domingo, 20 de abril de 2014

SÁHARA: RECUERDO DE UNA IGNOMINIA,

artículo deJosé Manuel Balbuena Castellano

España abandonó el Sáhara y a los saharauis hace 39 años. Esta acción inconcebible fue considerada una ignominia y deja en muy mal lugar a nuestro país. Todo, merced a los  Acuerdos de Madrid, firmado entre España, Marruecos y Mauritania el 14 de noviembre de 1975, para que estos dos últimos países se repartieran el territorio con vistas a explotar su riqueza pesquera, sus fosfatos y la posibilidad de futuras extracciones de hidrocarburos o cualquier otro tipo de desarrollo económico. Un pacto tripartito llamado también Trimaldito, especialmente para los saharauis.

Marruecos, con su chantaje de la Marcha Verde y el ejército detrás, ocupó ilegalmente aquel  el territorio, bajo la aquiescencia de España, de Francia y de los países de la Comunidad Europea y el paripé de la ONU, que envió allí a la Minurso. Esta desarmó a las tropas territoriales saharauis, que habían servido con lealtad a España, y no se ha preocupado de que se respetaran, tanto la descolonización  del Sahara como la preservación de los derechos humanos,  vulnerados numerosas veces por la monarquía alauí. Los saharauis, que tenían carné y ciudadanía español y que no querían ser marroquíes, fueron abandonados a su suerte.
No se entiende la actuación miserable de los políticos españoles que no han sabido defender a los  habitantes de este territorio, pero tampoco se comprende la apatía de las Naciones Unidas en este asunto y que debería apoyar el derecho de autodeterminación de este pequeño pueblo, de apenas medio millón de habitantes, que hoy se encuentra dispersos en el mundo, o en los campamentos de refugiados de del inhóspito desierto argelino de Tinduf, o en el su propio territorio donde son discriminados, perseguidos, maltratados o encarcelados por las fuerzas represivas de ocupación, cuando no rinden pleitesía a Mohamed VI.

Destacable también el espantoso ridículo de Juan Carlos, entonces príncipe de Asturias que fui allá a defender, presuntamente, el derecho de los saharauis a seguir siendo españoles, o al menos, a decidir por sí mismos. Pues ni una cosa, ni otra.

Los saharauis, a través del llamado Frente Polisario,  lucharon contra la ocupación marroquí, pero no tenían a nadie, o casi nadie que les respaldara ante un ejército regular bien  armado e implacable. Por eso, en 1991 se firmó un alto el fuego. No se ha celebrado ningún referéndum, ni las Naciones Unidas tampoco se han preocupado de que se produzca, presionados por Marruecos y las pretensiones de otros países interesados en que no se cree ahí un estado independiente. Todo ello, a pesar de que fue enviado al Sáhara en representante de la ONU, Christopher Ross, que visitó los campamentos argelinos y varias ciudades del territorio ocupado por Marruecos. Por cierto, los esperanzados saharauis residentes en su territorio fueron brutalmente golpeados por la policía marroquí  durante la visita de de Ross, como denunció la Asociación Canaria de Solidaridad con el Pueblo Saharaui. Por su parte, la Federación Estatal de Instituciones Solidarias con el Sahara ha informado que en estos años de represión marroquí han desaparecido más de 500 personas (saharauis) y que 72 se encuentran encarcelados, a cadena perpetua.

Me supongo que ahora España, que se ha retirado de la obligatoriedad de desarrollar lo que se llama Justicia Universal, para no quedar mal con países amigos y con los que mantiene intereses y  que son famosos por no respetar los Derechos Humanos, hará la vista gorda en cuestiones como el genocidio y maltrato a los saharauis, la represión china en el Tibet, los espionajes y canalladas que cometen los norteamericanos en cualquier parte del mundo, etc. etc.
Tampoco llego a entender como un representante del PP en Canarias “se alegre” porque los norteamericanos  quieren instalar una de sus bases agresivas en La Palma. Bueno, ya tuvieron allí la Estación Hidrofónica de Puerto Naos (Los Llanos de Aridane) , que dicen que era “científica” pero que estaba gobernada por el coronel Peter Green, de las Fuerzas Armadas de USA. Aquello no era sino una pantalla para espiar a la URSS y los movimientos de sus submarinos por el Atlántico. Era la afamada “guerra fría”.


facebook/rosariovalcarcel/escritora

martes, 15 de abril de 2014

SIGNOS DEL PLACER SEXUAL.

ESTREMECIMIENTOS
Se miran, se presienten, se desean,
se acarician, se besan, se desnudan,
se respiran, se acuestan, se olfatean,
se penetran, se chupan, se demudan,
se adormecen, se despiertan, se iluminan,
se codician, se palpan, se fascinan,
se mastican, se gustan, se babean,
se confunden, se acoplan, se disgregan,
se aletargan, fallecen, se reintegran,
se distienden, se enarcan, se menean,
se retuercen, se estiran, se caldean,
se estrangulan, se aprietan, se estremecen,
se tantean, se juntan, desfallecen,
se repelen, se enervan, se apetecen,
se acometen, se enlazan, se entrechocan,
se agazapan, se apresan, se dislocan,
se perforan, se incrustan, se acribillan,
se remachan, se injertan, se atornillan,
se desmayan, reviven, resplandecen,
se contemplan, se inflaman, se enloquecen,
se derriten, se sueldan, se calcinan,
se desgarran, se muerden, se asesinan,
resucitan, se buscan, se refriegan,
 se rehúyen, se evaden y se entregan  (Oliverio Girondo)

Poeta nacido en Buenos Aires, Argentina, el 17 de agosto del año 1891 y fallecido en la misma ciudad el 24 de enero de 1967, después de haber padecido durante unos años un estado de discapacidad física provocado por un accidente.

Tuvo la oportunidad de visitar el viejo continente desde muy pequeño, lo cual le abrió las puertas a una rica formación académica. Sus primeros pasos por la poesía lo relacionaron con el nacimiento del vanguardismo en su país. Además de su producción poética, incursionó en la traducción con una obra de Rimbaud, aprovechando el privilegio de haber aprendido lenguas extranjeras en su infancia. Casado con la poetisa Norah Lange hace de su casa un lugar de reuniones literarias.

En este poema Se miran, se presienten, se desean se observa una sensualidad intensa, una fuerza inusitada en su expresión. Al leerlo me he acordado de Simón de Beauvior cuando escribió: la amiga se complace en la certeza de acariciar un cuerpo del cual conoce todos los secretos y cuyas preferencias les son señaladas por su propio cuerpo"

Algunos de los signos de placer sexual femenino son entre otros el momento en que nos estremecemos. Y a ello se puede llegar través de las caricias, del contacto de unas manos, de un pie… sobre nuestra piel. A veces puede llegar a ser tan intenso que sin darnos cuenta perdemos casi el sentido de la realidad. Porque el tacto a pesar de estar poco valorado en las relaciones sexuales pertenece  al mundo más íntimo de los sentidos, al de las emociones.

