lunes, 16 de marzo de 2015

Relaciones sexuales, Zoofilia.

Leda y el cisne

Un golpe inesperado: las grandes alas baten
en la aturdida joven, las oscuras membranas
le acarician los muslos, siente el pico en su nuca
y la opresión del pecho en su pecho indefenso.
¿Cómo pueden los blandos, sobrecogidos dedos
apartar de sus muslos la emplumada grandeza?
¿Y cómo puede el cuerpo, envuelto en blancas ráfagas,
no sentir el extraño corazón palpitante?
Un espasmo en las ingles engendra con el tiempo
la muralla caída, la torre, el techo en llamas
y la muerte de Agamenón.
Tan sometida,
tan domeñada por la sangre bestial del aire,
¿tomó con su energía cierto conocimiento
antes que el pico indiferente la soltara?

William Butler Yeats – 1924,  Traducción de Antonio Rivero Taravillo

Los humanos somos capaces de humanizar todo lo que tenemos a nuestro alrededor, de sentir una llamada dulce, un cariño protector, compasión, piedad y deseo sexual, hacia objetos o animales.
Casi todos los estudiosos de la conducta sexual humana parecen estar de acuerdo en que la soledad, o la falta de un compañer@, o la torpeza en las relaciones sociales o el aislamiento, suelen ser las causas de que se produzcan relaciones sexuales entre personas y animales, hasta tal punto que muchos manifiestan que sus animales pueden llegar a ser más cariñosos, e interesantes que las personas que han conocido, y que los quieren más que a ninguna otra persona en el mundo.

Este tipo de prácticas también se encuentra en muchos de los mitos griegos, en los que se describen usos con animales domésticos como vacas o burras, ovejas, carneros o caballos y yeguas o gallinas, terneras…  Y también relaciones sagradas con animales totémicos como águilas, ocas, cisnes o serpientes. 

Los fenicios sentían un gran respeto por los dioses, sabían que tenían que agradarlos, porque podían ser crueles y vengativos. Por eso el culto religioso estuvo presente en todas las actividades de la vida cotidiana. Y se preocuparon de extender a los pueblos mediterráneos  sus costumbres, sus ritos religiosos y las relaciones sexuales con animales, tanto masculinas como femeninas, posiblemente para favorecer la fertilidad de los animales y para que la cosecha fuera abundante.

El sacrificio como acto ritual, ha acompañado estrechamente al propio concepto religioso. El tipo de ofrenda consistía en piezas de ganado, aves, o productos de tipo agropecuario, no obstante estos ofrendas podían llegar a su extremo más cruel con el ofrecimiento al dios, de víctimas humanas.
El pueblo romano presenciaba espectáculos en los que hombres y mujeres capturados eran expuestos a animales adiestrados para mantener relaciones sexuales coitales o anales con humanos, y ocasionalmente muertos, para regocijo y diversión de los espectadores.


En la época prehispánica, los indios del área andina, hombres y mujeres, eran dados a este vicio, con los animales que criaban. También se habló de la convivencia de india con perro y de indio con perro y de indio con mona. Los nicaragüenses eran propensos a la cópula con los chumpipes o pavos. Los andoas del Amazonas ecuatoriano fueron acusados por los jesuitas, de dedicarse a la bestialidad con “todo género de animales y pájaros “.

Entre los yuroba de Nigeria era costumbre que el varón copulase con el primer antílope que cazase. En la sociedad ponapé, de los estados Federados de Micronesia, se admite el uso de hormigas que, colocadas sobre el clítoris sirven como medio de satisfacción femenina, los hombres de esta cultura suelen lamer un pececillo vivo introducido a medias en la vagina de su pareja. 

En los famosos estudios de Kinsey (1948 y 1953) realizados con 8.000 hombres y 12.000 mujeres, un 3,6% de mujeres y un 8% de hombres reconocían haber tenido contactos sexuales con animales, de estos el 17% pertenecía al ámbito rural.

Las mujeres limitaban generalmente sus contactos a permitir que su gato o su perro les realizaran un cunnilingus, es decir, solían untarse la zona vaginal con miel o azúcar y permitían que el animal, con el que les gusta dormir, les lamiera hasta conseguir su orgasmo, pocas reconocieron realizar coitos con sus perros. Los hombres de vida rural, reconocían coitos con animales de granja como vacas, terneras, ovejas o cerdas; estas prácticas habían comenzado durante la niñez o la adolescencia, y solían ser la consecuencia de haberse sentido excitados a ver copular a estos animales.

Suecia no considera la zoofilia como delito siempre que el animal con el que mantienen relaciones sexuales no resulte dañado físicamente. A los libaneses les está permitido tener relaciones sexuales con animales hembras pero no con animales machos. Desde enero de 2012, hay 34 Estados en Estados Unidos que condenan explícitamente las relaciones sexuales con animales como crimen contra la naturaleza.

El mito de Europa se sitúa en la antigua Fenicia y relata cómo Europa, hija de Teiefasa y de Agenor o Fénix, (Mosch. II 30-99; Ovid. Met. II 875), que estando un día recogiendo flores junto a sus compañeras en las playas de Tyro o de Sidón, reparó en un toro de color blanco que pastaba entre los rebaños de su padre. La joven princesa, entre asustada y maravillada, se siente atraída por un animal tan bello y apacible y, no sospechando que se trata del propio Zeus/ Júpiter, que se ha metamorfoseado en toro para seducirla, le acaricia, le ofrece flores como pasto, le adorna con guirnaldas y termina por subir a su grupa. Y como colofón de toda una secuencia de seducción amorosa, que tiene su cénit durante la travesía marina, se consuma la unión junto a una fuente y bajo un plátano que, en recuerdo de estos amores, obtuvo el privilegio de no perder nunca las hojas.

Leda y el Cisne ha estado presente en los mitos clásicos, en los relieves etruscos del Museo Británico, en Leonardo da Vinci en 1505,  en la pintura moderna y contemporánea como Picasso René Magritte, De Chirico, Klee y en otros muchos. El pintor canario Néstor Martín-Fernández de la Torre realizó en sus años de juventud una representación del mito.

Pintura de KATERINA SPEVÁKOVÁ
 
facebook/rosariovalcarcel/escritora



sábado, 14 de marzo de 2015

EXPOSICIÓN "ESTRELLAS DEL CINE DE ORO MEXICANO..

