jueves, 15 de noviembre de 2018

Universo Kitsch

Por  Eduardo Sanguinetti (*), especial para NOVA
El kitsch es el anti-arte, en lo que el arte implica de trascendencia y desalienación. Es la instalación invasiva del sujeto-objeto en el universo del arte, esterilizando su acción de innovar y de prescindir del simulacro, impuesto como función ordenadora de la necrótica aldea global.
El kitsch es una secreción artística del cosmos burgués, una negación de lo auténtico. Lo podemos apreciar en todo su esplendor en la TV y la prosperidad de su programación, con libre acceso a lo falaz y a la alienación en que ‘cae’ el telespectador, que asiste con fruición a la visión de lo intrascendente elevado a símbolo de promoción de lo banal, imponiendo lo que se debe decir, sentir y pensar, proyectando una suerte de universalidad de la teoría de la disfuncionalidad, en el mensaje que emiten los actores, conductores y publicistas de la “caja boba”.
El kitsch es universal, es una tendencia escatológica ligada a la inserción en la vida de los groseros valores burgueses. Existe una literatura kitsch, una decoración kitsch, una música kitsch, una política kitsch, un sindicalismo kitsch, un periodismo kitsch, cine kitsch, una izquierda, una derecha kitsch y un peronismo kitsch, etc.
Todos estos hechos a la medida del hombre medio, del ciudadano acumulador de objetos, el ciudadano de la prosperidad en el ‘tener’, con sonrisa dibujada para la selfie tomada en el instante preciso en que es penetrado en todos sus flancos, por el pensamiento único, en su cenit, un modo de vida kitsch, que emerge espontáneamente en el tenedor de pescado y la copa estilo Ulúa, en funcionalidad profunda, en la mesa de la nonagenaria que hace medio siglo almuerza ante las cámara de TV, con invitados en clave kitsch, fans incondicionales de la señora.
El grado de alienación y de inautenticidad que devienen del mundo kitsch es alarmante, pues establece las maneras y modos a seguir por una mansa comunidad que se somete a la doctrina vacua del fenómeno kitsch y sus referentes más potentes… Podría dar sus nombres, pero, ¿es preciso? Lo trágico del kitsch es el principio de la mediocridad.

A través de esta acumulación de medios, a través de este enorme display de objetos, el kitsch nunca llega a ser novedad, como pretenden convencernos quienes son kitsch, oponiéndose a la vanguardia auténtica, a los que austeramente prescinden de lo ornamental y pomposo… deviniendo el kitsch en ser objetos fúnebres que todo los desvirtuan, en nombre de la sagrada inseguridad y del ‘no ser’ nada, salvo una vacío perfecto, imagen perfecta del mundo en que permanecemos los que resistimos a esta tendencia, sólo para cobardes y traidores, mentirosos y arrastrados.
Es en virtud de su mediocridad que los productos kitsch llegan a lo auténticamente falso y a la condescendencia del consumidor temeroso, que tímidamente se eleva sobre su medianía, lanzando palabras inquisitorias, que no llegan a conformar una frase, han perdido el sentido del lenguaje consistente en construir un discurso real y concreto.
Es la mediocridad lo que los reúne, los fusiona a los sujetos del mundo kitsch, en un conjunto de perversidades éticas, estéticas, funcionales, políticas o religiosas. La mediocridad es tanto la desmesura como la posición media, es el principio mismo de la heterogeneidad del kitsch, facilita a los consumidores el acto de absorción y lo propone a todos los espacios, como el más adecuado hoy “la moda”, para transmitir el mensaje de ser “in” o “out”, como lo proponía el talentoso humorista gráfico Juan Carlos Colombres (Landrú), en sus tiras publicadas en diversos medios hace años, a los que se plegaban con fruición y avidez todos los ciudadanos de los más diversos estadios socio-políticos, incluidos los genocidas fascistas…
A inicios de los 70, Colombres, curiosamente, llegó a poseer una sección en la revista kitsch: Gente, donde ironizaba sobre la sociedad argentina, con talento inusual, en especial del “medio pelo” o los nuevos ricos, o aquellos que pretendían aparentar un buen nivel cultural, hoy lo aplicaríamos a la clase política toda, a los empresarios de nuevo cuño, a los sindicalistas, los intelectuales de shoppings periféricos, en fin a toda la fauna de energúmenos que conforman el tejido social, de por si degradado.
Bastan unos años para individualizar las características del nuevo “sistema kitsch” que se ha venido soldando, esto es, demarcar la negligente autocomplacencia de los recién llegados de espacios farandulescos, haciendo uso de un calculado provecho comercial y capitalista de “maneras” y “manías” que resultan “simpáticas”, de una desmesurada avidez de alabanzas sistemáticas de los que conforman el espectáculo insano y mediocre de la degradada cultura del Río de la Plata, que son réplica de las tendencias promocionadas desde el imperio kitsch de la corrupción. Mercaderes de la subcultura kitsch, el anti-arte, que condenan a la comunidad complaciente, con anuencia de la clase política kitsch, a ser penetrados por productos biodegradables y a perderse en el juego de alusiones y alejarse para siempre de la creación estimulada, propuesta por los “talentos”, hoy exiliados del mundo de la cultura, quienes adelantan, bajo cualquier forma, ideas, estímulos o propuestas de carácter artístico, aún no comercializados.
Milan Kundera, en su célebre novela “La insoportable levedad del ser”, nos dice: “Nadie ignora que la mierda es kitsch y la salida de esta mierda, es el ano, instalado entre las nalgas, que conforman el culo…en fin, creo que la mierda lo cubre todo y los culos, actúan de panóptico…justifican toda la instancia escatológica, en la que se debate este mundo. Si hasta hace poco la palabra mierda se reemplazaba en los libros por puntos suspensivos, no era por motivos morales. ¡No pretenderá usted afirmar que la mierda es inmoral! El desacuerdo con la mierda es metafísico. De eso se desprende que el ideal estético del acuerdo categórico con el ser es un mundo en el que la mierda es negada y todos se comportan como si no existiese. Este ideal estético se llama kitsch”.
Kitsch es la tendencia predominante de todos los que dictan y rigen en el planeta, lo vemos de manera concreta, por ejemplo, en Macri, presidente de Argentina, con sus falacias y torpezas inocultables, en intento de transmitir “algo”, en sus vacuos y banales “discursos”, “volando a lo chajá”, reprimiendo, violentando a una comunidad, ya de por sí temerosa, paciente y avara de sus placeres, que soporta lo insoportable en nombre de ningún sentido, hace gala de su inocultable apego al kitsch…basta visualizar la imagen de su asesor ecuatoriano, “rey del Universo Kitsch”, para reafirmar el triunfo de la posverdad y la pobreza de ideas e ideales.
Pareciera que dichos modos se asimilan a maneras y modos de una comunidad que marcha inexorablemente a la degradación del lenguaje, sin mediar metáforas de “paños fríos” que se utilizan dentro de un marco de compulsión intencionada, que se proyecta sobre una dimensión espectacular: el sentido de pertenencia, ausente, a una comunidad que sin dudas ha perdido el sentido de la relación y el diálogo.
Meditando en armonía, manifiesto sin dudarlo, que la negación absoluta de la mierda deviene en el “kitsch”, vivimos en una comunidad kitsch, un vacío perfecto, negadora de toda la mierda de la que estamos compuestos, cual especie orgánica somos desechos biodegradables, mierdas perfectas, mal que le pese a quien le pese… el universo kitsch a falta de una selección cualitativa, se expresa mediante la devoción cuantitativa: el gran milagro… el talento, el coraje, el hambre, la verdad y la libertad, no pertenecen al universo del kitsch, no lo olvidemos.
(*) Filósofo.