La obra de Girondo ha llamado la atención de la crítica sobre todo libros como "Veinte poemas para leer en el tranvía", "Persuasión de los días" y "En la masmédula".

En cuanto a él, permaneció extasiado, con el sexo en erección y el cuerpo estremeciéndose débilmente, como si lo recorriera el placer al recordar la boca de Marianne abriéndose para entrar en contacto con el suave miembro, Anais Ninn

Los primeros poemas de Girondo están repletos de color e ironía, superan el simple apunte pintoresco y constituyen una exaltación del cosmopolitismo y de la nueva vida urbana e intentan una crítica de costumbres.

De pronto, una descarga eléctrica me atravesó, frustrando la tierna caricia de la asiática que lamía mis mejillas… Joy Laurey

No debemos olvidar que las caricias deben ser el preámbulo del coito y que en las relaciones íntimas el contacto con nuestra piel asume un gran poder erótico. Según la Astrología cada parte del cuerpo está regido por un astro, por un universo tan repleto en matices que nunca hay dos caricias iguales ni dos estremecimientos idénticos.

Cuando nos acariciamos cada signo tiene un toque especial que nos sacude, nos estremece. No en vano poseemos entre seis y diez millones de sensores táctiles que recogen la valiosa información que llega del exterior y del interior del organismo.

Por eso en nuestras relaciones debemos aprender a acariciarnos a recorrer lugares, partículas del paisaje físico y espiritual. Debemos aprender a transportarnos, a crear nuestra propia música como acto de comunicación y expresión de sentimientos. 


facebook/rosariovalcarcel/blogspot.com





domingo, 6 de abril de 2014

CORTAZAR, de la A a la Z

Escrito de  Ricardo Bada

Fuimos amigos pero encontrarnos no nos encontramos personalmente nada más que dos veces.
Nuestra amistad se nutría de cartas, de tarjetas postales, de llamadas telefónicas. Cartas mías que iban a París o a Saignon, cartas y postales suyas que me llegaron de Nairobi, de Mendoza, de Viena, de Deyá/Mallorca, y también de París o de Saignon.

En mi archivo tengo consignadas once cartas, cinco tarjetas postales, el manuscrito de Adiós, Robinson (todavía con el título de trabajo que él le dio, La isla de Juan Fernández, y luego lo cambió atendiendo una sugerencia mía) y un casete que contiene una fonocarta, una carta en la que no me escribe sino que me habla, me sigue hablando todavía, a treinta años de su muerte.

Los textos de las once cartas están reproducidos en los volúmenes cuatro y cinco de la correspondencia del Gran Cronopio, en la Biblioteca Cortázar, de Alfaguara (Buenos Aires, 2012). Además, en el apéndice del volumen cuatro aparece asimismo transcrito, completo, el texto de la fonocarta.

Las tarjetas se han publicado por primera vez ahora, en el admirable libro Cortázar de la A a la Z, una iconografía riquísima y enriquecedora que lanzó Alfaguara en Madrid, en enero de este año, editada por Aurora Bernárdez y Carles Álvarez Garriga. Tengo las cinco delante, alineadas en el atril adosado al monitor de mi computadora, y puedo datarlas casi todas, aproximadamente, ya que cuatro de las cinco me las envió sin fechar y bajo sobre, muchos de los cuales no poseo más.
(Aquí debo hacer un paréntesis explicando que gracias a mi incesante intercambio epistolar con escritores de nuestro idioma, y del portugués, y hasta del alemán —Ernst Jünger, por ejemplo—, he podido hacer felices en sus cumpleaños a varios amigos coleccionistas de autógrafos, a los que generalmente he regalado los sobres manuscritos de cartas de Alejo Carpentier, Manuel Scorza, Mario Benedetti, Jorge Amado, Ignacio de Loyola Brandão, Severo Sarduy, Augusto Roa Bastos, Eduardo Galeano, Álvaro Mutis, Cristina Peri Rossi, Antonio Cisneros, Luis Rafael Sánchez, Osvaldo Soriano, Juan Goytisolo, José Miguel Ullán…e tutti quanti. Conservar he conservado pocos. Algunos por lo hermoso de la escritura, como los de Ana Istarú, la poeta costarricense. Otros por algún motivo llamativo, como los de Gonzalo Rojas desde Provo/Utah con estampillas con la vera efigie de T.S. Eliot. De Julio Cortázar poseo tres: uno por el remite mendocino —“Cortázar, andando por ahí”— y por lo señalado de la fecha en la historia de su país, el 12 de marzo de 1973, las elecciones que volvieron a darle el poder, ay, al peronismo; el segundo por una bellísima estampilla austriaca con la escenografía de la opereta El barón gitano; y el tercero porque también estaba dirigido a mi esposa, agradeciéndonos un regalo que le habíamos enviado desde Colonia, dos meses antes de su muerte: fue la última señal de humo que nos llegó desde el 9, Place du Général Beuret, Paris XV, France.)


La primera de las cinco tarjetas está datada el 15 de febrero de 1977, me la mandó desde Nairobi, y cuando se refiere a Peter Handke es porque yo los presenté una noche de septiembre del 76, en Fráncfort, durante la feria del libro. En una fiesta organizada por los editores alemanes para sus autores latinoamericanos y aborígenes, y a la que sólo tuvimos acceso dos periodistas (Dieter Zimmer, del semanario hamburgués Die Zeit, y yo), en un momento ya avanzado de la noche se me acercó Handke y me dijo que se había dado cuenta de que yo era amigo de Cortázar y me pedía que se lo presentase: “Es uno de mis ídolos”, añadió. Cosa que hice a renglón seguido, presentarlos, para inmediatamente esfumarme, a fin de que pudieran conversar a solas.

En la segunda, la única cuyo texto no aparece reproducido en las ilustraciones de este artículo, me cuenta lo siguiente: “Querido Ricardo, me divertí mucho con la cassette de Robinson y te agradezco la gentileza de enviármela. A partir de enero estaré bastante ‘fijo’ en París. Si venís, avisá con tiempo para por fin vernos. Un abrazo, Julio. Confío en que te guste esta foto”. Con la posdata se refiere a la foto de la postal, perteneciente a una serie que se titula, en francés, “París, el pasado que se va. Pequeños placeres parisinos”.