 CENTRO COMERCIAL EL MUELLE, Las Palmas de G.Canaria. Abierta hasta el 12 de abril

Hay personas que coleccionan joyas, coches, romances. Pero Andrés Padrón lo que ha coleccionado a lo largo de su vida ha sido fotos. Fotos de cine. Esa ha sido su pasión. Y lo ha hecho con tal ardor que se ha convertido en uno de los más importantes coleccionistas a nivel mundial,  reconocido por el escritor Terence Moix, el Director Luis García Berlanga o El Director de la Cinemateca francesa, entre otros.



Desde muy pequeño se sintió atraído por los artistas, tanto que me contó que cuando se rodó Moby Dick en Las Palmas de Gran Canaria, en las Navidades del 54-55, él se acercó a Gregory Peck y le pidió un autógrafo. Desde entonces no ha dejado de sorprenderse con los cromos que reproducían fotografías de las estrellas, con los programas de cine que repartían en el cine al comprar la entrada, con ese gran lienzo de la pantalla que iba descubriéndose entre el claroscuro y el silencioso clamor de la sala. No ha dejado de rejuvenecerse con las películas y de los excelentes intérpretes, de cómo las conoció, de los secretos y las anécdotas, de las fantasías y de aquel inalcanzable glamour. Y sus palabras nos demuestran, el entusiasmo y el sentimiento, esa pasión palpitante que siempre ha sentido por el Séptimo Arte.

Su vida ha estado dirigida por su gran amor y dedicación al cine y al coleccionismo cinematográfico. Ha estado llena de esas diosas del celuloide, de todo ese repertorio de mujeres de cuerpos ligeros y caras guapísimas,  alegres y  frívolas, desahogadas y locuaces, de esos mitos de carne y hueso y de azarosas vidas que parecían prometernos otro cielo. De imágenes que han dado vueltas y más vueltas al mundo y al horizonte de Andrés Padrón.

Porque Andrés Padrón junto con su mujer, Montse Rivero han coleccionado miles de fotografías, postales, revistas, carteles, guías publicitarias, documentación editada por los grandes estudios del cine, han visitado a numerosos artistas que se han convertido en sus amigos. Han seguido sus huellas y han recibido cartas dedicadas, de grandes figuras del cine.

La exposición que hoy se presenta ha sido posible gracias al Área Cultural Diego Casimiro, Centro Comercial El Muelle y Enmarcaciones Vidal. Forma parte de la recopilación que Padrón ha hecho a través de toda su vida. Hoy con una temática especial, México. Un país al que nuestro coleccionista adora, un país con él que estuvo en contacto durante casi cincuenta años a través de la empresa en la que trabajó Tropical Films de Canarias  como distribuidores exclusivos para España de la marca PELI- MEX, que exportaba todo el material de esta industria.

Y gracias a eso le permitió atesorar grandes retratos de estrellas como la gran María Félix, figura inmortal de la cinematografía mexicana y personaje mítico dentro de la cultura nacional o a Dolores del Río, de la que se cuenta que fue la primera artista mexicana en protagonizar películas en Hollywood y que llegó a ser considerada una de las mujeres más bellas de su tiempo. Imágenes también de Silvia Pinal, Jorge Negrete, Pedro Armendáriz, entre otros muchos.

Andrés Padrón nos descubre su universo: Retratos, caras y gestos, la vida y la belleza de numeros@s protagonistas de la Época de Oro del cine mejicano. Fotos de actores sociales y oficiales, directores, cuyo objetivo es adentrarnos al mundo de los sueños. La presencia de sus voces que se nos acercan, el eco lejano de las películas.

Hoy inauguramos fotografías históricas sobre el mundo del cine en México, imágenes perfeccionistas y tiernas que buscan reflejar la belleza y la elegancia. Retratos que nos transmiten sentimientos, que cobran vida, personajes de ayer y de hoy, unidos por una enorme carga de emoción. Figuras eternas de ese mundo paralelo, que es el cine. Estrellas que, de nuevo, vienen a nuestro encuentro.

facebook/rosariovalcarcel/escritora



martes, 10 de marzo de 2015

¿Por qué celebramos el día de la mujer?

 …Si te pegan un palo no llores Lola
                   vale más llevar palos que dormir sola. Eres, eres
                   eres como la alpispa junto a la Sieca
                                   La alpispa de Néstor Álamo.

      Cuando yo era pequeña existía un periódico que se llamaba “El Caso” un periódico que, unía lo oscuro y lo terrestre, lo sustancial y lo misterioso del género humano, tenía una gran difusión. Y recuerdo que un día apareció una noticia que me quitó el sueño durante mucho tiempo. Estaba aterrorizada.

      La crónica hablaba de un padre de familia, al parecer un dechado de virtudes que sin saber el por qué había matado a sus tres hijos y a su mujer que dormía plácidamente en su cama.
      Él los había matado con un hacha.

      Aquellos hachazos sonaron en mi cabeza, en mi conciencia, durante mi niñez. Estallaron en un miedo absurdo hacia todos los padres, hacia todos los hombres. Poco a poco me fui calmando, jugué con mi padre, hablaba, encarnaba el símbolo paternal maravillosamente. Me enseñó a desenterrar miedos, a librar la lucha del recelo, de esa alma infantil que necesita que se le abrigue y proteja. Me entendía con esa emoción sincera suya, innata. Respetaba a mi madre, compartía cosas con los amigos. Supo disipar mi intranquilidad, fabricarme una vida de amor, de tal forma que su ejemplo, me ha servido para mantener una conversación ininterrumpida con el mal llamado sexo fuerte.

      La mujer por instinto da, nutre, acepta. Ha sido el eje de las relaciones, obligaciones y actividades del día a día. Nos gusta compartir, tener inquietudes, experiencias intensas, retos. Formadas sabemos formar. Sabemos relacionar el amor con el espacio que nos rodea, con hombres y con mujeres. Se podría decir que somos el principal sujeto de la creación, de la humanidad.

     Estos días que, de nuevo, se celebra el Día Internacional de la Mujer, el día que reivindicamos y luchamos hacia la igualdad de los derechos y oportunidades con los hombres, el día en que nos planteamos una vez más en qué tipo de amig@s elegirías, que tipo de amor, de trabajo, de sociedad... he reflexionado de nuevo en todo esto, y he pensado en el por qué celebramos el día de la mujer, porque mientras haya que diferenciar a las mujeres por la lucha, por los derechos… estaremos en desventaja.

