos a una edad respetable entramos en una pesadilla y aturdidos rezamos más por nosotros, y les pedimos a los que están más allá y a todos los dioses habidos y por haber que nos ayuden con una muerte serena, en paz y con rapidez. Todo con la esperanza de que no nos trasladen a una mala residencia de ancianos o evitar ser durante un tiempo enfermos terminales, una pesada carga familiar.

En definitiva deseamos morir sin molestar a los demás.

Fotos: Dos entresacadas internet y la otra mi nieta Livia, disfrazada para fiesta Hallowen


facebook.rosariovalcarcel

miércoles, 25 de octubre de 2017

EVA LILITH, EL UNO Y EL VERSO DEL UNIVERSO

El próximo día uno de noviembre, miércoles se presenta en La Casa Principal de Salazar, Santa Cruz de La Palma, el Proyecto Documental Conferencia Performativa  de Eva Lilith Pereda.

Un proyecto que forma parte de un libro en el que la autora ha trabajado desde que era una adolescente. “El Uno y El verso del Universo” plantea la posibilidad de un Universo emocional e inteligente, con consciencia, que nos crea a imagen y semejanza de sí mismo.



Un tema refinado y laberíntico que gira alrededor del cerebro de Eva Lilith, ya que me confiesa que cuando tenía unos trece años comprobó que su cerebro no reaccionaba al lenguaje biológico. A partir de ese momento, ella, autora de su propia vida, comienza a investigar cómo funciona el lenguaje humano y a buscar el método para poder imitarlo, pero surgen muchos interrogantes. Y estudia Metodología Científica. Necesita encontrar el sueño: Entrar en Sociedad.  

A los veinticuatro años había avanzado muy poco, se siente frágil pero inconformista no se da por vencida, debía sobrevivir a la batalla que había comenzado. Así que revisa y revisa y revisa el trabajo y se encuentra con la famosa frase de Thomas Edison: -"No he fracasado, sólo he descubierto las 999 formas de no crear una bombilla".

En ese momento Eva Lilith descubre que había algo invisible que traslada el mensaje. Descubre  que la vibración no la genera las cuerdas vocales. Ella está convencida que entran dentro del espectro electromagnético, que no necesita escuchar a la gente para distinguirlas, siente como vibran, vibran, todas las partículas del cuerpo, igual que cuando entras en una casa abandonada y nos invade la ternura, la paz, la armonía. Es como telepatía, me dice la escritora: Lo siento como un intercambio de fotones.

Entusiasmada cae en borracheras de lecturas y estudio. Analiza las vibraciones y las distingue bien. Para ella, es una percepción extra sensorial con la que los humanos pueden comunicarse con animales, plantas, con la materia. Excitada, feliz, necesita compartir el trabajo y los conocimientos que había adquirido con otros estudiosos. No la entendieron. Sin embargo no dejó que eso se interpusiera en su camino, ni que la tomaran por loca. Así, en busca de la verdad se adentra en el terreno de la Física y gracias a sus investigaciones logra, según me revela, modificar su cerebro. Y me añade:

-Yo vi como ocurría, despacio... a cámara lenta, dentro de un Universo emocional. Con mucho trabajo. Sola. En secreto.


Eva Lilith está licenciada en Bellas Artes y quizás el ser hija de escultor y pintora le lleva desde pequeña a entender la vida como una gozosa celebración. Domina el mundo artístico: la danza, la música, el teatro, y sobre todo consigue la magia exacta en la pintura.

Ahora nos presenta un nuevo Proyecto. Nos transmite la emoción de un trabajo “El Uno y El verso del Universo” Un libro en el que la autora no quiere reducir sus conocimientos para ella misma, sino que aspira a transformar una línea de pensamiento, a través de un prisma emo-cientifico del que salen cosas sorprendentes.

“El Uno y El verso del Universo” es una contribución a la comprensión en la comunicación. Un mensaje de generosidad y humanidad que expande Eva Lilith Pereda.


Fotografía de  Full González

facebook/rosariovalcarcel

“Catástrofes y Parábolas”

Ante la capacidad de unos pocos, en llegar a ser dueños de nosotros mismos, cuestiono el sometimiento de las mayorías a ideologías de ocasión, escleróticas y funestas, enquistadas en su accionar violento, en estado de degradación que actúa de manera brutal sobre la cotidianeidad de sus existencias, eliminando la capacidad de reflexión en situaciones irreductiblemente concretas, sin posibilidad de dar cabida a soluciones inmediatas, pues son abortadas por el poder omnímodo de los gerentes del Nuevo Orden Mundial. 
  