domingo, 11 de noviembre de 2018

El silencio de las sirenas, Franz Kafka,



Existen métodos insuficientes, casi pueriles, que también pueden servir para la salvación. He aquí la prueba:

Para protegerse del canto de las sirenas, Ulises tapó sus oídos con cera y se hizo encadenar al mástil de la nave. Aunque todo el mundo sabía que este recurso era ineficaz, muchos navegantes podían haber hecho lo mismo, excepto aquellos que eran atraídos por las sirenas ya desde lejos. El canto de las sirenas lo traspasaba todo, la pasión de los seducidos habría hecho saltar prisiones más fuertes que mástiles y cadenas. Ulises no pensó en eso, si bien quizá alguna vez, algo había llegado a sus oídos. Se confió por completo en aquel puñado de cera y en el manojo de cadenas. Contento con sus pequeñas estratagemas, navegó en pos de las sirenas con alegría inocente.

Sin embargo, las sirenas poseen un arma mucho más terrible que el canto: su silencio. No sucedió en realidad, pero es probable que alguien se hubiera salvado alguna vez de sus cantos, aunque nunca de su silencio. Ningún sentimiento terreno puede equipararse a la vanidad de haberlas vencido mediante las propias fuerzas.



En efecto, las terribles seductoras no cantaron cuando pasó Ulises; tal vez porque creyeron que a aquel enemigo sólo podía herirlo el silencio, tal vez porque el espectáculo de felicidad en el rostro de Ulises, quien sólo pensaba en ceras y cadenas, les hizo olvidar toda canción.

Ulises (para expresarlo de alguna manera) no oyó el silencio. Estaba convencido de que ellas cantaban y que sólo él estaba a salvo. Fugazmente, vio primero las curvas de sus cuellos, la respiración profunda, los ojos llenos de lágrimas, los labios entreabiertos. Creía que todo era parte de la melodía que fluía sorda en torno de él. El espectáculo comenzó a desvanecerse pronto; las sirenas se esfumaron de su horizonte personal, y precisamente cuando se hallaba más próximo, ya no supo más acerca de ellas.

Y ellas, más hermosas que nunca, se estiraban, se contoneaban. Desplegaban sus húmedas cabelleras al viento, abrían sus garras acariciando la roca. Ya no pretendían seducir, tan sólo querían atrapar por un momento más el fulgor de los grandes ojos de Ulises.
Si las sirenas hubieran tenido conciencia, habrían desaparecido aquel día. Pero ellas permanecieron y Ulises escapó.

La tradición añade un comentario a la historia. Se dice que Ulises era tan astuto, tan ladino, que incluso los dioses del destino eran incapaces de penetrar en su fuero interno. Por más que esto sea inconcebible para la mente humana, tal vez Ulises supo del silencio de las sirenas y tan sólo representó tamaña farsa para ellas y para los dioses, en cierta manera a modo de escudo.

Franz Kakfa. Escritor checo nacido en Praga, 1883- Austria 1924 en su obra escrita en lengua alemana señala el inicio de la profunda renovación que experimentaría la novela europea en las primeras décadas del siglo XX. Franz Kafka se enfrenta a menudo a un mundo complejo dejó definitivamente atrás el realismo decimonónico al convertir sus narraciones en parábolas de turbadora e inagotable riqueza simbólica: protagonizadas por antihéroes extraviados en un mundo incomprensible, sus novelas reflejan una realidad en apariencia reconocible y cotidiana, pero sometida a inquietantes mutaciones que sumergen al lector en una opresiva y asfixiante pesadilla, plasmación de las angustias e incertidumbres que embargan al hombre contemporáneo.

Foto Franz Kafka

sábado, 10 de noviembre de 2018

Buscan abrir el primer “burdel de robots sexuales”


 y hasta vender la “virginidad” de cada uno de los robots

Por  Amaury Mo

La idea de tener robots sexuales equipados con inteligencia artificial es relativamente nueva, y por esta razón están empezando a surgir personas que buscan aprovechar esto de cara a un mayor alcance y popularidad en este tema.

Este es el caso de una chica que se hace llamar Unicole Unicron, quien abrió una campaña de crowdfunding con el objetivo de abrir el primer burdel del mundo con robots sexuales.
Pero no sólo eso, ya que Unicron también asegura que este burdel estaría centrado en “prácticas sexuales consensuadas”, ya que según explica, “los robots también deben ser tratados con respeto”.
10.000 dólares por ser el primero en tener relaciones con un robot
Este burdel, bautizado como ‘Eve’s Robot Dreams’, abriría sus puertas en 2019 en Los Ángeles, Estados Unidos, y para ello, la responsable del proyecto está persiguiendo una meta de 155.000 dólares en Indiegogo.

A día de hoy, con cinco días por delante, sólo ha recaudado poco más de 2.600 dólares y sólo cuenta con el apoyo de nueve personas.

Se ve complicado que la campaña vaya a llegar a su meta. Sin embargo, todo lo que envuelve a este proyecto es por demás curioso y vale la pena echarle un ojo, ya que podría sentar un precedente para un futuro no muy lejano, donde existan sitios centrados en el sexo con robots.

El burdel contempla la compra de varios robots sexuales RealDoll X, recientemente lanzados al mercado. Los visitantes podrán elegir el robot que deseen, pero antes del sexo deberán establecer una “relación de consentimiento”, con la cual se buscaría generar una interacción armoniosa.
Los visitantes tendrían que descargar la aplicación móvil de Realbotix para empezar a conocer la “personalidad” del robot, algo que podrían hacer horas antes de asistir al burdel o bien, una vez estando ahí.



También habría la posibilidad de interactuar con el robot “en persona”. En todo caso, se exigiría que las personas conozcan antes a sus robots si quieren tener sexo con ellos.

Tras entablar la relación, el sexo con el robot tendría un precio de 122 dólares, pero aquellos que deseen ser el primero en estar con un robot, tendrían que pagar 10.000 dólares, es decir, ese sería el precio por la “virginidad de un robot sexual”.

Por otro lado, también se contempla tener muñecas sexuales, no robóticas, cuyo precio sería de 60 dólares por relación sexual.

De acuerdo con su creadora, su principal preocupación es el saneamiento y la limpieza, ya que quiere que los robots estén debidamente desinfectados antes de cada nuevo invitado, una tarea que estaría a cargo del personal.

Para garantizar esto se plantea poder ofrecer “inserciones exclusivas”, que serían orificios para los robots que se colocarían por el propio cliente para mayor seguridad.

