lunes, 3 de noviembre de 2014

EL RACISMO LATENTE

publicado por José M. Balbuena Castellano

Unión Romaní Internacional ha publicado un informe, riguroso y científico,  con datos contrastados y estadísticas, en el que se resalta el racismo creciente que existe en Europa, del que no se libra España. El presidente de esta organización, Juan de Dios Ramírez-Heredia, que fue diputado del PSOE, indica que los gitanos son víctimas generalizadas del mal tratamiento que reciben por parte de determinados medios y periodistas. En un informe de 256 páginas, titulado “¿Periodistas contra el racismo?” se analizan las noticias publicadas en 1013 sobre este grupo étnico, que según Ramírez-Heredia,  se le trata todavía “de una forma parcial y sesgada” en España y, sobre todo, “los periodistas no acuden a las fuentes gitanas para contrastar las informaciones que tratan sobre nosotros”. El dirigente gitano considera este hecho como “una flagrante falta de deontología periodística” contra su pueblo.

Ramírez-Heredia asegura que 2013 pasará a la historia de la ignominia contra los gitanos al emitirse en televisión el programa “Palabra de gitano”, al que dedican un extenso capítulo en el aludido estudio. “Nunca, a lo largo de la historia, hemos sufrido un ataque más letal y destructivo del que hemos padecido con la reiterada difusión de este espacio televisivo”, subraya el ex-diputado del PSOE.

Reconoce, además,  de que “muy poco servirá, los esfuerzos de toda índole que realizamos por sacar a nuestro pueblo de la miseria y la marginación -esfuerzos realizados por los propios gitanos y por las diferentes administraciones públicas -mientras no ganemos previamente la batalla en los medios de comunicación”.

Con respecto a Canarias indica que en nuestra autonomía viven unos 3.000 gitanos y que se organizan en asociaciones que da  mucha más visibilidad a la cultura gitana. La prensa de Tenerife fue la  que más escritos difundió sobre ellos -un 76,47 del total. El resto se publicó en la provincia de Las Palmas. En cuanto a la valoración que se hace, los periodistas de Santa Cruz de Tenerife trataron de forma negativa el 15,38% de las redacciones, mientras que este mismo dato  ascendió al 25% en Las Palmas. Los asuntos tratados se referían a política, un 21,41%, policía, un 12,24% y asociacionismo, un 11,22%. Otros temas no generaron ninguna información: vivienda, lengua, corsos o talleres. Los temas relacionados con drogas o justicia sólo generaron informaciones negativas. Los relacionados con música, danza o jornadas se realizaron de forma positiva.

Aparte del trato negativo que recibe en la mayoría de los medios la raza gitana, no debemos olvidar que existen determinadas series españolas que pretenden hacer reir a su audiencia a costa de emigrantes procedentes en su mayoría de Hispanoamérica. La verdad es que la maldita gracia que hacen. 

Dos ejemplos de ellos los tenemos en “Aída”, donde sale el impresentable  facha de Mauricio Colmeneroque explota, humilla y ridiculiza  a  dos empleados latinos que tiene en su bar, llamando a uno Machu-Pichu  y al otro, Aconcagua. Es realmente bochornoso y ofensivo que se permita elaborar guiones como estos. Otro ejemplo lo tenemos en la serie “La que se avecina”, donde aparece ese personaje  violento y paranoico, dedicado a la venta de pescado, llamado El Rancio, (“mayorista, no corto pescado”, es su lema)) que trata también  a su empleado sudamericano de forma desconsiderada.


No nos sirve de consuelo que en otros países del mundo siga habiendo racismo, o persecuciones por motivos religiosos, como si tuviéramos el terrible sino de que no cambién nunca en la Tierra tales comportamientos.

facebook/rosariovalcarcel/escritora