Cuando me manifiesto sobre corruptelas y vida de ciertos funcionarios, farándula (actrices, modelos y artistas de cartón pintando) y empresarios, lo hago en conocimiento directo de esta lacras, los que dictan y rigen en esta región… en conocimiento de su origen y pasado turbio… en conocimiento de que manera, paso a paso, lograron con ayuda logística de medios prostibularios arrivar con sus magros recursos y mínimas capacidades, a la cima de la pirámide del “éxito” en el ‘Nirvana Siliconado’ en que transitan las vidas de comunidades hipnotizadas por la mentira elevada a símbolo… deviene entonces pensar, sin ser hábil experto, en que soy un enemigo de esta banda de crápulas, que lo han tomado todo, ¿tienen alguna duda?… que persista la memoria en quienes no desean ser estafados con fábulas y relatos cocinados en usinas de mesas de redacción de medios monopólicos de desinformación, los que siembran “caos en el caos”, los que maquillan la realidad, ya de por si travestida.
La historia se nos escapa, somos parias, en un planeta, donde la brutalidad es norma, abandonados a nuestra suerte, por psicópatas gobernantes, los cuales, son presentados y publicitados, a repetición, por las corporaciones económico mediáticas de información, como mesías redentores… siendo, estos gobernantes, meros estafadores, mentirosos, ladrones, corruptos y ajenos a todo lo que de sensible y veraz debe tener la vida, que se nos escapa.
Estamos viviendo bajo un régimen de dictadura de clase, de un poder de clase que se impone desde la violencia, incluso cuando los instrumentos de esta violencia son institucionales y constitucionales.
Vivimos en un estadio donde la democracia ha tomado perfiles muy difusos, si por democracia entendemos el ejercicio efectivo del poder por parte de un pueblo que está dividido y ordenado, a presión, jerárquicamente en clases, es claro que permanecemos en un estadio, muy diferente a la acepción original de una democracia… nos mienten, nos estafan, nos sojuzgan día a día… ¿lo perciben?… los mismos personajes siendo candidatos a los puestos más altos de este espectáculo insano de la política siglo XXI… ¿donde encontramos a los nuevos dirigentes?… ¿en qué invernadero los están clonando?… ¿hay libertad en Argentina donde el 90% de los medios de comunicación están en manos de quienes apoyan el régimen del presidente offshore?, ¿se replican trascendidos que toman carácter de evidencia, caiga quién caiga?… ¿a esto lo podemos denominar democracia?
Vivimos en un mestizaje de dominios, una desfiguración de lo “sublime” por lo “trivial”, ‘catástrofes’ y ‘parábolas’ que desestabilizan todas las categorías intelectuales. Toma ‘status’ de religión, la ambición mediática, que, al no poder afiliarse a tal o cual estadio del conocimiento ni a ideología política alguna, sin causa moral que defender, ni demanda social que satisfacer, busca refugio en un purgatorio perennis, entre el domicilio universitario perdido y el refugio “seguro” del poder financiero megalómano. A partir de allí, cobra sentido la necesidad epistemológica y hermenéutica de definir y establecer una nueva lectura: estamos ante una realidad compleja, y dentro de registros y códigos de saberes que fueron dejados de lado.
Vayan a hablarle de papiro y códice a un exégeta de Plotino y Descartes, o a preguntarle a un lacaniano, que sucedía con el “estadio del espejo” antes de los espejos… contratiempos previsibles, que no impedirán encontrar algún estímulo maníaco en las palabras de Hegel: “Si la realidad es inconcebible, será preciso que forjemos conceptos inconcebibles”. ¿Cómo dudar, ante la canibalización de la humanidad, que ha llegado el día en que algunos métodos de análisis incongruentes, llegaron a sustituir a la Cultura, por la técnica?…
Hoy los burócratas de lo mediático con sus herramientas rudimentarias y magros medios, dejan bien justificado su deshacer… esta conclusión es evidente: ¿Debería probar que es cierta?… planteándome una resentematización, en la subestimación de la identidad presente, donde el sarcasmo más burdo tiene categoría de “dogma de ninguna creencia”, no creo necesario hacerlo, pues, todo insta a un ensayo de entendimiento y acción, siempre a favor de nuestra condición de especie SDF (Sin Domicilio Fijo).
La historia es algo menos que la interpretación que hasta hoy declara la unicidad del conocimiento humano, al devenir de las más disímiles comunidades, tan proclives en este presente, a lo epidérmico, frívolo y al aparente goce de lo inmediato.
El mundo, hoy, es una cultura de lo epidérmico, de lo degradado que se perpetúa y hago mención puntualmente en la relación político-cultural que divide y desorienta a los pueblos mediante la especulación y la perversión del simulacro de pueblos, en aparente ejercicio de sus derechos y garantías: eliminados y devenidos en ilusión 4D.
Las nociones de tiempo, de espacio, de intereses, en fin de existencia, se hicieron diferentes. El paradigma de la cultura ha obviado que la historia de este planeta ha sido sufragada en base a esclavitud a las tendencias imperiales, al tráfico de tradiciones ajenas e impuestas bajo presión, responsables absolutas de la pérdida de todo referente de una historia donde instalar a las nuevas generaciones, una historia que tuvo espacio de trascendencia en la ‘Imagen del Mundo’.
Pertenecen al pasado abolido, la tolerancia, la diferencia, el diálogo entre iguales. La Aldea Global no es otra cosa que egoísmo, avidez, intemperancia, dilación, psicopatías, grandes expectativas de fama y éxito devenidas en prostitución y delito perpetrado por ‘los peores’, los anónimos narcisos digitales… psicópatas, accionando desde las sombras, en tiempo completo.
La riqueza cultural se defenestró por varias vías: una, la del saber universitario y trascendente, presentido y seducido cada vez más por las corporaciones macro económicas; y por otro lado la conducta del dominado, inconforme con sus haberes. Por eso desde ese punto de nostalgias se le impondrá lo foráneo sin resistencias de pueblos sometidos.
El homo sapiens en franco retroceso a ‘homo primates’, ha devenido en empresa, en rédito y materia concreta de intercambio financiero, segregando su propio ser, que sería actuar como motor de la historia en favor de la vida. Pero hay otro lazo disociativo: la mecánica económica que impone el desequilibrio, las desigualdades, las diferencias. En ese conjunto los hombres, como los animales, dan libre curso a su naturaleza sin advertir sus metas. ‘Llegan a fines que no son capaces de prever’.
Nuestro tiempo, plagado de torpezas y miserias, tras un esplendor espectacular de luces de neón apagadas, no es más que un repertorio de fragmentos ensimismados, en la diversidad de tendencias y estilos que conforman el panorama de sujetos lobotomizados obsesionados por distinguirse desde su vacuidad.
Desde este pequeño cruce de vocablos que lanzo, surgen las imágenes del demonismo, sabremos ya que la realidad es una pregunta sobre si misma. Lo que necesariamente exige una pregunta sobre nosotros mismos y nuestra relación con ella… Y viceversa.