La creadora del proyecto: su visión del mundo y el futuro

Como mencionaba, Unicole Unicron es quien está detrás del proyecto, quien se describe a sí misma como “especialista en ética para robots y líder del culto a una estrella pop que no está conforme con su género”. Unicron dirige el grupo espiritualista ‘UNICULT’ y hace videos musicales para su canal de YouTube.

De acuerdo al sitio web de UNICULT, el objetivo de este culto es “enseñar que todos somos uno y que todos pueden ser felices y armoniosos en un paraíso unitopiano”. Según Unicron, los miembros del culto tienen reuniones de forma periódica y actualmente están enfocados en algo llamado ‘3V3’, que es una secta dentro de UNICULT que se enfoca en “traer el cambio matriarcal a la vanguardia de la inteligencia artificial y la robótica”, que es precisamente de donde surgió la ideal del burdel.
“Los miembros del culto trabajan en su estado interno para hacerlo lo más armonioso posible. 

También trabajan diligentemente para crear la mejor realidad posible para ellos. Los miembros pueden trabajar de forma aislada o participar en la comunidad de UNICULT, que está principalmente en línea.”

Unicron afirma que “los robots son una tecnología poderosa que tiene el potencial de cambiar la conciencia de un usuario. Las visión que tiene una persona acerca del mundo se ve profundamente afectada por sus relaciones interpersonales, y la relación con un robot sexual no tiene por qué ser diferente. La forma en que programamos y tratamos a los robots afecta la forma en la que nos tratamos unos a otros”.

Ante esto, Unicron menciona que es sumamente importante centrarse en el consentimiento, ya que nos ayudará a entrar en ese futuro con robots desde una perspectiva más saludable, “toda vida potencia merece respeto”. Es así como surge la idea del burdel, que sería un sitio, una especie de refugio, “para que las personas y las parejas exploren todo tipo de fantasías sin juzgar. Un espacio de curación futurista para que cualquiera pueda venir a interactuar con los robots con los que de otra forma no podrían interactuar”.

Según su creadora, su idea general es poder establecer un estándar para que los burdeles de robots sean limpios, futuristas y sexualmente positivos.

ensegundos.do y la vanguardia.com

lunes, 5 de noviembre de 2018

Tamara de Lempicka. Reina del Art Déco en Madrid. con vídeo




Del 5 de octubre de 2018 al 24 de febrero de 2019, Arthemisia abrirá al público una nueva muestra en el Palacio de Gaviria de Madrid. En esta ocasión será una retrospectiva dedicada a la figura de Tamara de Lempicka. Comisariado por la experta Gioia Mori este proyecto expositivo recorre la trayectoria de la "Reina del Art Déco". La retrospectiva, incluye en torno a 200 piezas procedentes de más de 40 colecciones privadas, museos y prestatarios. 

Tamara de Lempicka contaba con un estilo característico de la época, marcada por la estética de los años 20 con sus motivos geométricos, colores brillantes y formas rotundas. El art decó, un estilo clásico, simétrico y rectilíneo que alcanzó su mayor apogeo entre 1925 y 1935, hundía sus raíces en movimientos anteriores como el cubismo y el futurismo, así como la influencia de la Bauhaus. Lempicka fue una de sus representantes más destacadas en el ámbito de las artes plásticas, para las que planteó toda una revolución. Esta será la primera exposición retrospectiva dedicada a Lempicka en Madrid.



De unos ojos en pleno éxtasis, a unos ojos que no ven, borrosos, ciegos, a otros que lloran, a los ojos de esa amante que mira cómo la retratan, a los ojos con los que vio la vida -y luego la pintaba- Tamara de Lempicka.

Siempre enigmática y misteriosa, Lempicka trazó pronto su carrera. "Huyó de Rusia después de la revolución, tenía una gran sensibilidad hacia el mundo de los exiliados", cuenta Gioia Mori, comisaria de la exposición de la artista en Madrid.

Se instaló en un París efervescente huyendo de los bolcheviques y allí su obra, siempre firmada bajo pseudónimo, empezó a despuntar. "Ella toma el apellido de su marido, Lempicki, porque como era mujer no le aceptaban su apellido como tal", destaca Cristina Trigo, jefa de equipo de la exposición.
Atrevida y seductora, como los desnudos que pintó, Tamara de Lempicka mostró abiertamente su bisexualidad. Frecuentó locales clandestinos 'El doble 47', donde sólo se reunían mujeres con apariencia masculina.

El mundo de la obra también se ve reflejado en la obra de Lempicka, glamour, sensualidad y elegancia mezclados en su pintura con los diseños de Salvatore Ferragamo o Elsa Schiaparelli.
La reina del art Déco, como se la conoció después, inspiró a artistas como Madonna, que posee algunas de sus obras y las usó en varios videoclips y conciertos.
"La obra de Lempicka ha estado siempre en manos privadas y eso ha desfavorecido que se pueda dar a conocer", añade Trigo.

Su cubismo suave, sus cuerpos geométricos y sus colores satinados que estuvieron a punto de quedar relegados si no hubiera sido porque un galerista francés la popularizó en los 70. Desde entonces, ya nadie ha podido olvidarse de Tamara de Lempicka, el personaje que traspasó a la artista. Arrolladora, libertina y etérea; Lempicka.

Información de la Sexta.com | Madrid | 03/11/2018




martes, 30 de octubre de 2018

La Playa de la Salemera y María Rosa Herrera



El pasado mes de septiembre se celebró en la Playa de la Salemera, en la villa de Mazo, La Palma, las fiestas en honor a Nuestra Señora del Carmen.

Al llegar a la playa escuchamos el sonido de batería, de guitarras. El sonido de un grupo musical, creo que era Libertad y Saoco, acompasa el ritmo mientras algunas parejas bailaban bien agarraditos. Y en medio de ese sabor de verbena, de silencios y promesas, de oraciones y cantos de amor hacia La Virgen del Carmen, celebramos la Eucaristía en la misma playa y acompañamos la procesión por los caminos formados por arena negra, junto a la Asociación y vecinos que hacen posible la Fiesta.


Más tarde en la oscuridad más profunda de la noche, yo miraba aquel rincón bello, natural, sereno. Miraba las estrellas, cuando, de pronto escucho un eco en el mar y observo como los vecinos y amigos corren, se acercan a la orilla, gesticulan alegres, contemplan unos fuegos que, igual que Venus, surgen del océano. Me deslumbran porque eran como géiser humeando, crujen, vuelan como columnas de sueños y, casi sin darme cuenta, me asomo a aquellos fuegos acuáticos de mi Playa de Las Canteras.

Pero aquella fiesta era diferente. Tenía un secreto, y era que María Rosa Herrera González, amiga, generosa, con la que hicimos hace unos meses el recorrido de Tierra Santa, coincidiendo con las fiestas de la Salemera, nos había invitado a cenar en su casa, en un lugar precioso junto al mar. En esa orilla en donde aquella noche soplaba una brisa fría y podía escucharse el rumor de las olas que venían a morir junto a nosotros. Un lugar en donde Rosa había organizado una especie de restaurante bajo una carpa junto al mar.