(Aquí se hace necesario un nuevo paréntesis para explicar la génesis de Adiós, Robinson. En 1976, en la emisora alemana Radio Deutsche Welle, donde me desempeñaba desde 1965 como redactor especializado en temas culturales, propuse la realización de una serie acerca de algunos lugares famosos gracias a la literatura universal. La propia ciudad de Colonia, sede de la emisora, era el escenario de El honor perdido de Katharina Blum. Y Danzig de la trilogía que comienza con El tambor de hojalata. Postulé asimismo la inclusión en la serie de lugares como La Mancha de Don Quijote, la isla de Juan Fernández donde se desarrolló la verdadera odisea de Robinson Crusoe, Salvador de Bahía donde las andanzas de Gabriela-clavo-y-canela, y por último Trinidad, para cuyo tratamiento sugerí contratar a Naipaul, un nombre que hizo fruncir las cejas a mis colegas en señal de perpleja ignorancia. Pero los de 1976 eran tiempos de bonanza económica en Alemania y en nuestra emisora, y mi proyecto se aprobó sin más, con lo que me encontré teniendo como autores del mismo a Heinrich Böll, Günter Grass, Camilo José Cela —para La Mancha—, el buen V.S. Naipaul, Jorge Amado y Julio Cortázar, traductor al castellano del libro de Defoe. Es el único texto que Julio escribió directamente para la radio, y fue por un encargo mío del que me siento orgulloso. Tanto más cuanto que entonces sólo Böll era Premio Nobel, y hoy en día son cuatro los autores Nobel con los que armé mi serie. Y el que Amado y Cortázar no lo recibieran, ese es un capítulo del que prefiero no hablar. Fin del paréntesis.)


La tercera postal llegó desde Deyá/Mallorca, donde Carol y Julio veraneaban en la casa de Claribel Alegría, la gran poeta salvadoreña de cuyas mellizas los Cortázar eran los padrinos. Y en ella Julio se alegra de que le haya enviado la traducción de Adiós, Robinson al neerlandés, nada menos que por Barber van de Pol, la trujamana de Rayuela al idioma natal de Spinoza. En cuanto al tema de la postal, no lo entendí, así que no me gané los diez puntos, pero sí averigüé que la Mascarada Soutelina era una danza típica del carnaval en las provincias vascongadas.

(Por cierto que la primera vez en mi vida que supe de Claribel Alegría fue por una carta de JC remitida desde Deyá/Mallorca, donde estaba de vacaciones, justamente en la casa de ella, como cuando me envió esa tercera postal con adivinanza. La carta está fechada el 12 de agosto de 1979, y dice: “Quisiera saber si en la radio alemana habría posibilidad para colocar algún texto radiofónico de ficción [radioteatro]. Hay aquí dos amigos, la poeta Claribel Alegría y su marido Bud Flakoll, que se interesaron por una posibilidad. Bud hizo textos en inglés en U.S.A. y Claribel escribe novelas y cuentos, además de su bien conocida poesía. Si puedes conectarlos con alguien o darles alguna información para guiarlos, te quedo desde ya muy agradecido. Son amigos de talento, a quienes quiero y respeto”.


Seis años después, en 1985, febrero o marzo, Diny y yo viajamos a Mallorca para pasar unos días con Claribel y Bud en esa casa de Deyá desde la que JC me había escrito seis años antes, presentándome a estos dos entretanto amigos entrañables. Ya para aquel entonces, cuando les escribía, lo hacía nombrándolos “ClariBud”, porque nadie que los haya conocido y visto juntos podría negar que eran en verdad un águila de dos cabezas.

Son tres los principales recuerdos que atesoro de aquellos días mallorquines, con independencia absoluta de los periplos turísticos que nos brindaron (incluyendo la obligada visita a la cartuja de Valldemosa y toda la parafernalia chopiniana), y también con absoluta independencia del hecho de que Robert Graves, su vecino y amigo, traducido por Claribel al español, se encontraba ya tan postrado que hubiera sido un dolor innecesario conocerlo personalmente.

Y uno de esos tres recuerdos imborrables de aquellas jornadas tiene que ver con la primera noche que dormimos en la casa, y fue que al ir a acostarme constaté que no tenía ningún sentido hacerlo en la cama donde ya reposaba Diny, por la sencilla razón de que tendría que plegarme casi como un 4 si quería dormir dentro de la susodicha, razón por la cual me aovillé en el sofá enfrente. A la mañana siguiente, durante el desayuno, le pregunté a Claribel que cómo hacía Cortázar, harto más largo que yo, para ahormarse en esa cama donde yo mismo no cabía. “Se plegaba en dos”, o algo así, fue lo que me respondió.)
La cuarta no la puedo ubicar cronológicamente, pero me late que sí es la cuarta, porque en ella —que debe haber venido acompa­ñando una carta, lo que explica la falta de firma— Julio ya me trata como compinche de bromas verbales: “Espero que admires con qué majestad me apoyo en el bastón. (Y el chiste involuntario de un francés ignorante: ‘Sentado… Sitting Bull!!’”)

La quinta y última nos la mandó a mi esposa y a mí —como dejé dicho más arriba, hablando del sobre— el 14 de febrero de 1983, fecha del matasellos, exactamente dos meses antes de su entierro, y en ella nos agradece un cordial envío que hemos tratado de recordar qué fue, pero sin éxito.

Nos habíamos encontrado en París una semana antes, durante un congreso de solidaridad con Nicaragua, y el último día fuimos a almorzar juntos. Durante la conversación descubrimos que él en realidad siempre había estado en Alemania de paso y casi sin detenerse, excepto los dos o tres días de la feria del libro del 76, cuando por fin nos conocimos personalmente. Y nos contó además que en cierta ocasión, yendo de camino a Viena, se detuvo a pernoctar en Múnich, y a la mañana siguiente, antes de continuar el viaje, acudió a visitar la Pinacoteca… y a los cinco minutos de entrar lo había detenido la policía. Fue el día en que un obseso sexual regó con vitriolo uno de los grandes cuadros de Rubens que hay en el museo muniqués, y hasta que la policía no dio con el culpable, todos los visitantes del mismo, Julio entre ellos, contaban como sospechosos.

Le pregunté, pues, si le gustaría pasar un par de meses en Berlín, becado por el DAAD, es decir, el Servicio Alemán de Intercambio Académico; me dijo que sí, y al día siguiente, apenas hube regresado a Colonia, me puse las pilas y llamé a mi amiga Barbara Richter y quise saber —una pregunta retórica— si les interesaría tener a Julio Cortázar como becario durante algunos meses. La respuesta fue tan entusiasta que lo único que restaba era acordar la fecha.
Iba a venir en mayo o en octubre de ese 1984. Pero no pudo. La única de sus citas inaplazables estaba fijada para el 12 de febrero, en París. Y el resto es silencio.


Ricardo Bada: Escritor y periodista, residente en Alemania desde 1963. Editor en ese país de la obra periodística de García Márquez y los libros de viaje de Cela, y autor de Don Enrique, la única antología integral en castellano de la obra de Heinrich Böll., De la revista Nexos, México D.F.

jueves, 3 de abril de 2014

Taller de Poesía erótica en la Biblioteca Insular de Las Palmas de Gran Canaria

 Echo de menos tu voz
y tu mirada inquieta recorriendo el mundo.
Echo de menos tu sonrisa
pero no quiero hacerte reír demasiado
rápido.
Me sorprendo de nuevo mirando el móvil
                                                           esperando
que te acuerdes de mí
y con miedo de escribir una línea que diga cuanto
..., José Ramón Yanéz

Un taller intensivo que fue dirigido a todos los que les gusta la poesía erótica, la imaginación y el atrevimiento.