sábado, 21 de octubre de 2017

Dos poemas de Miguel Ángel Navarro Herrera


Amarillea, la luz, que recibe la piel de la tarde
Agachada, entre despojos, una mano,
desecha, apartando.
Busca premio.
Tal vez, una lata usada de pintura,
quizás un envase de huevos
o cartones
de cualquier clase.
En balcones y azoteas,

gastado,
en su aguacero, el aire corre,
destilando amianto
ausencias,
antenas colectivas.
Mientras, somnoliento,
dobla la esquina,
el buzón de los juicios,
 la papada de la indiferencia.
 Al fin,
 incandescente,
oscurece  la tarde.
                                                             


Nadie existe, aunque respire y lata
Y maldiga el día del eterno juicio.

Aleppo como tantas otras ciudades.
Aleppo de niños segados como tallos tiernos.
Aleppo de familias en carretas tristes.
Aleppo de bombas de racimo.
Aleppo de sirenas de emergencias.

Aleppo quizás nadie,
Ya nadie, que cuente,
Aunque respire.

Miguel Ángel Navarro Herrera nace en Las Palmas de G. Canaria en 1966. Participa en talleres de creación literaria. Y actualmente pertenece al Taller literario. Ha participado en varias antologías y en el 2016 el Centro Canario Estudios Caribeños –El Atlántico- edita su primer libro en la Colección Cuadernos La Gueldera con una preciosa portada de Elva Ramírez Brandón y un prólogo de Helio Ayala.

Felicidades a todos los que han hecho posible este atractivo libro y especialmente a Miguel Ángel Navarro Herrera, por ese recorrido que nos ha regalado a  través de calles y esquinas, de caminos concurridos o solitarios, limpios o repletos de basura.

Gravita Miguel Ángel Navarro Herrera, en lo cotidiano, en el encuentro de cosas insignificantes, en la trivialidad e incoherencia social de países en paz o en guerra. E igual que un testigo fiel, nos apunta esa parte triste, fea y dolorosa, nos muestra el encuentro de la belleza del verso en la soledad del mundo. Y nos conduce por los recovecos de “Las calles que habito”.