Pronto las mesas de la terraza-comedor se llenaron de amigos, primos y cuñados, e impregnados de agua y salitre brindamos alegres:

-¡Chin, Chin, salud, amor, dinero! Reíamos a carcajadas.

Rosa, repartía platos y más platos: brazo gitano de atún, quiché de verduras, solomillo de cerdo, todo regado con vinos de la tierra, refrescos, postres… Esa misma cocina que ella ofrece todos los días en su restaurante de comidas preparadas llamado Jacaranda y, que está situado en San Antonio, en Breña Baja.


La euforia entre los amigos y familiares crecía. Hablamos del pasado y del presente, de lo divino y de lo humano. Rosa, que es una mujer enérgica e imprevisible, controlaba que todos estuvieran a gusto, sonreía y repetía a los conocidos que pasaban por allí:

 -Vengan, vengan, siéntanse con nosotros.

 Saboreamos la cena, incluso algunos glotones repetimos algún plato. Y como la noche se presta para las confidencias, Rosa nos confesó:

-Yo quería tener una carrera y trabajar, pero el destino… Me casé muy joven, me quedé viuda con tres hijos, contaba y contaba: -, la muerte de mi marido me dejó la sensación de infinita fragilidad, pero no podía permitirme el lujo de derrumbarme.

Obtuvo el título de corte y confección y en una época cosió para la calle, como modista.

- Hágame este vestido para mañana y otro para pasado, le pedían.

Pero la costura no daba para mantener a la familia y, se arriesgó en esa otra pasión que era su amor por la cocina. Su amor por cocinar para otros. Sí, eso fue lo que le generó la idea del negocio. Se arriesgó y gracias a la ayuda de familiares y a la cocinera canariona, con la que lleva casi una década, se han ido forjando poco a poco, y hoy forman un gran equipo en su negocio de comidas preparadas.

Sus palabras calaban hondo y pensé que mi amiga Rosa ha sido una mujer con gran fuerza que en algunos momentos le ha tocado saltar al vacío sin cuerda alguna que la sujetara, aunque ella afirma que la ha mantenido la honestidad y la religión. Su fe indestructible. 

Y entonces pensé que el mundo está constituido por una trama de actos pequeños, de momentos llenos de belleza, de arena y de infancia, de olores y sabores, de amores y risas, de playas y de ventanas abiertas.

De fiestas y de recuerdos que logran emocionarnos como los que disfrutamos este final de verano en la playa de la Salemera.

Fotos de redes sociales y de lapalmaahora.com

jueves, 25 de octubre de 2018

UN POEMA DE PINO OJEDA


¡CÓMO QUISIERA SER TUS PEQUEÑAS COSAS!

Cómo quisiera ser tus pequeñas cosas
El aire que te roza y te acaricia
El polvo que te sigue y se te posa
El agua que desciende y te penetra.
La ropa que te cubre y te ausenta
La carne fuerte y olorosa.
El cuello que rodea tu garganta.
Yo quisiera ser.
Y quisiera ser tus manos, tus pies.
Pisar donde pisas y tocar lo que tocas.
Ser color y sentarme en tus pupilas.
Ser agua y verterme en tu boca.
Ser luz y en las mañanas
Abrir mis dos ventanas
Para que a la vida tú te asomes.
¡Ay, cómo quisiera ser para ti la nada
Y poderte ofrecer el más allá!



Del libro “NIEBLA DE SUEÑO, PINO OJEDA. 1916-2002

Pino Ojeda Quevedo, es una de las escritoras y artistas canarias de posguerra que alcanzaron mayor proyección internacional en los campos de la poesía y de la pintura. Comienza a escribir poesía a partir de la trágica muerte de su marido en 1939, acaecida en el frente de batalla de Extremadura, durante la Guerra Civil Española. Este hecho origina una literatura intimista que transita los temas de la soledad, el desamor, el inexorable paso del tiempo, la muerte y la esperanza.

Viuda y madre de un hijo a los veintidós años, la trayectoria de Pino Ojeda se nutre del trabajo en múltiples disciplinas: pintora, escultora, ceramista, poeta, narradora breve, novelista, dramaturga y editora de reconocido prestigio, además de regentar una librería, su perfil polifacético se completa al convertirse en la primera mujer en Canarias en fundar y dirigir una galería de arte, también dirigió en Gran Canaria su propia revista, Alisio, en la que publicarían autores destacados de la Generación del 27, de la Generación del 50 o a caballo entre ambas.

La poeta y pintora Pino Ojeda Quevedo (nacida en El Palmar de Teror, en 1916 y fallecida en Las Palmas de Gran Canaria en 2002) ha sido recordada y homenajeada en el Día de las Letras Canarias en este presente año (2018)

Información entresacada de las redes sociales.
Foto Pino Ojeda en 1938, tomada del Canarias 7

viernes, 12 de octubre de 2018

Recital Poesía en la iglesia Nuestra Señora de la Luz y don Simón Pérez Reyes.

El pasado lunes, día 8 de octubre, NACE, la Nueva Asociación Canaria para la Edición, celebró el Séptimo Recital de Poesía Nuestra Señora de La Luz, en el interior del templo del mismo nombre, en el barrio de La Isleta de Gran Canaria. Una iglesia, afirma su párroco Simón Pérez, que fue testigo de la primera misa de Gran Canaria, y documenta que es la segunda iglesia más grande de la isla después de la catedral de Santa Ana.




Este año el recital poético, lleva el nombre de Simón Pérez Reyes, como pequeño homenaje al sacerdote saliente. Un hombre afable que ha compaginado su trabajo docente con el sacerdocio durante más de tres décadas. Un personaje que se mueve en la práctica de todos los valores sociales, entendidos como ayuda o cercanía hacia el otro. Un ser generoso que basa su compromiso con en el trabajo constante, porque él escucha, acoge y conforta a sus feligreses. Una buena persona que ha  conseguido que su parroquia sea un lugar de encuentro,un lugar que ofrece compañía.


Don Simón Pérez es historiador y autor de libros sobre el pasado, el entorno y el presente, y quizás por eso ha sido el impulsor de esta iniciativa literaria en la que cada año participa como un escritor más. Este año lo hizo junto a Margarita Ojeda García, Guadalupe Santana, Antonio Arroyo Silva, Luis Pulido, Paqui Santana, Juan González, Olga Chulani, Alberto Trujillo, Ángeles y  Aquiles García Brito, Rosario Valcárcel.

Y los poetas, junto a la imagen de la Virgen de La Luz, que ese día estaba tan guapa y adornada por ramos de rosas blancas que parecía rejuvenecida, recitaron esos poemas tan perfectos, infinitos y exactos. Esos poemas de Santa Teresa de Jesús o de San Juan de la Cruz, poemas que casi todos hemos leído alguna vez en nuestra vida…Los declamaron con un tono tan vivo y apasionado, que lograron transmitir a quienes escuchaban un clima profundamente intimista.


