lunes, 28 de mayo de 2012

El círculo platónico"


 En el círculo platónico encontrarás al heraldo de Roma
Se inicia en la jabalina que busca la cruz…


El círculo platónico es la nueva novela Mariano Gambín e igual que la anterior titulada Ira Dei o Ira De Dios, pertenecen al registro de novela negra o como su autor prefiere llamarla novela Thriller.

Un registro que en los últimos tiempos se ha puesto de moda y que el cine lo ha reivindicado como algo que nos pertenece. Además se convocan premios, encuentros, semanas negras, congresos, se hacen trabajos de investigación sobre este género, y la realidad en la que es producida y nos llegan publicaciones de Europa concretamente de Suecia y de España donde la sangre y la violencia tomada del género policíaco, paulatinamente, han sido sustituidas por escenarios más tranquilos, más urbanos y en algunos casos, menos violenta. Predomina más el carácter social, el hombre corriente ante las dificultades, ante la catástrofe, ante el vacío, quizás sea porque en esta exploración hay algo más, como dice el novelista escocés Peter May: La novela negra es una exploración de la condición humana. 

Pero nuestras  islas al mismo tiempo que en el resto del territorio español no se quedaron atrás, y prueba de ello es que hace más de dos décadas algunos escritores ya habían picoteado en esta búsqueda, así León Barreto lo hizo con “Los días del paraíso” Orígenes 1988. Y hoy brilla con todo su esplendor con autores como José Luis Correa, Alexis Ravelo y otros.

Y es curioso pero las islas siempre han tenido gran atractivo para este registro. No olvidemos la isla del Negro de Diez Negritos de Agatha Christie, o la novela El Cuarteto de Öland descrita en una pequeña isla sueca, espacios cargados de mitos y leyendas que se expanden hasta el crimen. Sin olvidar que las pequeñas localidades también son preferentes como Kiruna de Assa Larsson.

El Círculo Platónico es la segunda parte de una trilogía ambientada como la anterior en la ciudad Monumental de La Laguna. Y juega el autor con el flashbacks a Italia, hilvana la historia y le proporciona al lector una documentación que ha sido elaborada con rigurosidad. Amplia su geografía novelesca también en nuestras islas, y como dato curioso, me llamó la atención que uno de sus personajes, el Alcalde Perdomo pasa unos días en Los Llanos de Aridane en mi isla adoptiva, La Palma.

Cuenta nuestro autor con los mismos protagonistas que la primera entrega. Cuatro personajes que se unen para esclarecer el rastro de una ficción, que comienza con el secuestro del embajador del Vaticano y que nuestro escritor reordena y desarrolla a modo de puzzle con el apoyo de hechos históricos y antropológicos, con teorías dogmáticas intentando prestar veracidad a las tesis que iban surgiendo.

Una ficción de un enigma que tendrán que resolver con ayuda de sus colaboradores en unas horas, en un  tiempo, que siempre iba más deprisa que nosotros. Cuatro son los protagonistas principales, y no uno, quizás porque actualmente vivimos en una sociedad complicada, multicultural en donde el individuo solo ya no es capaz de hacer grandes cosas. O quizás porque hemos entendido que juntos si podemos cambiar el mundo.

Mariano Gambín  se mueve con soltura y ofrece a los lectores el don de la ubicuidad, con él asistimos a los escenarios culturales y religiosos de La Ciudad de Los Adelantados con trazos tan realistas que podemos visualizar el urbanismo renacentista, las calles, las plazas, los bares, la estación del tranvía, el centro universitario, las bibliotecas, las referencias arquitectónicos de la Santa iglesia Catedral de Nuestra Señora de los Remedios, más conocida por la Catedral. Iglesias y más iglesias, detalles y más detalles pero lo que no pueden olvidar los protagonistas de la novela, ni nosotros tampoco es el TIEMPO, un tiempo que se esforzaba en acabarse sin que lográramos alcanzar el objetivo, un tiempo que se convierte en un personaje más.

También nos conduce El círculo platónico por los elementos narrativos grecorromanos, por símbolos, mitos y leyendas y nos explica de una forma meticulosa los espacios religiosos y artísticos, por dentro como por fuera, los espacios con los que se relaciona directamente la historia, y los temas propios de los ámbitos policiales, judiciales o legales.

El Círculo Platónico combina, a lo Dan Brown, los géneros de suspenso detectivesco, la conspiración, la historia, la religión, lo social. Perturba al lector y lo hace participar activamente en la lectura. Es una novela estructurada en cincuenta y ocho capítulos breves con una nota del autor y un mapa del trazado de la ciudad con él que podemos sentirnos protagonistas, dibujar las líneas y seguir los recorridos de la trama de esta interesante historia que circula por la ciudad de La Laguna, ciudad que hace más de una década fue declarada por la UNESCO Bien Cultural y Patrimonio de la Humanidad.

Esperemos que muy pronto podamos tener en la mano “La casa Lercaro” para completar esta apasionante trilogía.