Blog-rosariovalcarcel.blogspot.com

lunes, 16 de octubre de 2017

LO QUE NO TE CONTARON EN LA ESCUELA

      Con vídeo, un proyecto de aula animal producido por Ciudad del Viento.
https://www.youtube.com/watch?v=Ai-BBZliWD0

Es cierto que cuando hace miles y miles de años los hombres tuvieron necesidad de ir a cazar cualquier tipo de animal que le produjera  las proteínas de la carne comenzó a matar. A engullir sin pensar en las consecuencias, sin imaginar cuántos animales deben morir para alimentar nuestro placer por la carne, chorizo, pescado, pollo…


En varios libros del escritor J.M. Coetzee comenta  la crueldad que se comete en los mataderos, concretamente en su famoso libro The Lives of the Animals, la protagonista, una famosa escritora, se enfrenta a un alegato sumamente incómodo, al cuestionar la tolerancia hacia aquellos que siguen siendo parte de una industria que produce tanto sufrimiento cotidianamente:

Un reportero con una cámara oculta en la mochila filmó escenas en las que cortaban a las reses los tendones de las patas traseras, a fin de controlarlas mejor;  además afirmó tener una secuencia demasiado atroz para emitirla, la de un animal acuchillado en un ojo, tras lo cual se utilizaba el cuchillo ensartado en la cuenca ocular para girar la cabeza a fin de presentar la garganta al cuchillo del carnicero

Pero esto no es una historia de novelas, ni de dioses como eran en la antigüedad muchos animales y aún lo siguen siendo en algunos países. Morir en un matadero es lo más normal del mundo para estos seres criados para la alimentación humana. Pero ¿Hace falta matar a las ovejas a golpes o colgar a las vacas vivas con un gancho clavado en una pata antes de morir desangradas? Eso ocurrió en un matadero de Pays de Soule, en Mauléon-Licharre, el pasado año en Francia. Lo peor es que no es un hecho aislado.

Lo más triste es que a pesar del esfuerzo intelectual y la voluntad de rescatistas y activistas políticos, de los grupos en defensas de los animales, las campañas por replantear una ética respetuosa a las especies animales que también sienten y son capaces de sufrir y lo manifiestan, no se cumple las normas vigentes que protege a los animales de crueldades innecesarias. No, seguimos maltratando a los animales en jaulas, escuchando los chillidos, diseccionando, realizando experimentos con ellos. Por lo que debemos reflexionar, buscar otras soluciones.

Además debemos entender que si cada uno de nosotros come carne desde la niñez hasta la vejez te habrás comido 7 mil animales. Si investigas un poco más, verás que tu cementerio personal incluye 11 vacas, 27 cerdos, 2 400 pollos, 80 pavos, 30 ovejas, y 4.500 pescados.

Hay psicólog@s que se preguntan el por qué comemos animales, y quizás la respuesta sea, el temor de la carencia de la vitamina B12, o nuestra necesidad de comer proteínas de origen animal. Pero actualmente existen pruebas que demuestran que comer animales no solo es innecesario para nuestra salud, sino que en realidad es perjudicial. Muchas de las poblaciones más sanas y más longevas comen muy poco o ningún alimento de origen animal y hacerlo incluso se ha relacionado con algunas de las enfermedades más graves y generalizadas del mundo occidental, como el cáncer, enfermedades del corazón, diabetes y obesidad.

Es vergonzoso seguir pasivos ante este tema. ¿A qué esperamos a que el cielo nos envíe señales? Debemos hacer algo, alimentarnos tomando conciencia del problema.  No sé si la solución es hacernos vegetarianos o veganos, o simplemente alimentarnos de proteínas vegetales. Lo que sí sé es que estamos cometiendo un delito con nuestros animales, que podríamos intentar otro camino. Porque lo que parece cierto es que una alimentación respetuosa con los habitantes de la tierra, cambia nuestros pensamientos, mejora nuestras emociones y nuestra salud mental y física.

Por último, como nota de esperanza, quiero resaltar que actualmente el mundo animal está recobrando el prestigio que tuvo en la antigüedad, ya que leí recientemente que en la discusión académica y social, se han hecho comparaciones de la lucha pro derechos de los animales con las luchas pro igualdad de géneros. Entonces pensé:

 ¿Vamos hacia el progreso y la coherencia?

Foto del de las personas que visitaron el matadero con las caras difuminadas por el respeto a la intimidad. 

Blog-rosariovalcarcel.blogspot.com


jueves, 12 de octubre de 2017

“El héroe”, cuento de Rabindranath Tagore

Madre, figúrate que vamos de viaje, que atravesamos un país extraño y peligroso.

 Yo monto un caballo rubio al lado de tu palanquín.

El sol se pone; anochece. El desierto de Joradoghi, gris y desolado, se extiende ante nosotros.

El miedo se apodera de ti y piensas: ‘¿Dónde estamos?’

Pero yo te digo: ‘No temas, madre’.

La tierra está erizada de cardos y la cruza un estrecho sendero.