La luz y el calor de octubre penetraban por las ranuras de los ventanales cerrados del templo, y todos sentíamos mucho calor, pero la poesía y la música que interpretó la Agrupación de Cuerda del Círculo Mercantil consiguieron que el público flotara entre los latidos musicales y las voces de cada poeta, tanto que puedo afirmar que la emoción que se creó fue tal, que perdimos la conciencia del mundo exterior y conseguimos disfrutar por una hora de una experiencia mística de gran armonía.

Felices Fiestas también a todas las personas que, estos días están disfrutando de las actividades para conmemorar la Festividad de Nuestra Señora de Luz en el barrio de La Isleta. Tradiciones que se han recuperado como el famoso Chapuzón en Las Canteras o la conmemoración de la Batalla Naval que tuvo lugar en 1955.

Las Palmas de Gran Canaria, 12 de octubre, 1918

Fotos del periódico La Provincia y de Vicky Santana Ortega

lunes, 8 de octubre de 2018

Un poema de Rosario Valcárcel



Poema inspirado en la obra de Arsenio Morales sobre el Tablado,de Garafía. Una obra que se desarrolla en diferentes planos de tierra, con sus bancales y caseríos, el océano, el horizonte y el cielo estructurando la composición.


Me convoca el paisaje

Hoy, el paisaje me convoca a ese lugar donde nace la lluvia
y el viento colma de simientes los poros del cielo.
Me convoca al sacrificio de casas que se quedaron solas,
tierras de campesinos que, como faunos,
acarician con sus manos la carne de bancales,
terrazas con amuletos de buena suerte.

Al frente el azul y el albor que alberga los sueños,
allá la orilla de América que calmó tanta hambre,
allá el océano que sabe de miedo y aúlla a la muerte.

Viajes a la luz de mi infancia,
a los planos de cristal de diversas transparencias,
al verdor de los campos que coronan,
con abrazo lujurioso, el vientre celeste del mar.

Hoy, me convoca el paisaje que el hombre cuida
con el amor que merece la Madre Tierra.
                                        



ARSENIO MORALES
 1958 Breña Baja
Desde 1988 reside en Tazacorte
1982    Obtiene el título de Profesor de Dibujo por la Escuela de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife.
1983    Obtiene el grado de Licenciado en Bellas Artes por la Universidad deLa Laguna con la tesina “La acuarela de Manuel González Méndez en La Palma” dirigida por el profesor de dicha facultad. D. Rafael Delgado Rodríguez con la calificación de sobresaliente.
1985    Oposiciones al cuerpo de profesores agregados de bachillerato en la asignatura de Dibujo.
1984-86 Profesor de dibujo del Instituto de Gran Tarajal, Fuerteventura.
1986-89 Profesor de Dibujo del Instituto El Pilar (hoy Luis Cobiella Cuevas) de Santa Cruz de La Palma.
1989  Desde ese año profesor de Dibujo de IES Eusebio Barreto Lorenzo de Los Llanos de Aridane
1989    Autor del cartel de las fiestas de Santa Ana, Breña Baja
1998    Portada de la obra de Ana María Samblás Sánchez “Los reinos del olvido”
2004    Una de sus obras ilustra la publicación “Canta o Medita” de José Viña.
2015     Portada e ilustraciones interiores de la obra de Rosario Valcárcel “Himno a la vida”
2015     Portada e ilustraciones interiores de la obra de M. Poggio, F. Martín y A. Lorenzo “Ah de la nave”
Exposiciones individuales
1990    Sala de Cajacanarias. Los Llanos de Aridane.
1991    Sala Cabildo Insular. C/. O´Daly, S/C deLa Palma.
1992    Salas de Cajacanarias, Los Llanos de Aridane, S/C deLa Palmay Los Sauces.
1998    Casino Aridane, Los Llanos de Aridane.
1999    Casino Aridane, Los Llanos de Aridane.
2003    Casino Aridane. Los Llanos de Aridane. (2 exposiciones: marzo y diciembre)
2012    Real Sociedad Aridane. Los Llanos de Aridane.
2013    Real Sociedad Aridane. Los Llanos de Aridane.
2016. Exposición “Paisaje y Color”. Real Sociedad Aridane. Los Llanos de Aridane.
2016. Exposición “Paisaje y color II” Sala Exposiciones Oficina de Turismo. Las Tricias, Garafía. La Palma.
Exposiciones colectivas
1980    Antiguo Templo Parroquial Breña Baja
1981    Nueva Generación” UNED S/C. de La Palma
1990    Sociedad VeliaLa Laguna.“Artistas Palmeros”, Los Llanos de Aridane.
1990    Club de Tenis Valle de Aridane.
1991    Casa dela Cultura ElPaso
1994    Sala de Cajacanarias. Los Llanos de Aridane. XXV Aniversario del Instituto Eusebio Barreto Lorenzo.
1994    Sala Cabildo Insular. C. O,Daly. S/C. La Palma.“Euentro Fe y Cultura”
1997    Antiguo Templo Parroquial Breña Baja. “Pintores naturales de Breña Baja”.
1998   “FIMAT” Feria Internacional de Muestra de Arte. Casa Massieu. Tazacorte.
1999    50 Aniversario del Volcán de San Juan. Las Manchas, Los Llanos  de Aridane y Tazacorte.
2000    “10 días de Arte”. Casa Massieu. Tazacorte.
2001    Proyecto Hombre. Casino Aridane. Los Llanos de Aridane.
2013     I Feria Insular de Arte “LiberArte” 2013, Los Cancajos. Breña Baja.
2014    II Feria Insular de Arte “LiberArte” 2014, El Paso.
2014    Las dos Fridas. 1939. Exp. Internacional 75 Aniv. Centro Comercial El Muelle. Las Palmas de Gran Canaria.
2014      Colectiva. Casa Massieu. Tazacorte.
2015      III Feria Insular de Arte “LiberArte” 2015, El Paso.
2016. IV Feria Insular de Arte. “LiberArte” 2016. El Paso. La Palma.
2017. Realmarket 2017. Espacio cultural Real 21. Los Llanos de Aridane.


2018. Espacio Cultural Real 21. Los LLanos de Aridane. 

miércoles, 3 de octubre de 2018

Lo que nos define


Por Eduardo Sanguinetti 

“Careta”, término utilizado en Argentina, deviene del lunfardo y se aplica a una persona hipócrita, falsa, insegura, mentirosa y sin identidad… Mas, ese no es el significado completo, pues hay una aclaración relacionada al verbo caretear, asimilado al acto de personas, de cualquier profesión y extracción, que intentan atraer la atención hacia sí mismas mostrándose o apareciendo en lugares que se consideran importantes: estúpidos programas de TV basura y entrevistas sin destino, sólo elevar el narciso del Don Nadie caretón entrevistado, para gloria y desventura de la verdad y el talento en franca decadencia…

Si algún fotógrafo de pasquín farandulero les toma una foto, se convierten en íconos del caretaje elevado a símbolo del fraude, marcarán tendencia de un día, en medios mercenarios, que para la gilada, implican toda una épica de pertenencia, en un país, como Argentina, donde “pertenecer” implica "todo" y "nada". Hijos, nietos, bisnietos tataranietos de inmigrantes que llegaron sin un peso a estas tierras, donde la avaricia y la mezquindad fueron y son modo de relación en el caretaje ‘argento’.

