domingo, 15 de junio de 2014

Prem Rawat // Maharaji - "Vivir es una celebracion"

Dice Rawat que sentirse bien es posible porque estamos repletos de bienestar por descubrir, por eso nos invita a través de sus conferencias, no solo a acceder a esa perspectiva de la vida como algo completo y perfecto, sino a enseñarnos unas pautas o técnicas que nos ayuden a recuperar la percepción del bienestar perdido. A aprender unas pautas que él las llama Conocimiento

El mensaje de Prem Rawat representa una gota de esperanza, un recordar que gracias al conocimiento del alma quizás podríamos sorprendernos de nosotros mismos.Ver el mundo en el que vivimos de una forma más simple. Y aunque sabemos que no es nada nuevo y que debajo de lo sencillo se esconden pasiones, soledad, incomprensión, crisis económica. Prem, como otros hicieron antes,  apuesta por la vida y propone mediante sus enseñanzas, a aprender a potenciar y redireccionar nuestra percepción para que, de nuevo, recuperemos las sensaciones maravillosas olvidadas.

¿Puedes ocuparte de este asunto, también?'. Y respondo: 'Sí, claro, como no'. Y ese es el día en que me convierto en un malabarista, sin entender que...
-- Facilidad para personas con déficit auditivo --

Lo sabes. Sabes lo importante que es esta vida. Lo sabes. No es nada nuevo. Sabes que todo el dinero del mundo no puede comprar ni un solo aliento. Lo sabes. Ni uno. Lo sabes. Ahora lo que tiene que suceder es que entiendas lo que ya sabes. No que lo ignores, sino que lo entiendas.

Porque el día en que empieces a entender lo que ya sabes será el día en que de verdad, de verdad, empieces a vivir. No a sobrevivir, a vivir. Porque vivir es una celebración. Vivir es la celebración de la existencia. Y necesitas vivir. Necesitas evolucionar todos los días. No una vez al día, o una vez a la semana, o una vez al mes, sino cada uno de los días que se te conceden. 

¿Qué se requiere? ¿Qué se precisa para tener respeto por el agua? ¿Qué se necesita para respetar la comida? ¿Qué? ¿Qué? Se necesita sed para respetar el agua, nada más. Ni fórmulas, ni discursos, ni libros. Sed. Y cuando esa sed se vuelve rotundamente clara en un ser humano, entonces empieza la verdadera búsqueda del agua. 

Necesidad. Cuando la necesidad está clara, todo lo demás encaja. Mientras no lo está, lo que realmente queremos resulta ambiguo, cada día ese deseo es ambiguo. Te despiertas por la mañana y piensas: "¿Qué vas a hacer hoy? Vaya, tengo tantas cosas que hacer. Tengo que ir de compras, ir a la oficina, hacer unas cuantas llamadas...". Pero para quien ha entendido de qué trata esta vida, resulta claro todos los días: "Hoy voy a vivir. Voy a celebrar mi existencia. Y sí, iré a comprar la leche, y claro que iré a la oficina y haré lo que tenga que hacer, pero eso no me va a impedir celebrar el día de hoy". Esta es la diferencia esencial entre la claridad y la ambigüedad. 

¿Qué puedo hacer? Mientras hago malabarismos con todas las bolas, ¿acaso me pregunto por qué estoy haciendo eso? ¿Se supone que soy un malabarista? Si se supone que soy malabarista, entonces debo hacer malabarismos. ¿Pero quién me convirtió en un malabarista? Pues yo. "Sí. Haré esto también, y eso también y aquello también." Y alguien me pide: "¿Puedes ocuparte de este asunto, también?". Y respondo: "Sí, claro, como no". 

Y ese es el día en que me convierto en un malabarista, sin entender que mi responsabilidad principal, la primordial, la primera, es con esa sed interior que cada día me pide que me sienta plenamente satisfecho.
--------
Foto de Prem Rawat.
En youtube encontraras numerosos vídeos sobre su filosofía de vida.