Todos los rebaños han vuelto ya a los establos de los pueblos y en la vasta extensión no se ve ningún ser viviente.

La oscuridad crece, el campo y el cielo se borran y ya no podemos distinguir nuestro camino.

De pronto, me llamas y me dices al oído: ‘¿Qué es aquella luz, allí, junto a la orilla?’ Se oye entonces un terrible alarido y las sombras se acercan corriendo hacia nosotros.

Tú te acurrucas en tu palanquín e invocas a los dioses.

Los portadores, temblando de espanto, se esconden en las zarzas.

Pero yo te grito: ‘¡No tengas miedo, madre, que yo estoy aquí!’ Armados con largos bastones, los cabellos al viento, los bandidos se acercan.

Yo les advierto: ‘¡Deténganse, malvados! ¡Un paso más y son muertos!’

Sus alaridos arrecian y se lanzan sobre nosotros.

Tú coges mis manos y me dices: ‘¡Hijo mío, te lo suplico, escapa de ellos!’

Y yo contesto: ‘Madre, vas a ver lo que hago’.

Entonces espoleo a mi caballo y lo lanzo al galope. Mi espada y mi escudo entrechocan ruidosamente.

La lucha es tan terrible, madre, que morirías de terror si pudieras verla desde tu palanquín.

Muchos huyen, muchos más son despedazados.

Tú, inmóvil y sola, piensas sin duda: ‘Mi hijo habrá muerto ya’.

Pero yo llego, bañado en sangre, y te digo: ‘Madre, la lucha ha terminado’.

Tú desciendes del palanquín, me besas, y estrechándome contra tu corazón me dices: ‘¿Qué habría sido de mí si mi hijo no me hubiera escoltado?’

Cada día suceden mil cosas inútiles. ¿Por qué no ha de ser posible que ocurra una aventura semejante? Sería como un cuento de los libros.

Mi hermano diría: ‘¿Es posible? ¡Siempre lo tuve por tan poca cosa!’

Y la gente del pueblo proclamaría: ‘¡Qué suerte la de la madre al tener a su hijo a su lado!’



Rabindranath Tagore, en idioma bengalí, রবীন্দ্রনাথ ঠাকুর, (Calcuta7 de mayo de 1861 - ibíd., 7 de agosto de 1941) fue un poetabengalí, poeta filósofo del movimiento Brahmo Samaj (posteriormente convertido al hinduismo), artistadramaturgomúsiconovelista y autor de canciones que fue premiado con el Premio Nobel de Literatura en 1913, convirtiéndose así en el primer laureado no europeo en obtener este reconocimiento.
Tagore revolucionó la literatura bengalí con obras tales como El hogar y el mundo y Gitanjali. Extendió el amplio arte bengalí con multitud de poemas, historias cortas, cartas, ensayos y pinturas. Fue también un sabio y reformador cultural que modernizó el arte bengalí desafiando las severas críticas que hasta entonces lo vinculaban a unas formas clasicistas.
Foto, bibliografía y cuento entresacado de las redes internet.



martes, 10 de octubre de 2017

RELATO, BODA EN EL PRIMER DÍA INTERNACIONAL DE LA NIÑA

Para su primera celebración, el Día de este año se centrará en el MATRIMONIO EN LA INFANCIA, que es una violación fundamental de los derechos humanos y afecta todos los aspectos de la vida de la niña. 


                                             

                                                             BODA
Zidaba tiene catorce años, él cincuenta. Su madre la unge con especias, le coloca el sari nupcial. Pensando en el alivio económico que representa la ceremonia le coge las manos, la mira a los ojos y le dice:

-Tu novio nos hace un favor, así que debes entregarte, servirle.

Se conocieron el día de la boda. Ella no pudo evitar un sentimiento de repulsión. ¡Si hubiera dicho alguna palabra hermosa! Resultó aterrador, comprendió que le aguardaba el miedo, la despedida de la infancia, que pronto sería un desecho de carne y hueso. Pero no podía huir más que en él, así que se dirige al fuego sagrado.

Terminada la boda, la fiesta, las bendiciones van al lecho marital. Él jadeante, le sube el camisón y penetra su daga fría que, igual que un huracán, la embiste, la taladra, inunda su cuerpo con un torrente de muerte. La vacía. Ella grita con desesperación enloquecida. Llora. Escucha un grupo de aves que, desangradas, cortejan el luto de los ángeles. La muerte hubiera sido un alivio.

Finalmente comprende que debe escapar de aquella suerte, alejarse de aquel mundo imperfecto. Comprende que tiene que huir de las dotes, los baúles, de la inhumanidad de las tradiciones, de las ceremonias más triste de todas las ceremonias. 
                                                                           Rosario Valcárcel

Del libro “Perdone que no me calle”  (62 autoras canarias denuncian la violencia contra las mujeres).