      Además no debemos olvidar que ya desde la antigua Grecia, Lisístrata empezó una huelga sexual contra los hombres para poner fin a las guerras. En la Revolución Francesa las parisienses que pedían “libertad, igualdad y fraternidad”, marcharon hacia Versalles para exigir el sufragio femenino.

     Estas reflexiones vienen a cuento porque la violencia doméstica, machista o de género, da igual el nombre, no se erradica, todo lo contrario, está a la orden del día, tanto que en España cerramos el año 2014 con un total de 51 mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas, amantes, da igual, en manos de seres que no tienen nombre. Y como consecuencia 40 menores huérfanos. 

      Y lo peor es que también existe otro tipo de violencia, esa violencia de género psicológica, los chistes, el maltrato emocional, que no deja de ser sino una variante muy frecuente entre las modalidades de violencia contra la pareja, que se refleja en múltiples actuaciones, como las críticas constantes o los atentados a nuestra autoestima que van seguidas de una pelea en que, muchas de las veces, la mujer acaba rompiendo a llorar, cubriéndose la cara con las manos, dando rienda suelta a lágrimas. En resumidas cuentas ese vivir sintiendo que día a día te roban tus sueños, ese vivir sintiendo que te hacen“Luz de Gas” Amén de otras actuaciones mayores.

 Desgraciadamente existe aún una malentendida memoria histórica, donde las mujeres podían ser castigadas por los hombres si éstas los miraban a la cara o le hablaban sin su permiso, o aún peor si golpeaban a una mujer, eso era motivo de orgullo, pues eso demostraba su superioridad.

       La violencia contra las mujeres es la violación de los derechos humanos más universales.

      Dice el Fondo de las Naciones Unidas que una de cada tres mujeres en el mundo ha sido golpeada, violada o padecido algún tipo de abuso.Y lo más sorprendente es que los países con mayor número de asesinatos de mujeres por sus parejas o ex parejas son los más civilizados y desarrollados de Europa: Finlandia y Suecia.

     Sabemos que la conquista de la Igualdad de derechos y oportunidades no ha dejado de avanzar, a los resultados me remito. Queda mucho por hacer  Por eso en estos días en que los políticos hablan y hablan, prometen y prometen, deben tener presente que las leyes, la seguridad e independencia económica, no es suficiente, no solucionará el problema.

    Porque la verdadera solución tendrá que ir acompañada de una educación en valores de respeto y de igualdad entre los sexos si no todo seguirá perdido. Una educación que parta del seno familiar, del buen hacer en los hogares porque los niños aprenden a través del ejemplo. Una educación permanente en las guarderías, colegios, institutos… Una educación donde toda la sociedad esté comprometida.


facebook/rosariovalcarcel/escritora

viernes, 6 de marzo de 2015

ELIZABETH BISHOP, la primera mujer en recibir el Neustadt International Prize for Literature.

 Nació en Worcester, Massachussetts el 8 de febrero de 1911 Muere el 6 de octubre 1979 en Boston. Es una de las más conocidas poetas de los Estados Unidos. Sus obras, que son relativamente pocas, siguen saliendo hoy en día en nuevas ediciones.

A pesar de no ser muy prolífica (en total publicó alrededor de 100 poemas en su vida), ganó un premio Pulitzer de poesía  en 1956 por su libro North & South — A Cold Spring, que agrupaba varios poemarios. Posteriormente recibiría el  Narional Book Award y el National Book Critics Circle Award así como dos becas de la Fundación Solomon R. Guggenheim y otra de la Ingram Merrill Foundation. En 1976, se convirtió en la primera mujer en recibir el Neustadt International Prize for Literature. 

En la sala de espera 
 En Worcester, Massachusetts,
acompañé a Tía Consuelo
a una cita con el dentista
y me senté a esperarla
en la sala de espera del dentista.
Era invierno. Anocheció
temprano. La sala de espera
estaba llena de personas mayores,
catiuscas y abrigos,
lámparas y revistas.
Mi tía estuvo dentro
lo que me pareció una eternidad
y mientras esperaba leí
el National Geographic
(ya sabía leer) y observé
las fotografías con atención:
el interior de un volcán,
negro y lleno de cenizas;
después aparecía vomitando
ríos de fuego.

Osa y Martin Johnson
vestidos con pantalones de montar,
botines y cascos de protección.
Un hombre muerto colgando de un poste
-“Gran Cerdo”, rezaba la inscripción-.
Bebés con las cabezas puntiagudas
enrolladas con vueltas y más vueltas de cuerda;
mujeres negras, desnudas, con los cuellos
enrollados con vueltas y más vueltas de alambre
como el cuello de las bombillas.
Sus senos eran horripilantes.
Leí todo esto sin pausa.

Demasiado turbada para parar.
Y después contemplé la portada:
los márgenes amarillos, la fecha.
De pronto, desde dentro,
surgió un ¡ay! de dolor
-la voz de Tía Consuelo-
ni excesivamente alto ni prolongado.
No me sorprendió en absoluto;
por entonces ya sabía que ella era
una mujer tímida, estúpida.

Tal vez debiera haberme sentido avergonzada,
pero no lo estaba. Lo que me tomó
completamente por sorpresa
fue que había sido yo:
mi voz, en mi boca.
Sin darme cuenta
yo era mi estúpida tía,
yo -nosotras- estábamos cayendo, cayendo,
con los ojos fijos en la portada
del National Geographic,
febrero, 1918.

Me dije: tres días
y tendrás siete años.
Estuve diciendo esto para detener
la sensación de estar cayéndome
del redondo, giratorio mundo
hacía un frío espacio azul marino.
Pero sentí: tú eres un yo,
eres una Elizabeth,
eres una de ellos.
¿Por qué tienes también tú que ser única?
Apenas me atrevía a mirar
para averiguar lo que yo era.
Eché un vistazo de reojo,
-era incapaz de mirar más arriba-
hacia las sombrías rodillas grises,
los pantalones y faldas y botas
y diferentes pares de manos
que yacían bajo las lámparas.
Sabía que nunca había sucedido
nada extraño, que nada
extraño podría suceder jamás.