A Rosario Valcárcel
Más allá de la imagen...
 Mujer que no esconde Su Hembra...;
pareciera que va desnuda aún a la sombra de encajes,
en  refugio de pamelas y sombrillas...
Toda de blanco ella blanca...
y los ojos del tiempo y el mirar y lo rubio del cabello
y la distancia muda de su sonrisa...

No la busquen por estos presentes que comparten
ni en ayeres que se olvidan, ni en mañanas que se ignoran...
Simplemente no la busquen;
ya partiera hace tiempo, mucho tiempo 
desde algún otro futurible ayer y aún no regresa, Victor José Guindo Singh

La mencionada iniciativa estuvo incluida en un amplio y variado  programa de actividades que la Biblioteca Insular ha realizado con motivo del día de la Poesía.

…Una fina lluvia humedece
al bamboleante alcohol.
Portales llenos de fantasmales figuras
esperan clientes.
Los tacones se impacientan.
Los cigarros agonizan.
La mortecina luz de las farolas
alumbra miserias.
Suena amarga
la ronca voz de una tanguista.
Mientras,
tras destartalados cuartos
gimen oscuros deseos,
                                 vibran pasiones,
reina el placer, Ana María Martín González, 29-03-2014


LOCURA POR TU BOCA

Tengo el norte perdido por tu boca
y arde la locura en nuestros cuerpos,
encendidos en tu cuenca
y dibujados entre nuestras piernas,
temblorosas en nuestra danza
acopladas,

mientras mis pechos rebosan
entre tu boca hambrienta
a la pócima de tu desenfreno
conjugando el néctar de tus sorbos.
Entre los poros de tu sabia
arrastro mis manos a tu sed
y la sacio recorriendo tu universo, entonces
mar adentro me pierdo,
nos deleitamos entre los sollozos
emitidos en el acordeón de tu grito,
en la PETIT MORTEN
.,  Irma Ariola Medina

Dos días de trabajo conjunto, de reflexión y aprendizaje, de lectura de autores clásicos y contemporáneos, de intentar descubrir nuestro manantial interior. Unas horas que compartí  con casi una veintena de personas.

Y se olieron
como quien huele pan crujiente
a la sombra
o esa espuma desatada
de los labios,
y se unieron.
Entre piernas se masturban,
en el beso se erosionan.
(El cobijo de la génesis), Malena Millares 21 marzo 2014

En el taller, que tuve el placer de impartir inundamos el espacio, con la rima y el ritmo, las figuras retóricas, con versos de nuestros poetas pasados y presentes… porque sin lectura no hay escritura. Pero sobre todo sacamos de nuestra mente los ardientes poemas que escribimos en nuestra adolescencia, casi a escondidas. Y recordamos aquellos otros que nunca habíamos escrito.

…En ocasiones meditaba
que volverías cuando ya no te pensara
asumiendo para ello
la carta en blanco de mis pensamientos
la mirada soberbia del momento presente
y el colocón a base de esencias recordadas…,
Ester Carrillo Benedito

Durante las horas que duró taller nos sentimos como si nos hubiésemos librado del trabajo cotidiano, algunas veces agobiante. Celebramos el misterio de la sensualidad, la sexualidad, el placer, el disfrute, la entrega y el acogimiento en la poesía. Nos acercamos a los poetas y juntos nos adentramos en el mundo de la lírica.  

A ROSARIO
 Voz rasgada
 con matices de picardía.
 Plumas en el cabello
 dorado,
enmarcado el rostro.
Púrpuras en su cuerpo elegancias blanquinegras.
Figura esbelta y grácil
 revoloteando por el espacio.
Sus lentes sombreadas
esconden, a ratos,
sus ojos chispeantes dos luces que te escuchan mejor
 tras la graduación solar.
Su paseo por la historia
 erotiza nuestra imaginación
 y nos ponemos a crear.
 Dos días de evasión
 de lujuria literaria,
 de risas y de encuentros. Aryan Anatnas, 

Gracias a todos los que integrantes del taller por su participación y su sensibilidad, por haberme hecho sentir una especie de parentesco con cada uno de los que participaron.

   Erizada
Ven y bésame
Con todos los sentidos
Puestos en mi piel.
Encendidos mis botones de miel
Esperan la felación de tu boca.
Vive el fuego
Que siento al verte,
prueba mi néctar caliente.
Arde mi vulva
Y explotemos juntos
las estrellas.
O coge tu maleta,
Llénala con todas las letras
Que me enamoraron y
Parte a mi olvido más doloroso, Loli Moreno (Poema leído Taller Rosario Valcárcel)


...Te evoco en el nocturno
Donde los astros
Son sombras de luna.
Vienes con el sudor de tus labios
Que hacen estremecer mis sentidos
Donde tu
Eres sueño
Eres bruma
Que enmudece mi desnudez.
Tic-tac
Tic-tac
Una desnudez que se desgarra
Que asume la palidez

De la espera...,     Dunia Sánchez Padrón

Poemas que elaboraron los participantes durante el taller erótico.

facebook/rosariovalcarcel/escritora

martes, 1 de abril de 2014

BAJO LOS PORTALES DEL NIAGARA, JUAN CALERO.

Yo, no más que el balsero
hijo de mi padre,
hijo también de estas islas
acostumbradas a la emigración
donde unos piensan sólo en trabajar
mientras para otros no existe la razón suficiente.
Confieso que todo depende de repicar campanas por el pecho,
el repicar de campanas y los dedos largos de la noche
que se afanan por desconocerlo…, Confesiones del balsero, Juan Calero.

Se suele decir que la poesía es un género minoritario, que nadie lee poesía, que está casi en los límites de deshumanizarse…Quizás sea porque la poesía exige un esfuerzo de comprensión o porque somos muy cómodos.

Y tal vez tengan razón, pero hoy la poesía es el género que más satisfacciones ofrece, así podemos ver como últimamente se ha creado una simbiosis entre pintura y poesía, entre música y poesía..,  y como se ha puesto de moda entre diseñadores como Ágatha Ruiz de la Prada o Jesús del Pozo, que visten de poesía sus telas, plasman en sus lienzos poemas de autores de Juan Gelmán, de  Neruda… Han conseguido que conviva el diálogo moda y literatura.

Y jóvenes y no tan jóvenes se dan cuenta que escribir poesía nos permite desarrollar la creatividad, compartir deseos y emociones, necesidades y sueños. Llegar a la belleza a través de los sentidos. Y se lanzan a deletrear palabras, a escribir poemas en las redes sociales con un ritmo vertiginoso. Casi a ciegas nos entregan pedazos de emociones, se promueven a través de ella. Se reúnen para recitar poemas en museos, pubs, en casas particulares.

