domingo, 27 de octubre de 2013

EN QUE CABEZA CABE?

Artículo enviado por José M. Balbuena Castellano?


¿En que cabeza cabe que en un país donde los sueldos están muy por
debajo de los que existen en la mayoría de alto nivel económico de
Europa se recorten esos sueldos y se siga hablando de reducirlos aún
más? Los sueldos más elevados de la Comunidad Europea se encuentran en
Luxemburgo, y en segundo lugar, Noruega, que no se ha adherido a la
Unión Europea. Todavía, por debajo de España, figuran Portugal o
Grecia, entre otros.
¿En qué cabeza cabe que tengamos una sanidad cada vez más desastrosa y
mal atendida, con listas de espera que impacientan y empeoran a los
enfermos, con reducción de personal y hasta de sueldos de los
profesionales de este sector, y, además, se trate de empujarnos
hacia la sanidad privada, que, en muchos casos, reciben subvenciones
que pagamos todos? 
¿En qué cabeza cabe que sean los funcionarios los que paguen siempre
las congelaciones y bajadas de sueldos, que rebajan a su vez su poder
adquisitivo?
 ¿En qué cabeza cabe que en España se permita la libre circulación de
"empresarios del mal"· que reciben grandes ingresos dedicándose al
tráfico de armas, a los estupefacientes, a la trata de blancas, al
blanqueo de dinero, o que no se averigüe quienes no pagan la seguridad
social de sus empleados, y que, en definitiva, quienes practican la
economía sumergida, no pagan impuestos o se lleven su dinero a
paraísos fiscales?. 
¿En qué cabeza cabe que se pretenda amenazar ahora a los que han
trabajado toda su vida, a los que han cotizado a la seguridad social o
pagado sus impuestos, con congelaciones salariales, o con ridículas
subidas del 0,25 por ciento que les dejará por debajo del IPC, y, por
tanto, tendrán, como otros, pérdida de calidad de vida y de poder
adquisitivo? ¿Se quiere de aquí en adelante obligar a los españoles a
que tengan su fondo de pensiones particulares porque el estado no va a
ser capaz de asumir la paga de sus jubilaciónes?
 ¿En qué cabeza cabe que en España la educación, la universidad la
investigación sufran también los ataques de estas disparatadas
reducciones, y se siga subvencionado a la enseñanza privada,sabiendo
que estamos cercenando el progreso de la nación y el futuro de las
próximas generaciones,? 
¿En qué cabeza cabe que, debido a las rebajas drásticas y a una
austeridad no equitativamente practicada, las personas sin recursos y
más vulnerables dejen de percibir sus ayudas económicas, sus
comedores, su asistencia médica y farmacéutica?,¿Es que estamos locos
en este país? 
¿En que cabeza cabe que con el dinero de los españoles se haya ayudado  a Bankia, y a probablemente a algún que otro banco, a salir
de la bancarrota a la que la habían metido sus dirigentes y luego no
se traduzca en favorecer a las Pymes, a los emprendedores, o a las
personas que individualmente soliciten préstamos, teniendo, incluso,
medios con qué responder? 
¿En qué cabeza cabe que muchos políticos cobren sueldos astronómicos,
muchos dirigentes de organismos públicos y también de empresas
privadas, bancos, etc, que, encima, blindan sus retiros o
indemnizaciones con cantidades más que sustanciosas, no sean capaces
de entrar en esa senda de la austeridad reduciendo sus ingresos y sus
múltiples prebendas, y en ocasiones, sobresueldos?
¿Como es posible que todavía tengamos en España sociedades,
propiedades patrimoniales, iglesias, etc. que pagan pocos impuestos, o
ninguno, mientras con los demás no se tienen ninguna consideración, y
más si tu sueldo depende de una nómina controlada de pe a pa?
Podíamos seguir haciendo preguntas, pero me temo que nadie me va a
contestar, o se hará el loco. 

Más bien creo que en este país de
dispendios, de desigualdades y de injusticias, más bien creo que lo
que no hay... es cabeza.

facebook/rosariovalcarcel/escritora