domingo, 16 de marzo de 2014

¿LA EYACULACIÓN FEMENINA ES UN MITO?

La eyaculación femenina ha coexistido desde que la mujer existe.  Ya Aristóteles  habló de ello e incluso Freud llegó a hablar del “jugo del amor”

Un antiguo texto chino taoísta indica que todas somos capaces de experimentar los orgasmos sagrados (designada la Marea o Reflujo Yin), que todas somos capaces de llegar a las hogueras del licor, de ese fluido liberado que denominamos amrita o néctar divino, que en sánscrito significa “sin muerte” y se le valoraba benéfico tanto para la mujer como para su amante. Mencionada por primera vez en un poema del siglo 7, la eyaculación femenina y el punto Gräfenberg (punto G) se describen en detalle en la mayoría de las obras de la Kāmaśāstra.

Del líquido eyaculatorio femenino se ha hablado siempre hasta que a finales del siglo XVI se inventó el microscopio y entonces perdió interés, al descubrirse que estaba desprovisto de espermatozoides” ahora bien Eyaculación y Orgasmo son cosas distintas, aunque a menudo vayan juntas. De hecho, muchas mujeres que eyaculan lo hacen antes de llegar al clímax.

Sin embargo hasta hace poco tiempo se pensaba que era propiedad exclusiva de las reinas de la pornografía y se le quitó importancia pensando que podría ser tan solo orina o incontinencia, aun cuando la eyaculación no tiene la misma apariencia, olor o propiedades químicas de la orina.

…Los movimientos eran sistemáticos; unas caricias en los labios, y repentinamente la lengua que perforaba con violencia. Sylvie gritó de gozo al sentir la lengua vibrar como un animal dentro de su vagina.
                -Sí, así… sigue –acertó a pronunciar Sylvie.
                Al decir esto se sentó sobre la boca de Marianne, estrujándola contra su sexo, contra la fuente húmeda de placer, totalmente abierta, con el clítoris abultado sufriendo espasmos, y anidando en su vientre un sinfín de ardorosas sacudidas. Gritó entrecortadamente, fuera de control. Cuando se corrió, todo el interior de su vientre se hizo líquido y se vertió en la lengua de Sylvie, hasta descenderle por la gargantaVicios privados de Jocelyn Joyce

Mientras que los investigadores siguen discutiendo si es eyaculación u orina lo que ella  expele, la fuente del líquido, creo que no es de gran importancia, porque las mujeres señalan a menudo orgasmos muy evidentes a través de su cuerpo, especialmente en la cara, las manos, los pies…

La eyaculación femenina ocurre, pero la cantidad de secreción que es producida varia de unas pocas gotas, las que son tan mínimas que pueden no ser notadas, hasta chorros que dejaran una mancha húmeda en la cama, o impresionantes chorros de forma similar a la eyaculación masculina.

Algunas mujeres eyaculan en forma consistente, mientras otras expelen solo ocasionalmente. Muchas dicen que sus eyaculaciones no están asociadas al orgasmo, pudiendo ocurrir un cierto número de veces antes al orgasmo, y muchas más veces si tienen múltiples orgasmos.

Esta secreción es para la mujer, así como para el hombre, un indicador de intenso placer sexual. Incontables lo han experimentado durante años, y otras ocasionalmente (algunas pocas, eyaculan cada vez que tienen un orgasmo y otras rara vez), pero lo silencian para evitar ser ridiculizadas y avergonzadas por sus amantes y por la sociedad, por el miedo de que algo este mal en ellas, hasta tal punto que este hecho les ha acarreado más de un trauma y vergüenza ante sus parejas.

Pero ahora están de enhorabuena y rabiosa actualidad, en parte gracias a la industria del porno, que ha popularizado el squirt –vocablo inglés utilizado para denominar a la eyaculación femenina. La práctica cuenta también con su reina indiscutible: la actriz porno americana Cytherea, que domina el arte del squirt.

La eyaculación femenina proviene de alrededor de 30 o más pequeñas glándulas embutidas en la esponja uretral, el tubo de tejido esponjoso eréctil que rodea la uretra. La esponja uretral es el sitio donde se ubica el “punto G”. Todas las mujeres tienen esponja uretral, y pueden o no tener un área en ella que es más sensible y que puede ser palpada con los dedos a lo largo de la vagina. Pero en general, todo el tejido clitorideo es exquisitamente sensitivo cuando una mujer está totalmente excitada, y esto incluye la esponja uretral que todas las mujeres la poseen.

Cuando me excito dejo las sábanas mojadas de tanto líquido que sale de mi vagina ¿Padezco algún trastorno? Tengo veintitrés años.  Preguntas sobre SEXO a Elena F. L. Ochoa

Respuesta: Su único trastorno es que lubrica usted excelentemente, lo cual demuestra que está muy excitada. La lubricación vaginal no es más que el resultado de la concentración del fluido en la pared de la vagina por la presión de los vasos sanguíneos dilatados. Además, usted necesita este fluido para que el coito –en caso de existir- sea placentero y sin dolor.

Fotos: Deseo de verano, Oscar Domínguez
           Beso de Toulouse Lautrec

Blog-rosariovalcarcel.blogspot.com