¿Por qué debía yo ser mi tía,
o yo, o cualquier otra persona?
¿Qué afinidades
-botas, manos, la voz familiar
que había sentido en mi garganta, o incluso
el National Geographic
y esos terribles senos colgantes-
nos mantenían tan juntos
o nos hacían uno solo?
Cuan -no conocía ninguna
palabra para designarlo- cuan “improbable”…
¿Cómo había llegado yo hasta aquí,
igual que ellos, y había oído por casualidad
un grito de dolor que hubiera podido ser
peor y más estridente pero no lo fue?
La sala de espera era luminosa
y estaba demasiado caldeada. Se desvanecía
bajo una gigantesca ola negra,
otra, y otra más.
Entonces regresé.

La Guerra estaba en marcha. Fuera,
en Worcester, Massachussets,
había la noche y la nieve aguada y el frío,
y era aún cinco
de febrero, 1918.
*Versión de Roser Amills Bibiloni

In the Waiting Room

In Worcester, Massachusetts, / I went with Aunt Consuelo / to keep her dentist's /appointment / and sat and waited for her / in the dentist's waiting room. / It was winter. It got dark/ early. The waiting room / was full of grown-up people, / arctics and overcoats,/ lamps and magazines./  My aunt was inside/  what seemed like a long time/  and while I waited and read/  the National Geographic/ (I could read) and carefully/ studied the photographs:/ the inside of a volcano,/ black, and full of ashes; /then it was spilling over
in rivulets of fire…

La escritura de Bishop estuvo fuertemente influenciada por la poeta Marianne Moore.  Bishop viajó ampliamente y vivió en muchas ciudades y países, muchos de los cuales están descritos en sus poemas. Apunta el realizador brasileño Bruno Barreto al estrenar la película "Luna en Brasil". Su casa, Brasil "Era su santuario, su paraíso personal. Allí Elizabeth dejó que su poesía se impregnase de luz, colores y vida, con aquel derroche de sensibilidad visual, y Lota creaba y construía con la belleza y el ritmo de los poemas de Bishop".

Elizabeth tuvo varias relaciones con distintas mujeres y dos relaciones estables. La primera fue con la arquitecta brasileña, Lota de Macedo Soares. La otra gran relación de Elizabeth fue con Alice Methfessel, a quien Bishop conoció en 1971. Methfessel se convirtió en la pareja de Bishop y, tras su muerte, heredó los derechos literarios de la obra de su pareja.

facebook/rosariovalcarcel/escritora

martes, 3 de marzo de 2015

PIES, ZAPATOS DE TACÓN, COMO FETICHE SEXUAL

A tus pies, /sublime fin de tus encantos/me hinco adorador y apasionado. / Amo la curva de tus plantas, / donde mis labios acuden presurosos / a beber el néctar de tu piel. (Anónimo)

 La historia del zapato comenzó a partir del año 10.000 a C. y ya en el siglo XVIII fue típico el fetichismo del calzado separado del pie. Había organizaciones que estudiaban devotamente los modelos de calzado femenino, y llegaban a verdaderos éxtasis cuando recibían como presente un zapato de la dama de sus sueños. Se decía que el calzado era andrógino, ya que la abertura para meter el pie era una vagina y su tacón un pene.


No deja de ser un tipo de parafilia que consiste en exteriorizar el deseo no en relación a una persona, sino a una parte de ella que desmenuza, escinde, deshumaniza. Toma parte de ella y la convierte en objeto de una especie de culto ideal erótico, hasta tal punto que esa parte se convierte en el único instrumento capaz de llevarte al orgasmo.

En el mundo occidental siempre han sido amantes del calzado, pero fue en la Inglaterra del siglo XIX donde la palabra fetichismo adquirió la categoría de nombre propio, cuando la represión victoriana y el puritanismo dieron origen a nuevas formas de expresión sexual. La campaña para ocultar el pie femenino bajo faldas ampulosas e interminables y botas ajustadas obtuvo tanto éxito que el mero acecho del tobillo de una mujer ya era causa de excitación y, por prolongación, sus zapatos o sus botines se convirtieron en símbolos de partes del cuerpo más ocultas y misteriosas, y el desear con vehemencia sus pies o su calzado, se convirtió en algo estrictamente mágico y prohibido.

El zapato y los pies han representado una sensual historia llena de fetichismo. No olvidemos la importancia de la talla del zapatito de cristal en la Cenicienta de Perrault o los coturnos de madera, que hacían caminar como muñecos a los actores que salían a escena en el siglo V antes de Cristo, y posteriormente el glam rock americano llevó al extremo con las plataformas de Kiss o las despampanantes drag queens de New York como RuPol.

Pero fue en el Reino Unido, donde se diseñó para la reina Victoria en 1840 las primeras botas de señora y, diez años más tarde ya existía un mercado clandestino de pornografía que mostraba espléndidos-ostentosos zapatos con 15 cm. de altura. También apareció la costumbre de beber champagne en los zapatos de las bailarinas. Y Christian Louboutin, francés y diseñador de zapatos, traslado su genio fetichista al cristal y convirtió su diseño en una reivindicación del zapato de Cenicienta como objeto de deseo absoluto. 

Hoy ha transcurrido más de un siglo de la existencia de revistas con nombres significativos como Hihg Heel Honeys y Super Spikes, y esos altos y estrechos zapatos fetiche ya no pertenecen solo al mundo de los travestidos y a las prácticas sadomasoquistas. Hoy, existen empresas que trabajan zapatos de tacones de todas las alturas imaginables, en líneas sexys, atrevidas, eróticas. Por algo llego a decir, Marilyn Monroe: «dale a una mujer los zapatos adecuados y podrá conquistar el mundo»
Lo cierto es que en Occidente la altura del zapato es símbolo de erotismo y de poder, insinuante y anguloso como una daga.  Sin embargo en  Oriente los pies son objeto del deseo desde el siglo X, pero el calzado recuerda más bien la lencería, realizado con retales de satén y suelas delicadamente bordadas. La emperatriz Taki, hija del emperador chino Song, nació con una malformación, con unos pies muy pequeños y obligó a sus cortesanas a disminuir sus pies, envolviéndolos con vendas, lacerándoles, para que no crecieran, (pies de loto),  como signo de respetabilidad. Esta costumbre fue abolida por un decreto imperial a comienzos del siglo XX.