Un claro ejemplo del careta lo podemos apreciar en Macri, reúne en sí todo el perfil del “perfecto careta”, quien en New York luego de recibir un premio “chatarra”, denuncia en ONU a Venezuela, imitando a otro careta, un tal Almagro, titular de la OEA, ex-canciller de Mujica, pide a los argentinos que amen a la referente del FMI y el caretaje vernáculo aplaude este espectáculo insano…


Caretas son los políticos de cualquier ideología de manual, siempre arrastrados para mantenerse en funciones, a neo y paleo-burguesía argenta, tan mezquina en sus horizontes pintados a mano, actorcitos híper promocionados, a representantes del denominado rock nacional y siguen los ejemplos hasta abarcar todo el paisaje de la fauna argenta… las penosas existencias de los caretas, se asimilan al tener, al parecer y jamás al ser… Arturo Jauretche ha escrito de manera contundente acerca del “tilingo”, pariente cercano del careta, un snob consumado, trepador, constructor de un lenguaje ‘guarango’, un tonto bajo presión…

Desde el momento de despertarnos por la mañana, hasta el momento de acostarnos, no ignoramos que todo es una farsa, una estafa, una vergüenza. Lo intuimos, lo sabemos, lo experimentamos, sin embargo, los caretas de Argentina, colaboran con la perpetuación del fraude, lo sé, ¡vaya si lo sabré!, caretaje asimilado a los modos de esclavitud y explotación de un sistema genocida…
La Argentina careta no propone nada que pueda durar más que unas horas. Estamos viviendo una cantidad de vidas en el espacio de apenas una, a través de ciertos signos asistimos al fin de un tiempo…el anestesiamiento, el embotamiento, la lobotomización, como también la aceleración, la inflación, la masturbación, no ignoren que se masturban espiritualmente si se sienten satisfechos con las promesas de ridículos gobernantes caretas, descuidando la cristalización de dichas promesas; luego la masturbación convertida en método se ha extendido a todos los espacios de la existencia en esta tierra.

Aquí se revela la impostura general del caretaje: es evidente, ante los hechos que no cesan de sucederse, en eterno retorno, cual rueda de la fortuna, que no existen conflictos reales entre clanes rivales, en la política careta, la cultura careta, solo existen alianzas de cómplices de la estafa y la mentira, en la que se nutren estos “chantas”, siempre apuntalados por los medios basura, que publicitan todo este teatro insano, donde los mejores son exiliados de la vida de la comunidad argentina careta, que no da espacio al talento y a los ideales, sólo a las tilinguerías de los guarangos, obscenos que lo han tomado todo.

Anestesiar para mejor convencer al pueblo, con olas de propaganda permanente desenfrenada, son métodos propios adquiridos de regímenes totalitarios, en sus prácticas seculares del caretaje argento fascista, que jamás han alcanzado la envergadura y generalización actuales, bajo una pátina de democracia fingida, penetrada por el ultra-neoliberalismo genocida.
Estar sano es ser feliz, señalé hace unos años ante representantes de la OMS en un congreso en la ciudad de Sydney. La salud, ha quedado bien demostrado, no se mide por la ausencia de las enfermedades y necesariamente debemos hablar del perfecto equilibrio que se da en un ecosistema, absolutamente ignorado por el caretaje, en función de destruirlo.

Al ciudadano argentino, sojuzgado, hambreado y con la libertad de expresión acotada, sólo puedo decirle, que se levante encima de la media y haga valer todos sus derechos de los que debe gozar, no sufrir, y los ponga en acto, marcando el trayecto de una historia, la de nuestro tiempo, que se debate entre utopías y derrotas, entre voces, silencio y bronca…

Finalizo este editorial parafraseando al amigo Manu Chao: “Y ahora qué vamos a hacer, y ahora qué… Soñé otro mundo…”

(*) Filósofo y poeta argentino.

sábado, 29 de septiembre de 2018

Recordando al poeta Patricio Perera y Álvarez


MUSA CANARIA

MI VALLE
Guarnecen a mi valle
bellas montañas,
esmeraldas preciosas
que el sol inflama.
En ellas los pastores
bajo las hayas,
forman con hojas secas
toscas cabañas.
Danle suaves perfumes
las frescas auras,
y tapizan su suelo
flores lozanas.
Hay en él fuentecillas
que perlas manan
y entre las duras rocas
forman cascadas.
A ellas por la tarde
van las zagalas,
con sus cántaros rojos
a coger agua.
En la cumbre hay tomillo
poleo y salvia,
con que las montañesas
tejen guirnaldas.

Allí del monte ameno
sobre la falda,
una iglesia bendita
descuella blanca.
Iglesia que a los fieles
con su campana,
en los días de fiesta
convoca y llama.
Y es de ver como suben
por las cañadas,
en tropel aldeanos
con aldeanas.
En la nave del templo
todos se hermanan,
y elevan a la Virgen
sus preces santas.
El cielo de mi valle
siempre está en calma;
ni una nube sombría
jamás le empaña!
Las huertas y los sotos
son esmeraldas,
que a la extensa llanura
cubren y esmaltan.
Arroyos cristalinos
del monte bajan,
y en la campiña forman
sierpes de plata.
Nubes de pajarillos
vuelan y cantan
ya en la fuente apacible
ya en la enramada.
El trino de las aves
música es blanda;
¡son notas misteriosas
que a Dios alaban!
En la verde campiña
la oveja bala
y en los riscos agrestes
trepa la cabra.
En el corral alegre
el gallo canta,
y la paloma arrulla
sobre la tapia.
En la vecina huerta
los bueyes aran,
y en las eras las muías
trillan la parva.
Las casas de mi valle
de blanco albeadas,
palomitas parecen
sobre una rambla.
En él son las costumbres
puras y sanas,
y hacen de mi aldeita
nueva Tebaida.
¡Cuántas tardes de estío
tengo pasadas,
de mi valle dichoso
bajo una palma!
¡lloras que ya pasaron
cual nubes raudas,
jamás vuestro recuerdo
borro del alma!
Tenerife.



Perera y Alvarez, Patricio (1856-1899).

Periodista, narrador y poeta. Director del periódico santacrucero Unión Conservadora. Nacido y muerto en La Laguna de Tenerife. Colaboró muy activamente en la prensa periódica de su tiempo (1892- 1899)

Escribe en Diario de La Laguna (1896) y Heraldo de Canarias (1896-1898), cuya virulencia política, en no pocos casos, distaba notablemente del tierno lirismo que mostraba el poeta en sus composiciones. Desempeñó también actividades políticas que causaron su muerte en atentado. 
Fue autor de una extensísima obra literaria, la mayoría de la cual quedó inédita. En su juventud escribió el poema La Conquista, en sonetos, y, posteriormente, en 1881, alumbró el poema Canarias.