Por eso al leer el curriculum del poeta que hoy presentamos, Juan Calero, y ver que ha obtenido premios y reconocimientos en Varadero y en la Habana, en Cuba. En Tenerife, en La Palma, en Las Palmas, en Madrid y en Miami, EEUU. Sin olvidar que el pasado año fue incluido en ocho antologías en lugares tan distantes como Argentina o Estados Unidos, he comprendido que el mundo se ha empequeñecido, que los caminos se han cruzado y que las distancias ya no existen.

Juan Calero Rodríguez es un canario-cubano. Un ser al que le gusta ser feliz, celebrar la vida, tomarse las cosas con calma, tener tiempo para observar, para enlazar lo material con lo espiritual, para enfrentarse a la realidad cotidiana y enhebrar los hilos invisibles de la poesía con los dramas íntimos y cercanos, con los balseros que arriesgan su vida por vivir en libertad, con las evocaciones, con todo lo que palpita.

En el 2007 publica un poemario titulado “Palabras del balsero”. Un homenaje a los emigrantes que como luces que se esconden, cruzan nuestro océano. Esas historias que conocemos y que no son como las conocemos. Son terriblemente peores. Por eso Calero en el poemario que hoy presentamos “Bajo los portales del Niágara” ha querido incluir el poema “Confesiones de un balsero” seguir la huella, erigirse como testigo. Y para ello se sitúa entre el lirismo trágico y el presente de los pueblos que emigran. Con la carga poética de la huida, del viaje.

He aquí el reverso del agua, la corriente.
He aquí la oscuridad murmurante
encharcada, inconmensurable,  inconmovible.
El grito extenso y lleno de sed viaja por ciudades remotas…

“Bajo los portales del Niágara” nos ofrece también la temática de lo íntimo, la languidez del gozo, lo erótico, lo placentero, sin olvidar la atmósfera de ritual festivo como el poema  “El vino, la sangre de la fiesta”.

…Ordena el timple desatar las cuerdas.
Sobre el jolgorio se arma la parranda
Todos súbditos del canto alegre
Pámpanos y sarmientos se agregan a la cepa
Y cualquier picoteo es el mejor manjar…

Convoca también Juan Calero el poder de seducción, la vida, el erotismo, los cuerpos que se entregan a la orgía del placer y decide experimentar con sus sentimientos, envolvernos en sus arrebatados goces como en este poema titulado Mañanero

….La humedad de tu ciénaga evoca los exordios mejor guardados
Y absorbo toda la frescura de la mañana que penetra
Entre los balaustres de la ventana
Envuelta con el ir y venir de locos retozos al viento…

Algunas veces nuestro poeta emerge de sus raíces, de su pasado. Expresa el sentimiento de la infancia, del retorno. Y lo hace con visiones fugaces de su mundo intenso, de su mundo conmovedor y crea un diálogo con el tiempo, un reencuentro con el pasado como el poema titulado: Nostalgias:

 Hoy he vuelto a lo que fue mi casa/ Pero no pude entrar. /  Está llena de recuerdos. /A las puertas está mi país, / mi ciudad, mi pueblo, mi vida, mi mundo/ Sin poderlos habitar./  Ya no me pertenecen./

Juan Calero Nació en Guanajay, La Habana, Cuba.  Su formación ha discurrido por las ramas técnicas pero pronto se plantea el conflicto del arte en la vida, narrativa y poesía. Pintura,  caricatura y diseño gráfico, llegando a exponer en algunas salas de la capital cubana. Alterna la prosa y el verso. Es  fundador y presidente de la Agrupación Cultural ARTEnaciente, que con el grupo de teatro se han presentado por toda La Palma, Tenerife y Sevilla. Y hoy forma parte del proyecto cinematográfico que dirige Ginés Lao Mendoza: "Leocricia, la poetisa blanca" que encarna a la figura de la poeta  Leocricia Pestana Fierro nacida en la isla de La Palma.

Los versos de Juan Calero destilan el encanto, la imagen de las islas familiares situada en un mapa entre islas. Y otra isla que parece enigmática desde lejos, pero que es concreta y bienhechora si se contempla y se percibe desde cerca.

De niño, soñaba con una isla, / pero no conocía ninguna otra más que la mía. / Quise inventarla, como todos, romper mañanas, / sin prisas, allá, como todos donde bordan el firmamento. /Es culpa de la noche, / del dueño, del mañana….

 “Bajo los portales del Niágara” es un poemario con tildes barroco que condensa con intensidad una poesía auténtica, escrita por una mente sensible. Un poemario que explora las relaciones humanas, el mundo que lo rodea.

Foto: de derecha a izquierda: Presidente de la Nace, Aquiles García, Juan Calero, autor del poemario "Bajo los portales del Niagara", Antonio Arroyo, poeta, Rosario Valcárcel, escritora y presentadora del acto y Celia Sánchez, clarinetista que amenizó la presentación en el Museo Poeta Domingo Rivero. 

Blog-rosariovalcarcel.blogspot.com

domingo, 30 de marzo de 2014

A PROPÓSITO DE LOS PRISIONEROS DE GUANTÁNAMO

Artículo enviado por Eduardo Sanguinetti, filósofo rioplatense.

La noticia de que el presidente José “Pepe” Mujica ha decidido ceder al pedido del presidente Obama de recibir a cinco detenidos de la base estadounidense de Guantánamo, en calidad de refugiados, no es una novedad, como tampoco lo es la polémica que se ha instalado en Uruguay en torno a esta decisión, aún en el marco del trascendido que el ejecutivo lanzó al mundo a través de los medios de prensa, días pasados, a pesar de que como anunció el presidente Mujica: “las gestiones con Estados Unidos están lejos de estar cerradas”.

Es importante comentar que la base estadounidense de Guantánamo, situada en el sudeste de Cuba, es un campo de prisioneros que la habitan en estado infrahumano, los denominados “combatientes ilegales”, que han sido capturados en la tan mentada “guerra contra el terrorismo” que mantienen los gobiernos de Estados Unidos, en cualquier territorio del planeta, y donde se encuentran los disidentes y denunciantes a la administración del imperio del norte.

José Mujica ha dado por finalizadas las polémicas en torno a recibir a los detenidos de Guantánamo, aludiendo a que su decisión es un “tema laudado”, descartando que los ex prisioneros representen una potencial amenaza para Uruguay y agregando que la llegada de estos refugiados podría incluso ser beneficiosa.

Ahora bien, se impone una pregunta ¿por qué aceptó Mujica darles asilo a los prisioneros de Guantánamo?… “Luego de gestiones contestamos que sí porque hoy y siempre, con la excepción de los dolorosos años de la dictadura, el Uruguay ha sido un país de refugio y para nosotros esta es una cuestión de principios”, manifestó Mujica como razón atendible. Pero luego, consultado sobre si pidió algo a cambio dijo: “Yo tampoco hago favores gratis, paso la boleta”, aunque luego especificó que “esto hay que hacerlo porque sí”. Bien, se abre un enigma de enormes dimensiones ante estas encontradas palabras de Mujica. Y la pregunta inicial de por qué acepta la petición de Obama, Mujica permanece sin respuesta aparente.