Recordemos el zapato surrealista de tacón de Salvador Dali con un vaso de leche, o el zapato que eligió Luis Buñuel, con hebillas cuadradas de plata para la protagonista, Catherine Deneuve, en Belle de Jour. Realizó el director un gesto de especialista: Las hebillas son usadas tanto por los empleados con librea, como por las altas superioridades de la Iglesia. De este modo quiso simbolizar la doble vida de la protagonista, dama de día y criada de noche –en los placeres del amor.

Y en la gala de Las Drag Queens, concretamente, en  Las Palmas de Gran Canaria, los zapatos forman parte del espectáculo, de la vestimenta. Porque la finalidad de la Drag Queen es marcar un halo diferenciador, elegante, lujurioso. Y lo han logrado se ha convertido en una cultura tan atrayente que hasta uno de los grandes de la moda, el palmero, Manolo Blahnik ha sucumbido a los encantos, al arte de la exaltación y el deseo.

facebook/rosariovalcarcel/escritora




viernes, 27 de febrero de 2015

Phillis Wheatley, primera poeta negra en América que publicó un libro

Fue la gracia la que me trajo desde mi tierra pagana,
le enseñó a mi ignorante alma a entender
que hay un Dios, que hay un Salvador también:
Una vez no he buscado ni sabía de la redención.
Algunos ven a nuestra oscura raza con ojo desdeñoso,
"Su color es un hito diabólico."
Recordad, cristianos, negros, tanto como Caín,
Podrán ser refinados, y unirse al angélico tren…

TWAS mercy brought me from my Pagan land,
Taught my benighted soul to understand
That there's a God, that there's a Saviour too:
Once I redemption neither sought nor knew.
Some view our sable race with scornful eye,
"Their colour is a diabolic dye."
Remember, Christians, Negroes, black as Cain,
May be refin'd, and join th' angelic train.´

Phillis Wheatley, nació en Senegal en 1753 y murió 1784 en Boston, Estados Unidos. Fue la primera poeta negra en América que publicó un libro. El destino quiso que llegara a Nueva Inglaterra en 1761, donde John Wheatley de Boston la compró como un regalo para su esposa. A pesar de que la llevaron a la casa como una esclava, los Wheatley, la ayudaron, le permitieron el acceso a la educación, a la cultura, tanto que muchos biógrafos han señalado su precocidad.

 Empezó a escribir poesía a los trece años, modelando su trabajo sobre los poetas ingleses de la época, sobre todo a John Milton, Thomas Gray y Alexander Pope… 

Su obra “Poems on Various Subjects (Poemas sobre varios asuntos) fue publicada en 1773, dos años antes de que comenzara la Guerra Revolucionaria Norteamericana, y es vista como uno de los primeros ejemplos de la literatura de género afro. 
 .
La poesía de Wheatley gira en torno a temas cristianos, con muchos poemas dedicados a personalidades famosas. Escasa vez menciona su propia situación en los poemas que escribe. Uno de los pocos que tratan la esclavitud es "On being brought from Africa to America" (Sobre el ser traída desde África hasta América) 

IMAGINACIÓN
 ¿Y quién describiría la velocidad de tu carrera?
Elevando a través del aire para encontrar la radiante morada,
El empíreo palacio del tronante Dios,
Sobre tus alas aventajamos al viento,
Y dejamos atrás el rodante universo.
De estrella a estrella el ojo mental vaga,
Mide los cielos y recorre las regiones superiores;
Allí en un panorama abarcamos el magnífico todo,
O con nuevos rumbos asombramos el alma infinita.


 Wheatley aprendió a leer y escribir en Inglés a la edad de nueve años, y se familiarizó con el latín, el griego, la Biblia, y clásicos seleccionados a una edad temprana. Causó un gran revuelo entre los estudiosos de Boston por la traducción de un cuento de Ovidio. Su poesía estuvo influenciada por la moral, la piedad y la libertad.


 Su poema “Sobre la muerte del reverendo George Whitefield” fue publicado como una andanada en ciudades como Boston, Nueva York y Filadelfia y obtuvo reconocimiento nacional.

facebook/rosariovalcarcel/escritora 

jueves, 26 de febrero de 2015

Quién teme a Christian Grey

Por Laura Ferrero Carballo, periodista 

Empezaré confesando que no he visto la película pero que tengo ganas de hacerlo. ¿Está mal? No, creo que no. ¿Tengo que decir que Cincuenta sombras es una basura para quedar bien? Empiezo a estar un poco cansada de que desde el Olimpo de la crítica sigan pontificando acerca de lo que es o no bueno leer/ver, etcétera. ¿Que la película fomenta la humillación? Venga, va. Lo curioso del fenómeno de Cincuenta sombras es que frente a los fanáticos de la trilogía o de los personajes, nos encontramos a los moralistas, que se echan las manos a la cabeza por “el modelo” que representa Christian Grey: un hombre dominante, controlador, posesivo… Vamos, el típico macho alpha que aparecía en los anuncios de Soberano hace unos años.

Que sí. Que es necesario avanzar y dejar esterotipos caducos atrás. Pero podríamos empezar por decir algo tan revolucionario como que se trata de una ficción. Ni Christian Grey ni Anastasia existen. Es una historia, un Pretty Woman del momento. ¿Alguien piensa que Pretty Woman es una oda a la prostitución? No. Es un cuento de hadas. ¿Fomentó Nabokov la pederastia con Lolita? Nunca se me había ocurrido que una de las novelas más bellas de la literatura escondiera un mensaje subliminal que animará a la práctica deleznable de la pederastia. Son ficciones. Yo sigo viendo Pretty Woman una vez al año, me sigo enamorando de Telma y Louise, y no pienso en largarme con mi mejor amiga y tirarme por el cañón del Colorado.

Cuando escuché las barbaridades que se dijeron en torno al estreno de Cincuenta sombras pensé que nos estábamos volviendo un poco locos. En su momento, cuando la trilogía de E. L. James apareció, se comentaba que había dado un vuelco a la vida sexual de muchas parejas. A la mía no, ya os lo digo. Pero si lo hizo con la de otros, bienvenido sea, ¿no? ¿O es que también eso es malo? Cincuenta sombras no fomenta la violencia de género ni el machismo. Eso, cada uno lo fomenta en su casa si quiere, pero, desde luego, una película no es nada más que eso: una ficción. La gente ya es suficientemente mayorcita para pensar por sí misma. Como nos decía nuestra madre cuando éramos pequeños: “¿qué pasa, que si fulanito se tira por la ventana tu también?”.