 En 1891 publicó la extensa composición, escrita en quintetos, Homenaje a la muy noble y leal ciudad de San Cristóbal de La Laguna. De 1893 es otra composición parecida, titulada A la muy Noble, Leal, Invicta Ciudad, Puerto y Plaza de Santa Cruz de Santiago de Tenerife. Posteriormente, escribiría La Leyenda de la Atlántida (1896), lejanamente inspirada en el poema catalán de Jacinto Verdaguer. Entre los libros que dejó inéditos figuran los Cantos de mis montañas, escritos en 1898.

Biografía entresacada de: mcnbiografias.com y Manuel de Paz Sánchez y Carlota Alfonso Da Costa

 Patricio Perera y Alvarez

Entresacada del periódico El tiempo, 1 de octubre de 1908

lunes, 24 de septiembre de 2018

La culpa es de las palabras, libro de poesía de Olivia Falcón


TRES POEMAS

Sobre unos tacones imposibles
salió a pasear,
aquella mañana.
Cruzó el paso de cebra.
Al otro lado el callejón esperaba.


La hizo suya.

Polvo enamorado
Incandescentes miradas
se enlazan.
Apresurados alientos,
Jadeos traducen.
Latidos  vertiginosos,
Silentes testigos.
Celestina
Elabora el conjuro.

Apenas le llega un roce,
La navidad rodea.
Muy de vez en cuando
El aroma a millo tostado
Del patio
De la abuela.

Tres poemas entresacados del primer libro de Olivia Falcón, un libro que está dividido en dos apartados: Solo, con mi piel que contiene veinticinco poemas eróticos, vibrantes y exactos. Y en la segunda parte “En dique seco” la poeta nos ofrece veintidós títulos más que pueden ser una aproximación a la memoria de la infancia, la familia, lo cotidiano, incluyendo en sus composiciones una estética del encuentro erótico. 

“La culpa es de las palabras” Es un poemario que puedo definir como pequeñas dosis  poéticas o poemas comprimidos  pero elaborados con una precisión artesanal, buscando  siempre la palabra exacta, la palabra justa para el justo significado del poema.

Olivia Falcón es miembro y fundadora del taller literario “Espejo de Paciencia”  Algunos poemas suyos forman parte de antologías como Hotel Madrid (2013), Una isla dentro, así como Selección de poesía erótica  (2014), y Por estas calles (2016) del sello editorial Cuadernos La Gueldera. También participa en Mujeres 88 y Antología poetas canarias (2017), edición AOC.  Posee un blog que mantiene activo: mispalabrasalzanelvuelo.blogspot.com.

Conozco hace algunos años a Olivia Falcón y puedo decir que es una persona con constancia y perseverancia en su trabajo, un ser con gran calidad humana y dedicación a la amistad. Muchas felicidades por este primer libro que estoy segura que no será el último.

viernes, 14 de septiembre de 2018

Paisajes visitados, Exposición pictórica de Arsenio Morales

El paisaje natural es un factor determinante de nuestro carácter, da forma a nuestra personalidad y nos cobija.


 Y es en ese escenario donde se mueve Arsenio Morales, artista sensible a los temas de la vida cotidiana y un pintor con experiencia y pulcritud, es también un gran observador al que le atrae su entorno tanto que, algunos días, junto con Made, su esposa, transita el silencio de los campos y las sombras de los pinares. Se hunde en el mantillo, entre el musgo y el rumor de la hojarasca, en ese aire carnoso, dulce como el cloroformo, en esa niebla del atardecer y en ese tiempo que parece no existir. Entonces en esa calma descubre la piel de la tierra, la siente y la pinta con tal soltura que se desdibuja la línea entre la realidad y la imaginación. 




Llama la atención en sus cuadros el estilo que perfecciona día a día, la relativa abundancia del color verde en su paleta, cómo se adentra en la oscuridad, en los manchones de sombra proyectada por los árboles, por unos árboles que algunas veces son frondosos otros deshojados o alineados como llamas o inclinados pesadamente.


Nos ofrece paisajes; caseríos o marinas repletos de oleadas de energía. Le interesa el sentido constructivo que impone la propia naturaleza. Le atañen los secretos de la naturaleza como a nadie, y quizás porque sabe que guarda una secreta significación, reviste de hermosura cada escenario que contempla. Celebra la belleza sencilla, la naturalidad no forzada, el elocuente vestido de las Cumbres: Montañas misteriosas, cielos y nubes que parecen ejercer danzas. Nos brinda toda la desnudez de los verdes, de una naturaleza gozosa y explosiva que realiza en óleos ejecutados con la técnica de empaste a base de espátula.  



Una exposición de gran madurez con un estilo post impresionista. Una pintura que se caracteriza por su gran atención al detalle, al colorido empleado que es absolutamente rea, vivo. Resalta la luz que impregnan las matas, las salpicaduras de las florecillas, las brillantes tonalidades del forraje, el cultivo, las casitas en medio de parajes naturales, todo eso en una muestra en la que el artista participa del mismo acto de la creación y, quizás porque confía en el paisaje, elabora el lienzo, jugando con la luz y la bruma que se alza, con los detalles de la vegetación, la tierra, el mar, como la obra del Tablado del municipio de Garafía. Una obra que se desarrolla en diferentes planos de tierra, con sus bancales y caseríos, el océano, el horizonte y el cielo que estructuran la composición.


Nos entrega también el pintor collages; creaciones realizadas con cartulinas de diferentes colores y una técnica tan bien entrelazada que consigue sumergirnos por los vericuetos de la fantasía.  

Morales, licenciado en Bellas Artes por la Universidad de La Laguna, ha alternado, hasta hace unos días, la docencia como profesor de dibujo con el trabajo vivencial del mundo pictórico. Compone carteles, portadas e ilustraciones interiores de libros como  “Los reinos del olvido” de Ana María Samblas. “Canta o Medita” de José Viña, “Himno a la vida” de Rosario Valcárcel y “Ah de la nave” de M Poggio, F Martín y A. Lorenzo.

Arsenio es una persona generosa, amigo de sus amigos y ha querido crear en esta exposición, en nombre de la belleza, la metáfora entre artes, enmarcar la relación entre pintura y poesía, establecer puntos de encuentro con otros creadores, ir de la imagen a la palabra, y para ello convoca a casi una veintena de poetas, los deja solos con un lienzo, con objeto de que puedan detener sus ojos, sentir y compartir confidencias con la obra, margullar en esa presencia pictórica y encontrar otra segunda existencia: el poema. Los poetas con gran rigor lo han conseguido, con una poesía repleta de la musicalidad y el ritmo propio de la lírica y su paralelismo con el cuadro.


Paisajes visitados es toda una muestra de gran madurez, por lo que ver la obra de Arsenio Morales es  recrearnos en los escenarios de la isla de La Palma, así como en otros inspirados en la ruta portuguesa del Camino de Santiago. Es comprender que aún existe un paisaje de inocencia paradisíaca, es comprender que es posible escapar del mundo, dejarse arrasar por el destino y gozar y gozar de un contento eterno.


