miércoles, 24 de febrero de 2016

EL PINTOR EMILIO ALMOGUERA EN EL CASINO DE LOS LLANOS DE ARIDANE, LA PALMA



El pasado día 18 se inauguró en el Casino de Los Llanos de Aridane, la exposición “Epigramas visuales de Emilio Almoguera participaron la soprano Alma Anduix y el pianista Fernando Felipe Martel.

LA EXPOSICIÓN ESTARÁ ABIERTA HASTA EL SÁBADO DIA DÍA 27 DE FEBRERO.


No se trata de pintar la vida, se trata de hacer viva la pintura, Paul Cezanne


 Emilio Almoguera nació en Guadalajara, España pero se siente cautivado por el paisaje de las Islas Canarias, por su entorno, por su luz y por su mar, por la estética creativa de las islas. Por la Naturaleza y las personas que la habitan, y según sus palabras por la canaria más guapa que había en el archipiélago, María Encarnación Ramírez quien le llevó a anclarse en Gran Canaria.

A creer en las islas como universo de ensueños. Y a descubrir el panorama artístico y al creador de este proyecto pictórico el curador Diego Casimiro. Un proyecto llamado Epigramas Visuales que nuestro pintor ha ejecutado con conocimiento y equilibrio. Una muestra que en un primer momento puede parecer realista pero es sutil y alegre. Con una explosión de color tal que se convierte en el protagonista indiscutible de la producción artística de Emilio Almoguera.

Una obra que tiene mucho de arte pop o "Arte Popular” y que recrea la temática del retrato con trazos atractivos del cuerpo desnudo de la diosa erótica, todo en el mismo lienzo a lo Andy Warhol. Así podemos ver recreaciones seriadas de señoritas bañistas y señoritas Setas.

Adquiere protagonismo las simpáticas alegorías a la arquitectura rural, sus fachadas y sus casas cúbicas. Fachadas a medio reparar, algunas desdibujadas con letreros que describen la economía del país y el humor del autor. Obras matéricas que representan el volumen y le otorgan expresividad a la composición que Almoguera realiza con recortes de madera, pinzas de la ropa u otros objetos como en su obra geométrica en donde roza la abstracción.

También hace el pintor un homenaje al luminismo de Jorge Oramas, al tipismo y a la esencia de las islas y lo hace con un sello particular de credibilidad y honradez pictórica.

Desarrolla el dibujo en paisajes y mujeres canarias, campesinas con un aire de Indefinición entre la soledad y la desolación que tanto reivindicó nuestro pintor grancanario. Plasma obras repletas de intimidad, de perspectiva, de luces. Proyecta expresionismo mágico, paisajes del mar de la isla. Barcas pensativas, varadas sobre el espejo de la arena de la playa.

Y en el silencio azul nos transporta a las imágenes del Puerto de la Luz, al muelle y al juego que le provoca los barcos repletos de contenedores. Aportaciones diferentes de buques, con mercancía apilada. El olor a mar y a la espuma que gira y gira sobre unas hélices que no conocen la oscuridad de la noche.



Todo un espectáculo del uso del color son los pequeños caseríos, la luz carnosa de sus rincones. Interpreta el pintor con moderna intuición los conos y las coladas volcánicas colonizadas por encendidas margaritas y tajinastes del Teide.

Y nos trae también objetos estéticos como el ajedrez en tableros y piezas. O las vasijas y las ánforas griegas o el colorido misterioso de pintaderas canarias. Luces que proyectan sombras que reflejan el blanco purísimo de la luna que flota en el aire. En un aire que Almoguera llena de animales con alma: avestruces y flamencos que nos miran y danzan en piernas femeninas.

Epigramas visuales es una exposición encuadrada en un pop-art desenfadado y lumínico. Una obra figurativa con un equilibrio cromático de paisajes serenos que nos recuerda el fauvismo de Matisse. Con producciones claramente abstractas con lecturas de mayor profundidad intelectual.
Una exposición que pretende socializar el arte, democratizarlo. Una exposición en la que el artista desdibuja la línea entre la realidad y el ensueño de una forma tan etérea que nos hace pensar que todo cuanto plasma es solo un juego.

Emilio Almoguera ha realizado un número importante de exposiciones tanto individuales como colectivas y ha sido galardonado con diferentes premios. Es un artista espontáneo y cándido que busca la expresión de la emoción más que la realidad objetiva, y para ello usa el color, la luz, los sonidos, la poesía visual, el mundo de los sueños y de la fantasía.

facebook/rosariovalcarcel/escritora