jueves, 4 de diciembre de 2014

UNA VIOLENCIA QUE NO CESA, vídeo Disturbios en Ferguson Missouri

José M. Balbuena Castellano

https://www.youtube.com/watch?v=r-eEvcHIm98

Una persona joven, un hincha del Deportivo de La Coruña, llamado Jesús Romero Taboada,  murió en el río Manzanares porque uno o más “seres humanos”, como él, lo tiraron al agua, después de haber sido golpeado por una multitud. Nadie le auxilió. Al final, nadie tendrá la culpa. Lo cierto es que el fútbol, aparte de ser un deporte de masas que agrada a millones de personas en España y en el mundo, también suscita salvajes pasiones que pueden acabar en tragedia.

Nosotros mismos no estuvimos muy lejos el pasado año, cuando en el Estadio Gran Canaria una incontrolada manada de aficionados invadió el Estadio, ante la estupefacción de los demás seguidores y de quienes contemplaban el partido en televisión o lo escuchaban por radio. No hubo heridos ni muertos, pero el hecho costó que la Unión Deportiva Las Palmas no ascendiese a la primera división, como anhelaban sus jugadores y toda la afición grancanaria.

Lo ocurrido en Madrid es una muestra más de la escalada de violencia que parece estar invadiendo este país  y que en el caso del lamentable suceso de la capital de España,  se podría haber evitado si se hubiesen tomado las medidas preventivas necesarias. En este caso, no se tomaron y terminó en una algarada, con  muchos heridos y, lo que es peor, con un muerto...

La delegada del gobierno en  Madrid se excusa diciendo que lo ocurrido se hubiera evitado si los directivos de los dos equipos lo hubiesen  declarado el partido de “alto riesgo”. Y se quedó tan fresca. Es otra irrealidad más de la clase política que nos rodea. La culpa es siempre de los otros...
La existencia de lo que se llama “ultras”, de ideologías radicales que todavía subsisten en España,
más dados a imponer sus ideas de forma violencia que con razonamientos, permiten que de vez en cuando ocurran en partidos de fútbol, o en los alrededores de los estadios, hechos realmente lamentables.

En la prensa diaria nos enteramos cada día de otras formas de violencia, la llamada “violencia de género”, en la que las víctimas propicias son generalmente mujeres, o indefensos niños. No sabemos qué es lo que pasa por la cabeza de los autores de tales actos. Debe ser un profundo odio que les nubla los sentidos, o una locura que no pueden controlar. ¿Como si no, se puede matar a dos niños, a dos hijos suyos, para vengarse de su madre, de una persona que, a lo mejor, en el pasado amó, o  al  menos le decía que la amaba?

Ya son muchas las mujeres y niños de este país que cada año sufren este tipo de violencia. Algunas podrían evitarse, como por ejemplo, no permitiendo  que padres maltratadores puedan tener la custodia de sus hijos, aunque sea periódica. También podría  ordenarse  que esas personas, separadas de sus cónyuges, puedan ser controladas de alguna manera para que no se acerquen a sus ex esposas o sus hijos. Lo que sucede es que, por desgracia, algunos jueces o juezas también se las traen, a pesar de los informes negativos que les ponen delante quienes realizan informes y evaluaciones de la conducta de determinados delincuentes o maltratadores.

Hace unos días, una joven policía gallega fue asesinada por unos delincuentes que atracaban un banco. La verdad es que no gustaría comprobar que nuestro país está siguiendo los mismos pasos que otros del área latina en los que la violencia y la inseguridad están a la orden del día.
La cuestión es que, debido a los problemas sociales y laborales que tenemos en España, cuya solución no se prevee a corto plazo, aumentan las bolsas de pobreza, aumentan los desempleados, aumentan los desahucios, y muchas personas quedan desamparadas o reciben ayuda de servicios sociales o alguna ONG. Otras, a pesar de sus carencias, terminan envueltos por el consumo de drogas, por el alcoholismo, o por la delincuencia. Un círculo del que es después difícil de salir...

La consecuencia son familias desarraigadas, niños abandonados o mal cuidados, a los que les espera probablemente un buen futuro.
Si no reaccionamos todos contra  esto, seremos también cómplices de éste terrible situación.

Vídeo disturbios violencia en Ferguson Missouri...

Facebook/rosariovalcarcel/escritora