Una exposición que pueden ver en el Espacio Cultural La Real 21, en Los LLanos de Aridane, La Palma, hasta el día 27 de septiembre 2018

miércoles, 12 de septiembre de 2018

Exposición de Arsenio Morales, en La Real, 21, Aridane, La Palma



La escritora Rosario Valcárcel presentará este jueves, 13 a las 8 de la tarde, en el Espacio Cultural La Real 21 de Los Llanos de Aridane, la exposición de pintura, titulada “Paisajes visitados del pintor palmero Arsenio Morales.

Nos ofrece Arsenio una exposición de gran madurez con un estilo post impresionista. Paisajes, marinas, collages repleto de energía. Una pintura que se caracteriza por su gran atención al detalle, al colorido empleado que es absolutamente real, vivo.

Dieciséis de los cuadros expuestos han servido de inspiración para que otros tantos escritores dejen plasmado un poema que será expuesto junto a la obra correspondiente.


Al final de la presentación será servido un cóctel a los asistentes.

viernes, 7 de septiembre de 2018

DE NUEVO EL DIABLO DE TIJARAFE, LA PALMA



Me llamo Lucifer, aquel que trae la luz. Así cantaban los ángeles menores,
          hasta que les fue prohibido este canto. Desde entonces, mi apodo corroe
         los tiempos anunciando aquel que tiende trampas
                        (Nostalgia del Amor Ausente, Walmor Santos)


Con vídeo https://www.youtube.com/watch?v=s-bsVeCU4wM
        
Todos los años en el mes de septiembre vuelvo a la casa de mi infancia en donde los objetos, los amigos y la familia esperan mi regreso. Vuelvo al Municipio de Tijarafe, en la isla de La Palma. Vuelvo a la Fiesta del Diablo. 

         A un pueblo, a una plaza en donde converge el mundo entero, donde los vecinos de los alrededores, hombres, mujeres y niños de otros lugares se reúnen para hablar y tomar una copa, para esperar a aquel Diablo que echaron del Paraíso.

         Para bailar con Él, para sumergirnos en su danza, en la lucha entre el bien y el mal, entre la luz y la oscuridad, lo permitido y lo prohibido. Para sumergirme en el pecado. Así aquella madrugada del día siete de septiembre un jubiloso grupo escucha junto a la iglesia a un grupo musical. Luis y yo bailamos entre tibias y apasionadas respiraciones, alrededor de parejas que se meten mano, que se besan que acechan por el rabillo del ojo por dónde iba a aparecer el anfitrión de la noche.

De pronto una corte de gigantes y cabezudos con su Rey y Reina irrumpe en el centro de la plaza y, como si una bandada de palomas volara, ciento de bengalas llenaron el cielo de colores brillantes. A mí se me iluminó el rostro. Era el Día de la Virgen.

         Mientras, en un lugar secreto, el Diablo oculto se prepara para salir, oigo un cierto revuelo, el ritmo de la música sube más, y más, retumba. Por unos segundos reina una especie de calma pero en seguida se produce un frenesí, una punzada de emoción y se escucha igual que si fuese un himno:

          -“Tiritití, ti ti, tirirití, ti, ti el Diablo va a salir

         Las voces se unen, resuenan entre gritos y exclamaciones. Yo me refugio en el temblor del festejo cuando de pronto aparece el Diablo. Me quedo paralizada. Otros afanados aplauden, cantan:    
        
          -¡Sí, sí, sí, el Diablo ya está aquí!



El pueblo entero palpita, se estremece al ver aparecer, en medio de una niebla roja, su silueta fantasmagórica y yo recuerdo tiempos de mi adolescencia cuando éramos solo sombras inocentes en la oscuridad.

        Ahí estaba el Príncipe rebelde, e igual que un espectro que sobrevive, saluda jubiloso, saluda conquistador, el público se le abalanza, y la efervescencia estalla igual que una catarata. Toda la plaza le rodea, le rinde homenaje como a un dios. Fue un momento desenfrenado. El Diablo con su tridente en la mano danza al compás de la música, gira a nuestro alrededor. Desata las pasiones, se entrega a su ceremonia, a su cólera posesa. ¿Cómo podíamos unirnos a él? Eso casi era un sacrilegio.

           Prendados de aquel Demonio nadie se acordó de la condenación del alma, ni de las religiones que han gobernado las vidas. Comprendo que era una fiesta.

         El Diablo con su mirada feroz se pavonea de su gloria, flota sobre el aire del verano, abre fuego con su carcasa cargada de munición, arremete con los ojos y las manos, con el tronco y la cola. Los rostros se arremolinan entre las ascuas de la pasión. A mí me envuelve una intensa alegría, y al ritmo de la música mi cuerpo se acurruca al cuerpo de mi acompañante, sin dejar de cantar en voz baja:

           -¡Sí, sí, sí, el diablo ya está aquí!

         Algunos intrépidos intentan tocarlo adularle, jugar con él. Él, indomable y resplandeciente se escabulle, se sacude como un perro. Majestuoso suelta chorros de fuego. Los que están más cerca salen despavoridos como quienes ven al mismo Demonio. Así durante unos veinte minutos, bailamos sin descanso entre las ráfagas de fuego que despide su cuerpo. Lo hace a traición. Y yo siento como el sopor tibio de la noche nos apuñala con vehemencia.

         Entonces, igual que la directora de escena que se siente satisfecha al ver que su espectáculo funciona viento en popa, y que sabe que no le queda nada por hacer en medio de aquella algarabía apocalíptica, quise alejarme del Satán y exclamé:
        
         -Tenemos que encontrar un lugar para sobrevivir.

        Nos colocamos a cierta distancia para no quemarnos. Inmóvil, me restriego los párpados por el humo. Con cautela miro el curioso personaje. Contemplo sus ojos rojos llamativos que se alzan desafiantes sobre la marea de cabezas que bailan al compás de la música. Se me eriza la piel e igual que si la profecía se confirmara me siento arrastrada por Él.

         Desde pequeña he tenido cierta debilidad por los seres malvados, oscuros y ocultos que aparecían en los cuentos de hadas, por aquellos seres que practicaban el mal, los odiados. Incluso siempre he tenido predilección por la reina malvada que le pide al cazador las entrañas de Blancanieves, siempre creí vislumbrar en ella un corazón sincero.

         De pronto se produce la apoteosis de la noche y en la Plaza de La Candelaria explota una gran humareda, aplausos y palmas, apretones de mano y a mí me parece percibir el presagio de algo bueno. El olor a pólvora se extiende por todo el pueblo pero poco a poco el espeso humo desaparece. Entonces el Diablo derrotado echa una mirada alrededor, se acerca a la puerta de la Iglesia donde está la Virgen y le hace una señal de reverencia. Regresa a las Tinieblas, a sus dominios.

         Mientras nos alejamos escuchamos como cada uno a su manera comenta la actuación del Diablo. Y yo siento en lo más hondo de mi alma una sensación de victoria, entre los gritos y los cantos tan pronto silenciados. Entonces Luis me rodea con sus brazos, me atrae hacia sí y me besa los ojos que estaban a punto de desbordarse.

         Un año más la Virgen  triunfa. Triunfa La luz sobre la oscuridad, lo permitido y lo prohibido; el pecado. Triunfa el Bien sobre el Mal.

Blog-rosariovalcarcel.blogspot.com