La ONU reclama el reconocimiento de los derechos y de los problemas excepcionales que las niñas afrontan en todo el mundo.

De acuerdo con un estudio realizado de manera conjunta por India y Estados Unidos y difundido por la revista The Lancet, el 44.5 por ciento de las mujeres en India contrajo matrimonio antes de alcanzar la edad legal de 18 años.

El pasado mes de diciembre, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el día 11 de octubre como Día Internacional de la Niña, con el objetivo de reconocer los derechos de las niñas de todo el planeta, así como los problemas excepcionales a los que estas se enfrentan. Entre ellos, la ONU destaca el problema de los matrimonios precoces y forzados.

El matrimonio en la infancia deniega a las niñas su infancia, interrumpe su educación, limita sus oportunidades, aumenta el riesgo de violencia y abuso, pone en peligro su salud y por lo tanto constituye un obstáculo para la consecución de casi todos los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y el desarrollo saludable de las comunidades. 

A nivel mundial, alrededor de una de cada tres mujeres jóvenes de 20 a 24 años se casaron antes de cumplir los 18 años. Una tercera parte contrajo matrimonio antes de cumplir los 15. El matrimonio en la infancia causa embarazos tempranos y no deseados, y supone riesgos que amenazan la vida de las niñas.

Foto y comentarios entresacados de las redes sociales. 




miércoles, 4 de octubre de 2017

INAUGURACIÓN DE LA EXPOSICIÓN ANTONI TÁPIES, Sérienegre EN EL CICCA.







EN EL ARREBATO DE LA EXISTENCIA
                                                A  Antoni  Tápies

Su infancia son recuerdos del Dios de su madre.
De cruces y plegarias en el que palpita el pecado,
el dolor de lo sagrado: la matriz y la muerte.
Recuerdos de grandes muros, tapias, Tàpies.
Patios y refugios que parecen mortajas,
donde habitan cadáveres y condenas que sangran.

Angustias y pesadillas perturban su sueño cuando un rayo
invisible le toca, le despierta al mundo del budismo, chamanes y médiums,
a las verdades huidizas que aguardaba.
Y, en el arrebato de su existencia, medita con las manos,
escarba en sí mismo, en las preguntas de los moribundos,
 en las grietas de la vida y en la memoria.

Entonces encuentra los brazos abiertos de la cruz.
Símbolos místicos que dan volteretas y se buscan
entre chapoteos de carbón y chorros de celajes.
Entre el cuchillo que atraviesa las heridas
de lo cotidiano, el desagüe del progreso,
el hervidero de confusión.

E igual que un romántico muestra el compromiso a su tierra. 
Se enamora del vacío, de la afonía del arte  
que reconforta el dolor de la vida.
Se enamora de la Nada,

de esa Nada que incluye lo posible e imposible.
                                                                               R.V.


El pasado miércoles, día 4 de octubre tuvo lugar la Inuauguración de la Exposición Antony Tàpies, Sèrienegre..

El acto de inauguración lo abrió el  director general de La Fundación  La Caja de Canarias, Fernando Fernández quien dio la bienvenida y felicitó a Diego Casismiro y a todos los que de alguna forma han hecho posible esta bella exposición.

Una exposición que estuvo acompañada de la proyección del Films Alfabet Tápies.

 Al finalizar la película, la escritora Rosario Valcárcel recitó una poesía inédita de su autoría titulada "En el Arrebato de la Existencia" dedicada al pintor, y el psicólogo Hugo Fernández  hizo una semblanza sobre la vida del autor.

A continuación la Soprano Alma Anduix y la violinista Cristina Ramírez interpretaron dos composiciones musicales. 

Y para cerrar la inauguración se sirvió un cóctel fraternal y se visitó la Sala de Exposición en la  segunda planta

LA  EXPOSICIÓN PERMANECERÁ ABIERTA HASTA EL DÍA 24 DE NOV


domingo, 1 de octubre de 2017

DOS POEMAS DE ELVIRA SASTRE


TENGO UN PLAN
Como el que lleva al mar a rastras en los ojos,
el que camina hacia delante, acariciando espaldas,
o el que besa parpados para soñar más tranquilo,
te llevo en mi como en un accidente, hecho llanura,
como una caricia que termina en poemas mientras tu duermes,
como tiene el perdón grabado en el pecho el más culpable.

Te lo voy a decir de otra manera,
cuando te miro veo:
pájaros, seres inimaginables,
ojos que traspasan,
padres embullendo a sus hijos,
relojes desaciendose en el segundo que condese un instante,
peces devorando tigres, muchachas mirando por la ventana,
un beso en la mejilla de una enamorada arrodillada,
mujeres desnudas de piel azul,
la guerra imaginada y deshecha en un lienzo,
en resumen defines mis intenciones con la poesía,
quiero conjugar contigo todo los verbos que acaben en arte.



