lunes, 20 de enero de 2014

AUSENCIA, LUNA SEVILLA o MARÍA JOSÉ FERRER, CON AUDIO

http://www.youtube.com/watch?v=e6BTczwl4c8
 
            ¡LUNA!

Si al cielo miro,
 te veo, luna.
  Si al mar,
      en él te contemplo,
      las olas te cantan.


¡Bendita luna!
  Tú eres mi nombre al pie de lo que escribo,
tu sellas mis sentimientos.
¡Ilumíname siempre!, he de seguir escribiendo.
Tú sabes muy bien qué siento.
¡Que esta necesidad de expresarme no se apague en mis
adentros!
    Luna... ¿quién, sino tú, lo está diciendo?
Acompañada de mi nombre… pero el tuyo, Luna, ¡Primero!

                   AMOR
El amor  no olvida,
Olvidamos lo que es el amor.
                El amor no traiciona,
                Traicionamos al amor

                El amor no miente,
                Mentimos al amor.
                El amor no te usa,
                Usamos al amor.

                El amor no es interesado,
Usamos al amor en aras del interés…

María José Ferrer González, más conocida por el seudónimo Luna Sevilla Brisa, es una poeta con una mirada alegre. Una poeta locuaz, que desde niña hablaba mucho con su padre, escuchaba los poemas de Lorca o de Juan Ramón Jiménez que él le recitaba. Un ser que siente un permanente anhelo de hablar y sintonizar, de compartir con sus lectores el estar en el mundo y lo hace a través de las redes sociales a la que es muy aficionada.

Desde muy joven, esta poeta onubense, residente ahora en Sevilla, comenzó a escribir, a anotar versos, frases, letras en cuadernos, en servilletas, en cualquier papel que tuviera a mano. Se ha pasado la vida acumulando poemas en sus gavetas. Alimentando la palabra, el proceso de creación.

Así es, como ha nacido su primer libro  AUSENCIA, como ha surgido  la recopilación de casi cuarenta poemas que recorren su trayectoria vital: Experiencias, sentimientos, pensamientos y sobre todo reflexiones.

En Ausencia se adentra la poeta a la realidad con unos poemas que exploran la soledad, la amistad, el desengaño, el amor y el desamor. Un libro en el que quizás podemos descubrir una cicatriz donde antes hubo una herida, pero sin tristezas, solo conviviendo y observando. Escribiendo acaso sin saber por qué. Simplemente escribiendo y construyéndose un futuro mejor.

Un libro que lo acompaña un precioso CD con los poemas narrados por Beatriz Salas cantado por Chabuca y al piano Lucas Miquel.
Foto: María José Ferrer: Luna. 


Blog-rosariovalcarcel.blogspot.com