Se arriesga la vida por hablar claro, sin especulaciones, y viceversa, pues ante lo dicho por Mujica en cuanto a las fórmulas participativas que debe adoptar la comunidad ante instancias como la de los refugiados de Guantánamo, se puede caer en un plano demagógico que de base es inaceptable, pues afecta la autonomía de los poderes y, lo que es peor, de la autodeterminación de los pueblos.
Puedo coincidir con lo manifestado por Mujica en cuanto a los derechos humanos que asisten a estos detenidos de Guantánamo, pero no puedo dejar de lado las relaciones con las naciones que conforman Suramérica, que también fueron consultadas por Obama para recibir a los prisioneros y las implicancias que puede tener este tema en la relación entre naciones que no han logrado aún conformar la tan ansiada Patria Grande.

No hay dudas de que es un tema muy serio el que ha instalado Estados Unidos respecto al cierre de la Base de Guantánamo, de fines imprevisibles, pues no se trata de la peligrosidad o no de los detenidos, sino de la simbología que el imperio neoliberal les ha otorgado cual impronta del “terror”, demonizándolos. ¿Seremos nosotros quienes eliminemos los símbolos del “terror” sobre los que se basa la política neoliberal del imperio? o ¿Todo fue un simulacro para justificar guerras y genocidios?

Haciendo uso de la pharresía, que significa el coraje de decir la verdad, aún a riesgo de la vida, manifiesto que este tema no lo resolverá la buena o mala voluntad de un gobierno, sino el sentido de los habitantes que conforman ese pueblo, en este caso Uruguay, los organismos Unasur y Mercosur, sumado a las alianzas estratégicas entre países de la región, coincidente con la hermandad reafirmada hace unos meses en la Cumbre de la Celac, de donde surge la reafirmación del bloque latinoamericano y caribeño.

Y a modo de epílogo a este tema, me pregunto si todo esto está relacionado con la denominada política de la verdad e interrogo al poder desde la filosofía, pues a no dudarlo, la filosofía es una manera de vivir, además de una manera de pensar. La verdad de los dichos, en este caso de José Mujica, quedará probada por la conducta a seguir.


facebook/rosariovalcarcel./escritora





lunes, 24 de marzo de 2014

DÍA DE LA MUJER? con vídeo

https://www.youtube.com/watch?v=1aIpqIWpOCU

Si te pegan un palo no llores Lola
                   vale más llevar palos que dormir sola. Eres, eres
                   eres como la alpispa junto a la Sieca
                                   La alpispa de Néstor Álamo.

      Cuando yo era pequeña existía un periódico que se llamaba “El Caso” y recuerdo que un día apareció una noticia que me quitó el sueño durante mucho tiempo. Estaba aterrorizada.

      La crónica hablaba de un padre de familia, al parecer un dechado de virtudes que sin saber el por qué había matado a sus tres hijos y a su mujer que dormía plácidamente en su cama.
      Él los había matado con un hacha.

      Aquellos hachazos sonaron en mi cabeza, en mi conciencia, durante mi niñez. Estallaron en un miedo absurdo hacia todos los padres, hacia todos los hombres. Poco a poco me fui calmando, hablaba con mi padre, jugaba con él. Me enseñó a desenterrar miedos, tesoros. Me entendía, respetaba a mi madre, compartía cosas con los amigos. Supo disipar mi intranquilidad de tal forma que su ejemplo me ha servido para mantener una conversación ininterrumpida con el mal llamado sexo fuerte, a comprenderlos.

       La mujer por instinto da, nutre, acepta. Ha sido el eje de las relaciones, obligaciones y actividades del día a día. Se podría decir que es el principal sujeto de la creación, de la humanidad.

     Estos días se ha celebrado el Día Internacional de la Mujer, el día que reivindicamos y luchamos hacia la igualdad de los derechos y oportunidades con los hombres. Lo malo es que mientras haya que diferenciar a las mujeres por la lucha, por los derechos… estaremos en desventaja.

    Además no debemos olvidar que ya desde la antigua Grecia, Lisístrata empezó una huelga sexual contra los hombres para poner fin a las guerras. En la Revolución Francesa las parisienses que pedían “libertad, igualdad y fraternidad”, marcharon hacia Versalles para exigir el sufragio femenino.

     Estas reflexiones vienen a cuento porque la violencia doméstica, machista o de género, da igual el nombre, no se erradica, está a la orden del día, tanto que en España en lo que llevamos de año (2014) casi hemos alcanzado la veintena de mujeres muertas en manos de sus maridos, amantes, parejas, da igual. En manos de seres que no tienen nombre.
Y lo peor es que aún se hacen chistes sobre el tema y se recuerda una malentendida memoria histórica, donde las mujeres podían ser castigadas por los hombres si éstas los miraban a la cara o le hablaban sin su permiso, o el golpear a una mujer era motivo de orgullo, pues así ellos demostraban su superioridad.

       La violencia contra las mujeres es la violación de los derechos humanos más universales.

        Dice el Fondo de las Naciones Unidas que una de cada tres mujeres en el mundo ha sido golpeada, violada o padecido algún tipo de abuso. Y lo más sorprendente es que los países con mayor número de asesinatos de mujeres por sus parejas o ex parejas son los más civilizados y desarrollados de Europa: Finlandia y Suecia.
     Sabemos que la conquista de la Igualdad de derechos y oportunidades no ha dejado de avanzar, pero a los resultados me remito. Queda mucho por hacer. Por eso en estos días en que los políticos hablan y hablan, prometen y prometen, deben tener presente que las leyes, la seguridad e independencia económica  no es suficiente, no solucionará el problema.

    Porque yo creo que la verdadera solución tendrá que ir acompañada de una educación en valores de respeto y de igualdad entre los sexos. Una educación que parta del seno familiar, de la escuela. Una educación donde toda la sociedad esté comprometida.
fOTOS DE JORDI LAVANDA.

Blog-rosariovalcarcel.blogspot.com 

martes, 18 de marzo de 2014

UN CANTAUTOR, LLAMADO SERGIO ALZOLA, CON VÍDEO


No se me importa un pito que las mujeres
tengan los senos como magnolias o como pasas de higo;
un cutis de durazno o de papel de lija.
Le doy una importancia igual a cero,
al hecho de que amanezcan con un aliento afrodisíaco
o con un aliento insecticida.
Oliverio Girondo.

Podemos vivir sin poesía incluso sin literatura. Pero es casi imposible que alguien pueda vivir sin música porque la música antecede al habla, porque la música navega sin timón en nuestros recuerdos, en las canciones que aprendimos en nuestra infancia y adolescencia. La música evoca el amor y el olvido, la nostalgia y el placer… La música es universal.