En fin. Mi idea no era la de hacer una apología de una película que no he visto pero, en ocasiones, me parece demasiado fácil ir por ahí colocando etiquetas a las cosas. Que la película sea buena o mala no lo sé. Ahí ya no entro. Pero estaría bien dejar de perder el tiempo y cargar las tintas contra otros contenidos mucho más ofensivos para “la humanidad” y que estos sí que fomentan prácticas deleznables. Y no, no voy a nombrarlos. Solo hace falta ponerse a ver el telediario al mediodía.

martes, 24 de febrero de 2015

TIMBUKTU, película basada en hechos reales, con vídeo tráiler

www.youtube.com/watch?v=CspcDYQ-SiY

Timbuktú junto con cuatro películas más “Ida” Leviatan” y Mandarinid” y la argentina “Relatos salvajes”  han competido este año al Oscar 2015 a la mejor película de habla no inglesa. Finalmente se alzó con el Oscar la película “Ida” dirigida por Pawel Pawlikowski.

Pero Timbuktú es una película extraordinaria, delicada y visualmente sorprendente. Refleja esa África que muchos de nosotros tenemos presentes por la cercanía. Pero que todavía seguimos viendo como un lugar que evoca aventuras exóticas, un lugar de una vida dura, de músicos y buenos bailarines, de escasez, de construcciones hechas de adobe, de esa África rodeada de un halo de misterio y repleta de tragedias.

 La película 'Timbuktu', del cineasta franco-mauritano Abderrahmane Sissako, no refleja el pasado glorioso de la ciudad, ni los grandes palacios, mezquitas, torres o tumbas. Ni su fundación por un grupo de nómadas bereberes o Tuareg venidos del norte en el siglo XI. Ni su florecimiento como destino final de las rutas de las caravanas de cientos de camellos que cruzaban el Sahara, ni tampoco refleja las piraguas que transportaban por el pantanoso delta las mercancías de las caravanas hasta Djenné y volvían a Tombuctú cargadas de cobre y oro…

La película “Timbuktú  narra un  hecho real ocurrido en Aguellhok en el año 2012. Pequeñas historias que retrata una aldea de Mali, azotada por el integrismo de los yihadistas que toman la ciudad maliense de Tombuctú en 2012 e implantan el silencio. La semilla de una crueldad que crea situaciones donde no se puede  fumar, ni escuchar música, ni jugar al futbol. Donde las mujeres son solo sombras entre unos paisajes hermosísimos. Un suceso del que nadie en los medios de comunicación se hizo eco.

El film ha  recibido el César al mejor largometraje en la 40 edición de los premios del cine francés, donde obtuvo siete galardones. El reconocimiento al mejor director, mejor guion original, fotografía, montaje, banda sonora y sonido.

A excepción de artistas como Abel Jafri, Fatoumata Diawara o Hichem Yacoubi. El director se vale de actores no profesionales para el reparto de Timbuktu.

Una película que como dijo A. O. Scott: The New York Times es impactante. Es cine político, no tanto por su virulencia de lo que proclama, como por la insultante claridad de lo que enseña… una de esas películas necesarias. Política y humanamente necesarias.  


facebook/rosariovalcarcel/escritora 

sábado, 21 de febrero de 2015

El ritual de la seducción corporal. Trailer de película Instinto Básico

https://www.youtube.com/watch?v=wLGx5YT6sOg

El cuerpo humano crece desde lo pequeño de la infancia a lo grande de la madurez, Paul Auster.

De acuerdo con la opinión de profesionales en psicología y sociología, el cuerpo delata diferentes sentimientos y expresiones a través de gestos o movimientos, por lo que hay que tener una gran cautela con la imagen que damos a los demás, con nuestra piel, con el movimiento de las manos o cómo nos cepillamos el pelo o mostramos nuestra nuca. Ese lenguaje no verbal es un ritual de seducción que sirve para enviar posibles señales de aceptación o de rechazo.

 No hay que olvidar que el cuerpo humano es inmenso en sus formas y manifestaciones, que vive en la mente de quien lo posee y en la mente de quien lo percibe. Y necesita que lo miren y que lo toquen. Necesitamos la sonrisa, el parpadear, los apretones de manos, el escote o la voz, porque todo ello son nuestras emociones, la que transmitimos y las que sentimos en ese momento, por eso es importante que al hablar nos creamos lo que decimos para transmitir credibilidad.

El cuerpo humano además es un instrumento de conocimiento que podemos usar como ritual de seducción. Habita en el reino de la imaginación o de la excitación como el descruce de piernas que hizo en 1992, la actriz Sharon Stone en su personaje de Catherine Tramell durante el interrogatorio de Instinto Básico, película que protagonizó junto a Michael Douglas. Porque el cuerpo humano es inmenso en sus formas y manifestaciones. No hay que olvidar que para Freud el primer objeto de seducción erótica es la mirada del bebé al pecho de su madre que lo amamanta. Existe una gran belleza cargada de sexualidad, afirmó el psicólogo.

La nuca es la parte del cuerpo femenino que los japoneses consideran más atractiva en una mujer. Por esa razón las mujeres elegantes de Japón, geishas y prostitutas incluidas, prestan especial atención a la base de su cabeza, cuidando su tersura tanto o más que la de su rostro, la empolvan y aromatizan para resultar sexys o misteriosas. Ya que consideran que el misterio es lo realmente seductor. No es una cuestión de sexualidad, sino el aprendizaje de un arte.

Los antiguos egipcios querían tener los ojos grandes pues suponía un distintivo de belleza, por lo que los alargaban gracias al maquillaje. El jugar con la mirada es un reflejo del alma, pero un mal uso de la mirada puede provocar desconfianza. Algunas estadísticas demuestran que la parte más atractiva para un hombre en una mujer son los ojos.