SOY UNA ISLA

Todos quieren llegar,
traerse un libro,
algo de comida
y un amor.

Imaginan los árboles,
piensan en el mar que no se vacía,
son capaces de tumbarse sobre
mi arena
y dejarse ser por completo
porque es terriblemente sencillo:
en mí no existen los espejos,
cuido con esmero la contracción del paisaje,
acaricio el pasado y los errores ajenos,
marco el camino y no el tesoro
y me mantengo siempre estática,
sin hacer ruido, sin causar peligro,
esperando el golpe con las palmas abiertas.

Es fácil querer llegar.
Querer quedarse es igual de fácil
que ahogarse en una gota
de agua.

Es así: todos quieren llegar
y, sin embargo,
todos quieren irse
en el momento en el que llegan.

Quizá sea por el olor a polvo que me cubre,
por el viento que va dejando partes de mí
en cada trozo de tierra que piso
y me devuelve incompleta a la orilla,
por el cansancio de mis ojos
que siempre están en otra parte
o, quizá, porque nadie quiere vivir
en un lugar deshabitado.

Nadie quiere estar en una isla desierta
cuando se hace de noche.

ELVIRASASTRE 
Elvira Sastre nace en Segovia el verano de 1992 y ya desde muy pequeña, gracias a la influencia de su padre, muestra su amor por la lectura. A los doce años escribe su primer poema. Poco tiempo después, gana el premio de poesía "Emiliano Barral" con el relato corto Saudade.

Se instala en Madrid para cursar el grado universitario de Estudios Ingleses, continúa escribiendo y comienza a participar en eventos poéticos acompañada de cantautores consagrados compartiendo escenario con Joaquín Sabina, Benjamín Prado, Jorge Drexler, Rubén Pozo y Leonor Watling, entre otros. 

La carrera poética de Elvira Sastre, la poesía visceral y directa que presenta así como su cercanía con el lector permiten a la poeta participar en festivales y eventos literarios de importancia tales como la Feria del Libro de Bogotá (FILBO), el Festival Eñe, la Feria del Libro de Madrid y de Soria, el Festival de Narradores Orales de Segovia, el Festival Inverso o el Encuentro Internacional de Poesía Ciudad de México 2015, y demás jornadas culturales. Del mismo modo, la poeta ha dado conferencias en varias universidades de Estados Unidos como North Georgia University, Emory University y Hofstra University.

 En el presente, Elvira Sastre compagina su carrera poética con la escritura y la traducción. Tras una gira exitosa por Estados Unidos y México, acaba de publicar su tercer poemario, «Ya nadie baila» (ed. Valparaíso Ediciones) y prepara su primera novela con la editorial Seix Barral.



miércoles, 27 de septiembre de 2017

UNA CASA EN CANTABRIA


                                                                                       A Mariló y Ángel Gustavo

Hacía tiempo que la poeta Mariló Álvarez y el pintor Ángel Gustavo Cabrera Mujica nos habían invitado a su casa de Cantabria, y por fin este verano pudimos disfrutar de la casa, de andar por las calles y las esquinas, de recorrer ese terruño en la que ella nació y vivió hasta que se casó y, por el que tiene verdadera pasión. Llegó el momento de admirar la casa grande con alacenas, doseles, tapicerías de estilo antiguo que ha acogido a varias generaciones, la casona de Lamadrid situada en un caserío del municipio de Valdáliga.



Una casa que se remonta a mil ochocientas ochenta, cuyas paredes gruesas están revestidas de piedra y de retratos familiares, así como de obras de diferentes etapas pictóricas de Ángel Gustavo. Una casa con aspecto casi misterioso, con olor a perfumes densos. Un caserón rodeado de una intensa vegetación con vistas al mar y a la montaña, de chalecitos nuevos y antiguos entre terrazgos y pajares, de vacas pasiegas o tudancas, campurrianas o lebaniegas, de color blanco o de oro viejo. Vacas que nobles se nos acercan a saludarnos entornando sus ojos humanos. Un lugar desde el que se oyen balar ovejas o cabras a la eternidad.


Un paisaje lleno de encanto melancólico realzado entre montículos y prados largos, largos como si más allá hubiese otros prados y otros y otros, tanto que al observarlo llegas a entender por qué nuestros antepasados disolvían sus vidas entre las pequeñas cosas verdaderas. Llegas a entender la moda de los hippies que se instalan en una comuna en medio de la naturaleza. 