Por eso hoy les voy a hablar de música, de Sergio Alzola, un cantautor que desde muy joven empezó a rasguear la guitarra y a aprender acordes y a escribir los primeros signos musicales. Pronto encontró los ritmos y las letras, la forma artística para expresar sus palabras y sus sentimientos, para hacer poesía con su guitarra y dialogar con los latidos del salitre y el baile de las aguas de Las Canteras, para murmurar al alisio de la tierra en la que nació, como ese tema titulado Agua:

Soy agua, el mar de Las Canteras de mi infancia/ una romería, un timple en arroró, un niño a la sombra de Triana…/ 

Pero también sabe trasmitirnos su propia visión de la realidad con una música comprometida, repleta de sentimientos, de temas sociales o cotidianos, de las relaciones amorosas y del alma. De la vida que se desliza entre cánticos y silencios.

Alzola es un músico, compositor, letrista cantante y poeta. Sí, porque Sergio, igual que los grandes cantautores como Perales, Serrat o el gran Leonard Cohen, compone letras de calidad y originalidad con una gran versatilidad de ritmos. Un cantautor que se ilusiona con su trabajo, que estudia, que trabaja duro leyendo todo lo que cae en sus manos, ampliando sus conocimientos. Dejándose seducir por la vida, porque como él dice:

Cada disco tiene un principio, y no me refiero al inicio o el comienzo de un proyecto ilusionante sino una especie de leitmotiv que envuelve tu creatividad.

Debutó hace doce años en los escenarios de su isla y desde entonces no ha parado de dar conciertos, más de un millar, de participar en encuentros de cantautores, en festivales, en homenajes a poetas. Su música y sus letras están inspiradas en los países donde ha residido, porque él igual que un caballero andante ha caminado por esos mundos de Dios, por la Península Ibérica, Chile, Argentina, Brasil, Cuba. Y esos retiros le han servido para crecer como cantante y compositor. En su CD “Tricontinental” le dedica composiciones a Julio Cortazar, a Juancho Armas Marcelo por transmitirle su amor por Cuba y canta:

Así en la Habana como en el cielo, se pasea el malecón por las verdades del Caribe/ medio siglo de Revolución hay quien vive por amor y quien no vive…/

También a Carlos Salem, por ayudarle a combatir todos sus miedos, a Benedetti, entre otros. Se lo dedica al enamoramiento y al deseo sexual. Al amor con mayúsculas.

Su primera experiencia con el trabajo discográfico  fue “Ciudadano del mundo (2005) después en el 2007 llegó “Contagia tu sonrisa” editado por el Gobierno de Canarias en los estudios de Multitrack (Tenerife) bajo el sello “Canarias me suena”. En el 2011 el autor engloba toda la experiencia vivida durante cuatro años en tierras suramericanas y nos presenta “Tricontinental” una muestra de su gran sensibilidad por hermanar pueblos y culturas. Una muestra de que nuestro cantante, se mantiene despierto, y toca la tierra, y vuela de manera ascendente y constante.

Todavía recuerdo con emoción el recital que Alzola nos ofreció las pasadas Navidades en el entorno de Vegueta, en Las Palmas de Gran Canaria, cuando casi en la oscuridad, junto a una fuente antigua y unas gárgolas que retumbaban de frío, Sergio con su pasión y cercanía, con su entusiasmo y profesionalidad consiguió crear una atmósfera de diversión y energía. Consiguió que su voz se escuchara, que los sonidos emergieran y que nos sintiéramos envueltos en una nebulosa sutil y cálida, consiguió atraparnos con su lenguaje musical.

Consiguió el estremecimiento de las cuerdas de su guitarra y las entregó a tod@s los que lo arroparon aquella noche.

facebook/rosariovalcarcel/escritora

domingo, 16 de marzo de 2014

¿LA EYACULACIÓN FEMENINA ES UN MITO?

La eyaculación femenina ha coexistido desde que la mujer existe.  Ya Aristóteles  habló de ello e incluso Freud llegó a hablar del “jugo del amor”

Un antiguo texto chino taoísta indica que todas somos capaces de experimentar los orgasmos sagrados (designada la Marea o Reflujo Yin), que todas somos capaces de llegar a las hogueras del licor, de ese fluido liberado que denominamos amrita o néctar divino, que en sánscrito significa “sin muerte” y se le valoraba benéfico tanto para la mujer como para su amante. Mencionada por primera vez en un poema del siglo 7, la eyaculación femenina y el punto Gräfenberg (punto G) se describen en detalle en la mayoría de las obras de la Kāmaśāstra.

Del líquido eyaculatorio femenino se ha hablado siempre hasta que a finales del siglo XVI se inventó el microscopio y entonces perdió interés, al descubrirse que estaba desprovisto de espermatozoides” ahora bien Eyaculación y Orgasmo son cosas distintas, aunque a menudo vayan juntas. De hecho, muchas mujeres que eyaculan lo hacen antes de llegar al clímax.

Sin embargo hasta hace poco tiempo se pensaba que era propiedad exclusiva de las reinas de la pornografía y se le quitó importancia pensando que podría ser tan solo orina o incontinencia, aun cuando la eyaculación no tiene la misma apariencia, olor o propiedades químicas de la orina.

…Los movimientos eran sistemáticos; unas caricias en los labios, y repentinamente la lengua que perforaba con violencia. Sylvie gritó de gozo al sentir la lengua vibrar como un animal dentro de su vagina.
                -Sí, así… sigue –acertó a pronunciar Sylvie.
                Al decir esto se sentó sobre la boca de Marianne, estrujándola contra su sexo, contra la fuente húmeda de placer, totalmente abierta, con el clítoris abultado sufriendo espasmos, y anidando en su vientre un sinfín de ardorosas sacudidas. Gritó entrecortadamente, fuera de control. Cuando se corrió, todo el interior de su vientre se hizo líquido y se vertió en la lengua de Sylvie, hasta descenderle por la gargantaVicios privados de Jocelyn Joyce

Mientras que los investigadores siguen discutiendo si es eyaculación u orina lo que ella  expele, la fuente del líquido, creo que no es de gran importancia, porque las mujeres señalan a menudo orgasmos muy evidentes a través de su cuerpo, especialmente en la cara, las manos, los pies…

La eyaculación femenina ocurre, pero la cantidad de secreción que es producida varia de unas pocas gotas, las que son tan mínimas que pueden no ser notadas, hasta chorros que dejaran una mancha húmeda en la cama, o impresionantes chorros de forma similar a la eyaculación masculina.

Algunas mujeres eyaculan en forma consistente, mientras otras expelen solo ocasionalmente. Muchas dicen que sus eyaculaciones no están asociadas al orgasmo, pudiendo ocurrir un cierto número de veces antes al orgasmo, y muchas más veces si tienen múltiples orgasmos.

Esta secreción es para la mujer, así como para el hombre, un indicador de intenso placer sexual. Incontables lo han experimentado durante años, y otras ocasionalmente (algunas pocas, eyaculan cada vez que tienen un orgasmo y otras rara vez), pero lo silencian para evitar ser ridiculizadas y avergonzadas por sus amantes y por la sociedad, por el miedo de que algo este mal en ellas, hasta tal punto que este hecho les ha acarreado más de un trauma y vergüenza ante sus parejas.