El Color de los ojos

Corazón que, en tiernos años,
por unos ojos te pierdes;
para entender sus amaños,
no mires sin son castaños,
negros, azules o verdes,
que todos los colores
por la expresión iguales,
reflejan los amores;
sin que distingas en sus cristales
a los leales
de los traidores.
Ojos que miran amando,
miran siempre convenciendo;
y, aunque apagarlo simulen,
siempre el amor salta dentro.
Y ni son los matices ni los colores
lo que a los ojos hace tan bellos;
sino el rayo de amores
que luce en ellos.
“Dame tu amor... o me mato!”
dicen unos ojos negros;
y dicen unos azules:
Dame tu amor... o me muero!”
Y aunque apagarlo simulen,
siempre el amor salta dentro;
y ojos que miran amando,
miran siempre convenciendo.
Y todos sus colores,
por la expresión iguales,
reflejan los amores;
sin que distingas en sus cristales
a los leales
de los traidores, Eulogio Florentino Sanz, (1822, 1881)

Es un poema de circunstancias, humorístico y muy extenso (313 versos), redactado para el periódico El Belén, en donde Sanz intercaló un pasaje muy bello que consiguió divulgación independiente, con el título de El color de los ojos, publicado, por ejemplo, en el Almanaque de Las Novedades para 1860

Eulogio Florentino Sanz y Sánchez, nació en Arévalo, provincia de Ávila, 1822 y murió en Madrid en abril 1881, político, diplomático, traductor, periodista y escritor español del Romanticismo. En la actualidad se le recuerda casi exclusivamente por sus magníficas traducciones de leader alemanes, especialmente de Heine y Goethe, y no tanto por su poesía original.

facebook/rosariovalcarcel/escritora 



jueves, 19 de febrero de 2015

Dos poemas de Neil Leadbeater, poeta de Edimburgo,

(Traducción al español de Luis Benítez).

The Poet Among the Hop Bines

Whatever fires the imagination, ferments here. You can almost hear
            the growth; the internal tumult of hop, skip and jump
            pulsing through the bines.
            Each lane is a powerhouse; the strict, regimental rows
            hopped-up and raring to go.
           
            Already they have woven their lives into my lines.
            They have given me a glimpse of what everyone longs for
            and no-one has -
            the chance to stay where we can never be -
            dancing in the light.


            El Poeta Entre los Hop Bines*
Aquello que enciende la imaginación, fermenta aquí. Usted puede casi

escuchar el crecimiento, el tumult interno del salto, brinco y salto

pulsando a través de las enredaderas.

Cada línea es una potencia, las estrictas, regimentadas filas,

saltaron y con muchas ganas de ir.


Ya se han tejido sus vidas en mis líneas.

Me han dado una idea de lo que cada uno anhela

y nadie tiene

-la oportunidad de estar donde nunca podemos estar –

bailando en la luz.


*Género de plantas trepadoras (Humulus) al que pertenece el lúpulo (Humulus Lupulus), entre otras.



            A Walk in the Hills


                        At Carey Burn, a cylindrical drum running on empty
                        rusted into the ground.

                        Whatever sheep had been herded here
                        had long since left the fold.

                        A scrap of fleece caught on a hook was all that remained
                        in the pens. It made you think of the farmhands
                        who had worked all day to worm their flock
                        and then, because that was not enough,
                        the regular routine jabs
                        for Pulpy Kidney, Blackleg, Braxy,
                        all the usual Clostridium infections
                        that sheep are sorely prone to…

                        Perhaps it was then that I first really loved you
                        because I could sense the depth of your pain
                        for every living thing.



Un Paseo Entre las Colinas

En Carey Burn: un tambor cilíndrico que se ejecuta en el vacío, oxidado en el
suelo.

Cualesquiera fueran, las ovejas habían sido conducidas hasta allí

y hacia tiempo que habían dejado el redil.

Un poco de vellón, atrapado en un gancho, era todo lo que quedaba

en los corrales. Lo que te hizo pensar en los peones

que habían trabajado todo el día para hacer deslizar a su rebaño

y luego, porque eso no fue suficiente,

los golpes rutinarios, regulares,

de Pulpy Kidney, Blackleg, Braxy, (*)

todas las infecciones por Clostridium habitual,

que las ovejas son muy propensas a…

Tal vez fue entonces cuando – por primera vez – realmente te amé,

porque pude sentir la profundidad de tu dolor por todos los seres vivos.


(*) Nombres populares de algunas enfermedades infecciosas del Ganado ovino.



Neal Leadbeater, es un editor, escritor y poeta de Edimburgo, Escocia. Sus poemas y cuentos han sido publicados  en antologías y revistas y periódicos tanto en el Reino Unido como en el extranjero. Su primera gran colección de poemas, Hoarding Conkers at Hailes Abbey. Fue publicada por  Litoral Press en 2010 y una selección de sus poemas latinoamericanos, Librettos for the Black Madonna,   fue publicado por White Adder Press, en 2011. Trabajos recientes han sido publicados en Sur y Sur (Chile); Red y Acción (Colombia); Challenger International (Canadá), La Séptima Quarry-Swansea Poetry Magazine (Reino Unido);  Cyclamens & Swords (Israel) y Orizont Literar Contemporan (Rumania). Parte de su obra ha sido traducida al español y rumano.


facebook/rosariovalcarcel/escritora

martes, 17 de febrero de 2015

Recordando El Carnaval de Indianos


                             Para todos los palmeros que hacen posible esta fiesta.
                                             
El lunes de Carnaval se celebró la Fiesta de los Indianos en La Palma, y una vez más llegó al Puerto de Santa Cruz un barco lleno hasta rebosar de Indianos procedentes de Tenerife.

Un barco que simulaba llegar desde la otra parte de nuestra Atlántico, impulsado por un mar de sombras grisáceas, por voces que resonaban por el Malecón, un barco que atracó como decía Carmen Laforet en su libro “La llegada” sin gran prisa por llegar al otro lado del mundo.
Pero cuando por fin colocaron la escalinata y empezaron a bajar los pasajeros, pudimos ver junto con sus compañeros de viaje a un personaje de excepción, a un pasajero especial, a Sosó, más conocido por la Negra Tomasa, que con su cuerpo regordete, su vestido impecable, su sonrisa entrañable, sus mejillas pintadas y sus pestañas verdes fluorescentes derrochaba gracia y talento, bailaba al son del ritmo caribeño:

Maní, Maní
Si te quieres por el pico divertir Comete un cucuruchito de maní …

 En seguida la explosión de alegría y de generosidad nos atrapó, se adueñó de todos. Se escucharon palmas, se dieron vivas y con voces enloquecidas  entonamos canciones. Y llenos de risas y vestidos de riguroso blanco no dejábamos de agitar los polvos con fuerza, con tanta, tanta fuerza que rápidamente una polvacera quedó suspendida en el aire y se convertía en una humareda de plata que nos llenaba de júbilo y de tal excitación que gritábamos:

-¡Viva la Negra Tomasa!