Mi amiga Marilo se mueve por esa gran casa de tres plantas de una forma activa y sensual y nos cuenta anécdotas personales, vivencias del lugar. Le encanta hablar y hablar y hablar de sus antepasados, de libros antiguos y de libros grandes y pequeños que heredó de su bisabuelo y, que conserva como lo que son un tesoro. Siente la necesidad de evocar, con todo lujo de detalles, aquellos instantes en que su abuela le leía cuentos. ¡Y qué bien los relata! Se pone en situación, y con aire serio y solemne, tanto te rememora un cuento, como de una caja que contiene muchos secretos, te muestra una de sus joyas: una estampita escrita por ella a un amor que confiesa platónico, un amor de adolescente. Su deseo por contar es muy fuerte, arrollador, y nosotros la escuchábamos sin parpadear, mientras, entre las sombras del jardín, la silueta del limonero agitaba sus ramas, participaba de la reunión.

Sí, a través de la ventana, el limonero nos acompañaba de día y de noche cuando sentados en el comedor contábamos historias junto al fuego de la chimenea y, entre vinos y platos de la tierra, hablábamos de todos los temas habidos y por haber, de los terroristas islámicos, la Justicia que debería ser igual para todos, de los seres humanos y de los complicados que somos. De las fuerzas demoniacas e incluso de oraciones supersticiosas.

Repasamos la literatura actual y la pintura de Ángel Gustavo y yo recordé la serie de Las Venus en donde el pintor crea mujeres hermosas de largas piernas. Busca la verdad y la belleza.  Mujeres perfectas, irresistibles, cuya perfección hace florecer el deseo y las  pasiones.


Íbamos pasando de un tema a otro y, como decía el cantante Sabina, nos dieron las doce y la una, y las dos y las tres. Y a esas altas horas terminábamos hablando de gastronomía y salió a relucir el tema de los animales, de los toros y de las ferias. Analizábamos los argumentos en pro y en contra de la tauromaquia, y casi sin darnos cuenta nos encontrábamos en los centros de matanza de animales o en los laboratorios, horrorizados con los experimentos que allí se realizan. Escuchábamos los gritos y los  silencios de las criaturas llamadas irracionales. Finalmente Luis determinó que deberíamos hacernos vegetarianos.


Y como la noche se presta a las confidencias, no faltaron horas lujuriosas dedicadas al amor y al pecado, a la pasión, a esos temas que a mí me gusta tanto explorar, que unen toda nuestra vida cuando nos lamentamos o evocamos momentos entrañables. Y nos reímos y nos emocionamos y Ángel Gustavo nos amenizaba con alguna aria de ópera.

Pero lo más simpático era ver a Mariló estudiando el itinerario del día siguiente, las fotografías de los paisajes que vimos y sentimos de Cantabria, de las suaves hierbas con sus diferentes verdes, de las rías de San Vicente de la Barquera, del horizonte con Los Picos de Europa. Resultaba divertido ver las caras de satisfacción al saborear en mesones el cocido montañés o las tapucas de rabas y las sardinas con riojas y soleras. O ver la celebración del día del Muzucu y la fotografía de la popular comida del sorropotún de San Vicente de la Barquera.



Gozar de rincones como el de la pintora-escultora Antonia María y German situada en el Pechón, una casa con jardín y vistas al mar. Y la Finca con hotel rural de Lary y José, y la de Blanca Vallés en Tejo. Una casa pequeñita, que a mí me pareció tan linda que le dije que era una casa de muñecas. Tampoco faltó un baile divertido con un grupo de la tercera edad en el Hotel Palacio de Guevara en Treceño. ¡Cuántos recuerdos me trajo la música! Ni la visita al precioso Valle de Cabuérniga, en Bárcena Mayor donde en un restaurante observé un pequeño aviso colgado de la pared. Curiosa me acerqué y leí:

Vamos a cazar gamusinos! ¡Vamos este fin de semana a cazar gamusinos! Anotarse el que desee ir.

-¡Gamusinos, gamusinos!, pensé al leerlo ¿y qué son gamusinos? Y antes de que se me ocurriera que podría ser, Mariló me miró y comprendiendo mi ignorancia expresó:

-No sé lo que son gamusinos, aún no he cazado ninguno. Reímos y seguimos riendo mientras caminábamos a través de las calles azotadas por un viento tan frío que nos hizo rechinar los dientes.

Finalmente llegó el momento del regreso a Gran Canaria, de la despedida, de los abrazos apretados. Entonces escuché la lluvia cargada de emoción, escuché el mugido de vacas. Escuché de nuevo las enseñanzas y los cuentos que la abuela de Mariló contaba cuando ella veraneaba en la casa de Lamadrid. Y los ojos se me rayaron de lágrimas. 

facebook/RosarioValcárcel