jueves, 20 de septiembre de 2012

COQUETEOS CON LOS YANQUIS


 Artículo enviado por José M. Balbuena 

Yo no se a ustedes, pero personalmente no me hace ninguna gracia que anden merodeando últimamente por estas islas la US Navy y esas fundaciones u organizaciones norteamericanas cuyo objetivo “es la ayuda humanitaria”a los países del Sahel, la  eliminación del yihadismo,  o  atender, desde el punto de vista alimenticio o sanitario al  continente africano, en general.
Y no me gusta porque conocemos las tácticas de esta nación para introducirse, para expoliar, para invadir, para reirse de los derechos humanos y de todo lo que suene a racional.
Los gobiernos de la derecha de este país son muy proclives a coquetear con el Imperio, y ya tenemos suficientes pruebas para pensar que es así: la invasión de Irak y el apoyo de Aznar; las andanzas y triquiñuelas de agentes de la CIA, llevando prisioneros a la base de Guantánamo, pasando sus aviones por aeropuertos canarios; las intrigan de estos individuos, verdaderas armas letales al servicio de una de las naciones más poderosas de la tierra, que no suelen brillar precisamente por sus escrúpulos y buenos sentimientos. Solo les interesa “la seguridad nacional”, sin importarles los medios que tengan que utilizar para justificar sus acciones y conseguir sus objetivo.
Aquí, en Canarias, algunos empresarios y políticos consideran que la llegada de los norteamericanos, como un nuevo Plan Marshall, es la panacea para solucionar los problemas económicos de estas islas.
No piensan en lo que hay detrás, en cuales son las verdaderas intenciones de los yanquis. Yo no me olvido de lo que han hecho  los norteamericanos en contra de los intereses de España y de los españoles. Su intromisión en las guerras de liberación de Cuba, de Puerto Rico o Filipinas, que aunque tenían derecho a liberarse, Estados Unidos se metió por medio en asuntos que bien incrementaban su territorio, o fijaban su influencia en el resto del continente, que para ellos está habitado por “gente de condición inferior”, por no anglosajones. Así, invadieron México, robaron parte de su territorio, se mezclaron en otras aventuras en Centro América, apoyaron dictaduras en los países latinoamericanos y, en lo que respecta a España, apoyaron la dictadura del general Franco, porque a cambio obtuvieron bases militares en el territorio español, que hoy, por desgracia aún persisten. Ni siquiera Rodríguez Zapatero, fue capaz de pararle los pies a Estados Unidos y echarlos de sus bases en España.
Ahora lean la prensa isleña. Ahí verán ustedes la proclamación de Gran Canaria “como base logística” para Estados Unidos y sus aliados para intervenir en el Sahel. No debemos olvidar que tienen la justificación de que España forma parte de la OTAN, aunque Canarias se mostró contraria a la integración en esa organización. ¿Qué esperan que ocurra? Pues en primer lugar, controlar los recursos mineros (principalmente el petróleo) o forestales que existen en algunas de estas zonas sobre todo  en África occidental y ecuatorial estas zonas.(en peligro de extinción).  En segundo lugar, impedir el desarrollo de democracias y que persistan dictaduras que no se ocupan de sus pueblos, ni de su bienestar, ni modernizar las estructuras e infraestructuras de esas “naciones”( por llamarles algo) y que son unos auténticos “vendepatrias”. Y  en tercer lugar, reavivar las guerras, las guerrillas, las masacres, el negocio de las armas y de la muerte. O sea, ocurrirán los mismos fracasos que en Irak, en Afganistán, en Somalia, en Vietnam, en Corea, donde han tenido siempre que marcharse con el “rabo entre las patas”. Ahora les toca África entera. Y como ya sabemos, también intentan “colonizar” Marte para, si fuese posible,  contribuir a arrasarlo, como han hecho con la Tierra, tanto ellos como sus múltiples cómplices, insensibles ante la necesidad de conservar el mundo en que vivimos y hacerlo sostenible.
¿Por qué Estados Unidos no se ofrece a erradicar, con la ayuda de Francia y de España, el tráfico de estupefacientes, de seres humanos, de armas, que se desarrolla en determinados países de África? ¿Es que forma parte del “negocio” que se desarrolla en esas zonas y que beneficia, tanto a Europa como a los delincuentes que lo llevan a cabo? Las reacciones que existen en buena parte del globo contra los norteamericanos no son solamente producto del fanatismo religioso o  ideológico, que también, ni de la envidia cochina que puede haber contra ellos, sino por sus actuaciones en numerosos países del mundo que han concitado el odio y el desprecio de una inmensa parte de la humanidad.¿Y por qué no se ayuda al desarrollo integral de Canarias, a su agricultura, su pesca, sus nuevas industrias, su mejora del turismo, la conservación de su naturaleza, etc. etc.? ¿O es que nosotros no tenemos derechos también a vivir mejor?
Ya nos amenazan en Canarias que la base de Gando y el Arsenal de Las Palmas (que ya tendría que haber desaparecido del centro de una ciudad como Las Palmas) son enclaves estratégicos para la operación militar O sea, que ahora ya no nos amenaza el petróleo que el ministro español, señor Soria, y Repsol quieren extraer de las cercanías de Canarias (les recuerdo los vertidos de golfo de México, los del Exxon Valdez, los del Prestige-Chapapote, , etc. etc.) sino que  ahora  caerá sobre nosotros otro peligro más: la acción descontrolada de terroristas, talibanes, o desquiciados, tanto contra nuestra población como contra las instalaciones militares.

blog-rosariovalcarcel.blogspot.com;  www.rosariovalcarcel.com