Pero ahora están de enhorabuena y rabiosa actualidad, en parte gracias a la industria del porno, que ha popularizado el squirt –vocablo inglés utilizado para denominar a la eyaculación femenina. La práctica cuenta también con su reina indiscutible: la actriz porno americana Cytherea, que domina el arte del squirt.

La eyaculación femenina proviene de alrededor de 30 o más pequeñas glándulas embutidas en la esponja uretral, el tubo de tejido esponjoso eréctil que rodea la uretra. La esponja uretral es el sitio donde se ubica el “punto G”. Todas las mujeres tienen esponja uretral, y pueden o no tener un área en ella que es más sensible y que puede ser palpada con los dedos a lo largo de la vagina. Pero en general, todo el tejido clitorideo es exquisitamente sensitivo cuando una mujer está totalmente excitada, y esto incluye la esponja uretral que todas las mujeres la poseen.

Cuando me excito dejo las sábanas mojadas de tanto líquido que sale de mi vagina ¿Padezco algún trastorno? Tengo veintitrés años.  Preguntas sobre SEXO a Elena F. L. Ochoa

Respuesta: Su único trastorno es que lubrica usted excelentemente, lo cual demuestra que está muy excitada. La lubricación vaginal no es más que el resultado de la concentración del fluido en la pared de la vagina por la presión de los vasos sanguíneos dilatados. Además, usted necesita este fluido para que el coito –en caso de existir- sea placentero y sin dolor.

Fotos: Deseo de verano, Oscar Domínguez
           Beso de Toulouse Lautrec

Blog-rosariovalcarcel.blogspot.com



jueves, 13 de marzo de 2014

CARNAVAL DE INDIANOS, LEÓN BARRETO




El mundo existe para llegar a un libro, Mallarmé

Igual que la literatura ha sido siempre una fuente inagotable para el cine, los escritores también se han visto atraídos por ese sentimiento que provocan las fiestas populares. Se han visto atraídos por todo lo que gira alrededor de ellas. Por su seducción pasional y su emoción.

Eso es lo que le ha ocurrido a Luis León Barreto. Él como muchos de nosotros soñaba con acudir el lunes de carnaval a la Fiesta de Los Indianos, con verla de cerca, con pasear por la calle Odaly, la Avenida Marítima de Santa Cruz de La Palma, la Alameda. Y aunque tardamos años en verlo en carne y hueso. Lo conseguimos. 

Y se sintió tan atraído por el hechizo, la historia y todo el arte que gira a su alrededor, se sintió tan atraído por la explosión de alegría, las vivas, los ritmos de los sones cubanos, los polvos talcos que no dejamos de agitar, que le sirvió a nuestro autor de musa para crear una crónica alegre. Una novela que gira alrededor de un personaje, una chica llamada Moneyba Castro  que con su atuendo de encaje, su pamela y su sombrilla se divierte en la Fiesta de los Indianos entre personajes dotados de ritmo y color, entre la euforia del baile y la efervescencia contagiosa de La Negra Tomasa.


El personaje principal del Carnaval ideado por el palmero Víctor Lorenzo Díaz Molina; Sosó que regularmente llega a la Plaza de España con ese don innato que posee para hechizar la fiesta, que flota en medio de una multitud que se agolpa entre sus calles, que vibra entre densas nubes de polvo que semejan a una hoguera.
“Carnaval de Indianos” nos ofrece la relación de una historia que contiene implícitamente otras historias con una galería de figuras relevantes como el poder del clero y de las clases nobles que coexisten con el pueblo llano. Personajes maternales como Mama Coralia, celosos como Albany, inmorales, cínicos, paganos y descarados como D. Aristóteles Marante inclinado al deseo. A ese deseo que explosivo, desaparece cuando se ve satisfecho:

 Hasta de los caseríos de los montes vendrá el gentío, incluso del norte de los cultivos perdidos acudirá Nisbelio, dicen que bisnieto de don Aristóteles Marante, más conocido por El Arrogante, el que se atrevió a disfrutar cuatro mujeres bajo el mismo techo. Era altanero y a sus damas les tenía prohibido el relajo en aquellos días en que, exhibiendo una provocativa mazorca entre los muslos, los hombres se tambaleaban por el vino de tea e intentaban librarse de los municipales.

“Carnaval de Indianos” refleja la alegría multitudinaria, las libaciones desenfrenadas para sofocar el instinto de supervivencia. Irradia ese deseo profundo de renacer, que implica morir para volver a nacer. Muestra Los deseos de algunos personajes que laten sin haberse cumplido, porque el infierno de los creyentes existe.
Refleja la fiesta, la verbena, el carnaval de los “polvos talcos”  y nos ofrece una misma interpretación, una comunicación en la que los personajes se blanquean la piel y se metamorfosean por un día, recordando los rituales de los cubanos ñáñigos. Pero también según lo que José Viera y Clavijo nos manifestó en su poema Los meses:

                "Todos son juegos, chanzas, diversiones.
Ya arrojan al cabello limpios talcos
                ya al pulcro rostro harina y almidones
ya la agragea a la pulida espalda".  

Algunos de los personajes del “Carnaval de Indianos” igual que la vida misma, renuncian a sus preocupaciones y angustias, a sus prejuicios y expectativas, a la moral, a las creencias, simpatías y fobias. Porque quizás los Indianos han sido seres como los que cita Borges, del octavo libro de la Odisea, que tejieron desdichas para que a las futuras generaciones no les faltaran algo que cantar.
Unos personajes que intercambian bromas, aplauden  cantan, lanzan polvos, se divierten porque al fin y al cabo no somos más que ceniza en la ceniza.

Una fiesta sin categorías sociales y sin fronteras, una fiesta que todo lo iguala y que establece la ilusión, el espejismo, las sombras y las luces de miles de hombres que tras hacerse con cierta riqueza, llegan a su tierra, y ante sus antiguos paisanos –que seguían siendo campesinos- hacen ostentación de riqueza.
“Carnaval de Indianos” manifiesta las ansias desbordadas y la plenitud sensual, la añoranza de las pasiones que aún arden y el resplandor del ocaso que sigue restallando.

Es cierto que Luis León Barreto ha estado lejos de la isla, de las presencias y de las ausencias, pero nunca ha perdido eso lazos de su tierra, esos lazos que son capaces de perdurar a través del tiempo y del espacio, por eso en sus obras a través de recorrido literario hay títulos  como “El misterio del Fausto” o “Memorias de La Palma Edén”.

Porque Luis superada la madurez desanda sus pasos en la búsqueda de otros campos elíseos, en las crónicas del sueño, y mezcla las magias de la ficción con el canto jubiloso, con la alegría de vivir y el goce de la vida, con el Carpe Diem y crea “Carnaval de Indianos”


facebook/rosariovalcarcel/escritora