Yo estaba tan extasiada que hubiese deseado abrazarla.

Mientras, en el atrio del Ayuntamiento capitalino, una multitud ansiosa esperaba el tradicional ritual de la llegada. Este año, de nuevo con unos seres maravillosos, con Antonio Abdo, Pilar Rey y acompañantes. Emocionados esperaban el retorno con los representantes oficiales. 

Por fin La Negra Tomasa llega a la Plaza de España con ese don innato que posee para hechizar la fiesta, flota en medio de una multitud que se agolpaba entre sus calles, que vibraba entre densas nubes de polvo que semejaban a una hoguera. Y entonces recordé aquellos tiempos en que éramos niños pobres,  en que la vida era humilde y nos acercábamos extasiados y con miradas tímidas a darles la bienvenida, a besarles, a curiosear la llegada de nuestros compatriotas que llegaban después de cumplir un sueño, de hacer el mundo.
Todos iban vestidos muy elegantes. Ellos fumando cigarros puros, con los bolsillos repletos de dólares acarreando jaulas con loros y pesados baúles, ellas con sus faldas largas, sus pamelas y sus abalorios. Ataviados a la usanza americana bailaban bajo un decorado renacentista que parecía que crepitaba, que a pesar de estar desdibujado por el tiempo también se emocionaba. Porque la Fiesta de los Indianos consigue con mucha clase rememorar la antigua llegada de miles de palmeros que volvieron desde Cuba.

Consigue a través de esas cataratas de polvo ensalzar la memoria de aquellos años de lucha y de
dificultades económicas, consigue acercarnos a las sombras y las luces de miles de  hombres y mujeres emigrantes que al regresar a su tierra se les comenzó a llamar India

Un año más, la fiesta de los Indianos vuelve a triunfar, a trascurrir según el ritual de la época, con el ritmo palpitante de la música, con el diálogo de la tradición, con el encanto de la dicha ante la vida, con esa lírica que envuelve el regreso. Transcurrió  igual que una batalla blanca que deja escapar la fragancia de su olor. Su ligero temblor.


Una fiesta que nos recuerda que estamos hechos de polvos y de sueños. Unos polvos que a pesar de haber pasado varios días, aun sus huellas permanecerán entre nosotros durante mucho tiempo como testimonio del mestizaje cultural entre La Palma y Cuba.

facebook/rosariovalcarcel/escritora

sábado, 14 de febrero de 2015

SEGUNDA DAMA DE HONOR EN CARNAVAL DE LOS LLANOS DE ARIDANE. ABIAN LÁZARO, CREACIONES

 Me cuenta Abián Lázaro que desde muy pequeño ha sido fan de Don Carnal, de las Galas de la Reina de Carnaval que televisaban. Porque estas fiestas han sido junto con la Navidad una de sus fechas favoritas. Y le gustaba tanto que, siendo aún muy pequeño, junto con su amigo Luis David Izquierdo hacían galas en su casa con los playmobil, realizaban fantasías repletas de color y de sonido. Daban rienda suelta a sueños deslumbrantes.

Sueños que acaban de hacerse realidad, porque Abián Lázaro como diseñador escénico y creador del traje de la Reina al Carnaval de Los Llanos de Aridane ha conseguido con la fantasía titulada “Mis ojos en ti” el título de segunda dama de honor. Lo lució con mucho arte la joven de 24 años, Inmaculada Comino Aguilar, graduada en magisterio infantil, competidora de gimnasia rítmica y también monitora de talleres y actividades culturales.

La fantasía color blanco con adornos en oro y plata llevaba más diez mil piedras semipreciosas, la mayoría  boreales, algunas traídas de China y Turquía. Más trescientas plumas blancas, espejos, carretes de lentejuelas… Pesaba el vestido junto con el tocado unos trescientos sesenta kilos, pero Inmaculada entró en el escenario, espectacular, saludando y con movimientos ligeros, alegre y con unos ojos tan grandes que algunos llegaron a decir que no habían visto unos ojos tan bonitos como los suyos.

Lo cierto es que a través de los ojos y el rostro de Inmaculada, le llegó la inspiración al diseñador quien me confesó que el enigma estaba en su mirada, porque son unos ojos insólitamente expresivos, con una autenticidad tan sumamente sensible que consiguió que su boceto (que nunca enseñó al equipo) saliera al exterior, saliera de lo más íntimo de Abián Lázaro.  

Quien contó con un equipo de trabajo enérgico y solidario de amigos, cerrajero  maquilladora, ayudante de la música… Un equipo con los sentidos despiertos durante cinco meses, que no se rindió en ningún momento y al que nuestro diseñador está muy agradecido. También hizo una mención especial a su madre, Carmen Pilar González Padrón y a Luis David Izquierdo Hernández, pieza fuerte del conjunto. Y señaló que la fantasía que ganó segunda dama de honor en el Carnaval de Los Llanos de Aridane, La Palma, fue patrocinada por 31 empresas comerciales así como instituciones públicas. Ellos fueron, según me cuenta el diseñador los verdaderos protagonistas.

Estudia Abián Lázaro, canto con la soprano Rosina Herrrera, además componente del coro infantil y juvenil de la Escuela Insular de Música de La Palma. Miembro de la Rondalla “Lo Divino” de los Sauces. Pertenece al grupo de canto de la Agrupción Folclórica Bediesta y como novedad ha sido seleccionado para cantar en la Peña de los Enanos, en esta edición de la Bajada de la Virgen de las Nieves 2015  

Para finalizar quiero decir que Abián Lázaro representa a un joven nacido en La isla de La Palma, en El Paso, y reside en San Andrés y Sauces en donde en las pasadas Fiestas de Septiembre 2014, llevó la dirección Gráfica y Escenográfica de la Gala de Elección a la Reina de Las Fiestas.

Es Abian Lázaro un ser creativo entregado al placer de lo exquisito, que reflexiona sobre las vertientes imaginarias y filosóficas que sustentan sus propuestas sobre el escenario. Que ha ganado concursos de carteles, murales, fotografía, que colabora en actos culturales y religiosos de la isla. Un joven que ya ha dejado una huella en el mundo del diseño, del Carnaval, del espectáculo, de la cultura.

Un nombre,  Abián Lázaro Creaciones que, en un futuro cercano, hará ruido en el mundo de la moda.

facebook/rosariovalcarcel/escritora