viernes, 4 de octubre de 2013

LA ESCRITORA SANDRA LORENZO GANA LAS DOS MODALIDADES DEL CONCURSO LUIS SANCHEZ BRITO 2013, TAZACORTE, LA PALMA

Esta vez Sandra me ha dado una grata sorpresa. Me ha llamado emocionada  tras conocer el fallo del Jurado en el Puerto de Tazacorte, 2013. Obtuvo el primer  premio con el relato “Queens y Brooklyn” y el primer premio también con el poemario “Memoria de un viernes”.

Y aunque su nombre no es especialmente conocido, este premio ya convierte a Sandra Lorenzo en una poeta en su tierra, en una poeta con un candoroso hechizo, en una poeta que crea, que está en busca de una escritura reflexiva, que considera esencial y que intenta descubrir.
 “Mi ópera prima”

Nunca escuché
una ópera tan triste
como la que yo escribí,
sobre las azucenas blanca
de la carretera..

Despacio…a ritmo de corcheas,
llené un pentagrama de fracasos
                                                         en primera persona,
junto a aquella cruz que delimitaba
un giro inesperado del destino.

Lo creé yo con mis propias manos,
acordé que no habría violines
y que el ritmo sería algo similar a la Traviata,
que interpretaría a mi antojo
María Callas en Turín.
Sonaba tan fuerte como un grito
al principio de un túnel sin retorno.

Mi pluma escribió al ritmo
de una regularidad dudosa,
que ansiaba estas letras
de un artista sin apellidos...

Algo extraño y sibarita,
adorné una hoja en blanco
que ponía,  olvidé pedir
un deseo en la noche de las brujas.

Al saltar la hoguera presentí
que de rojo se vestiría
aquella noche de altas
notas, en la madrugada
del fantasma sin ópera.

Y allí, tatuado en mi alma,
quedó en clave de sol,
por siempre jamás,
el jinete sin Apocalipsis...


Nuestra poeta es amante al cine clásico, la pintura y sobre todo la música, que en definitiva ha sido siempre vínculo sentimental con la poesía  y testimonio de nuestros recuerdos. Pero Sandra no parece seguir un camino determinado, lo mismo está organizando una exposición de pintura que colabora con los trabajos técnicos de una película o decide  escribir  y publicar  un poemario, quizás porque conoce el cauce para dosificar sus pensamientos y emociones.

O quizás porque ha descubierto que es posible nutrirse  de la Belleza a través de los sentidos, de la contemplación del paisaje de su isla de La Palma, de cualquier registro de las Bellas Artes.
Sandra Lorenzo, natural de un precioso lugar llamado San Andrés y  Sauces, llevaba unos años intentando conseguir ese primer premio Luis Sánchez Brito. De hecho el año pasado obtuvo el segundo lugar con el poemario Marioneta.

También en el  2010 quedó finalista  con dos poemas, uno en el II Certamen de poesía de ARTEnaciente, y otro en San Bartólome de Tirajana.

Mis felicitaciones a Sandra Lorenzo, a Tazacorte y a mi isla adoptiva, la isla de La Palma.


Facebook/rosariovalcarcel/escritora