martes, 29 de diciembre de 2015

SONETOS, MANUEL GONZÁLEZ SOSA.

AQUEL durazno... Y busco. Y no lo encuentro.
Ni aquel cañaveral, ni la palmera
que entregaba, sensual, su cabellera
al viento que aún retoza. Allá adentro

la cosecha de ausencias precipita
vaharadas de sombra y va velando
las horas que el cenit está incendiando     
con los jirones de una luz marchita.

Pero la muerte es sólo una mudanza.
Todo lo acoge bajo los cristales       
de su fanal la bienaventuranza.

Árboles, muros, rostros, cuantas cosas
faltan de este paisaje, están, cabales,
vivas, en mi recuerdo. Y más hermosas.


TÚNELES, noches, voces
con dientes, manos dentro
de unos guantes de ortigas,
la inmersión de los pasos,

qué miserable precio
para este don: sentirte
sobre un camino, yendo
a cualquier parte, ebrio

de la luz donde cuaja
ese médano en llamas,
aquel vuelo flechando

el cenit, los dos labios
del horizonte, mudos
pero afirmando siempre.   (De SONETOS ANDARIEGOS, recopilados en 1992)

LA PULGA
Picó atrevido un átomo viviente
los blancos pechos de Leonor hermosa,
granate en perlas, arador en rosa,
breve lunar del invisible diente;

ella dos puntas de marfil luciente
con súbita inquietud bañó quejosa,
y torciendo su vida bulliciosa,
en un castigo dos venganzas siente.

Al expirar la pulga, dijo: «¡Ay triste,
por tan pequeño mal, dolor tan fuerte!>>
«¡Oh pulga -dije yo-, dichosa fuiste!;

detén el alma, y a Leonor advierte
que me deje picar donde estuviste,
y trocaré mi vida por tu muerte.>> Lope de Vega

Entresacado del texto Sobre algunos sonetos  del poeta grancanario Manuel González Sosa (Guía, 1921 - Las Palmas de Gran Canaria- 25 de octubre de 2011)

             Entre las rimas humanas figura un cancionero festivo y en él un soneto que es un
donoso madrigal erótico: el titulado «La pulga». La composición debía de ser famosa
antes de formar parte del libro, ya que su título aparece seguido de un aviso que
dice: «Soneto falsamente atribuido a Lope». Esta advertencia, claro, no es una forma
de renuncia. Viene a ser un modo expeditivo de justificar su inclusión en una suma
de versos que veía la luz desamparada del nombre del Fénix.

Falsamente el soneto «La pulga» sí ha sido asignado entre nosotros a Rafael
Bento y Travieso. Por primera vez, que sepamos., en letra impresa, en la publicación
semanal Voz del Norte (Guía de Gran Canaria, 1931-1932), suministrado tal vez por
Néstor Alamo, que era uno de los animadores del periódico

Entresacado del texto  ESTUDIOS CANARIOS; Sobre algunos sonetos , MANUEL GONZÁLEZ SOSA

Manuel González Sosa, poeta español nacido en guía, Gran Canaria. Fundó en 1958 los pliegos poéticos  San borondón posteriormente la colección de poesía La fuente mana y corre. Fue también un incesante animador de la vida cultural canaria, mediante la creación de páginas especiales y suplementos literarios en la prensa regional. Su obra poética, publicada casi siempre en ediciones de reducida tirada, es una de las más importantes de la poesía canaria de posguerra. Su hondura y rigor constructivo, la reflexión metafísica y la indagación moral, unidos a una muy profunda depuración verbal, son rasgos que la definen e identifican.


Facebook/rosariovalcarcel/escritora