jueves, 30 de mayo de 2013

HOY DÍA DE CANARIAS: EL SEÑORITO ANUNCIA EL VERANO, de Alonso Quesada.

Un señorito de la localidad se ha comprado un sombrero de paja, se ha montado en el tranvía y se ha ido a pasear a la playa de Las Canteras. Otro señorito ha hecho lo mismo, y los dos se encontraron frente a mar. Una sola familia se había traslado a su casa de la playa. Los dos señoritos han comentado esta coincidencia mientras el verano empieza tímidamente.

Una señora dice:- Ya está yendo la gente para las Canteras- Un joven distinguido ha preguntado en el Club a otros jóvenes: -¿Cuándo se marchan ustedes a las Canteras? Y los jóvenes han respondido: -Este año vamos a Tafira.

Hay un perfumado deseo de veranear. El sol mismo, dice a mediados de Abril: Aquí estoy, a las órdenes de las pamelas y gente de paseos sin sombrero pero con unas sombrillas de colores vivos. Y el dueño de todas  estas familias se dedica a preparar su veraneo en el ómnibus automóvil. Veraneo de aire agradable, veraneo fresco aunque un poco apretado.

Tener a la familia en el campo, es hacer una frase consoladora:

-Tengo a mi gente en el Monte. Y aunque el señor apenas veranee, la frase le alivia el calor, es como un pay pay gramatical, que ensancha el alma oficinista.

Los dos señoritos que han ido hoy a las Canteras y se han encontrado a la primera familia de la temporada, han gozado la sensación de un espléndido futuro veraniego. ¿Abril, y ya la gente de temporada? La vida es admirable.

Nosotros quisiéramos tener un pequeño verano, aunque fuera el veranillo que tienen las nueces. Hay un sentimiento dulcísimo que no hemos podido experimentar nunca: el llevar un queso de bola, en el tranvía de las ocho, a la familia que está en las Canteras.


Esta familia que aguarda diciendo “Pancho has tardado hoy. Y luego Pancho llega llenando el espacio de su tardanza con el esférico uso, alegría postril de nuestra clase media.

blog-rosariovalcarcel.blospot.com; www.rosariovalcarcel.com