martes, 20 de mayo de 2014

La soledad en “Aprendiz de gigoló” con trailer de la película.

https://www.youtube.com/watch?v=KFQKxWnO5-g

 Es una película que nos ofrece las peripecias de dos amigos, Fioravante, (John Turturro) un ser callado, serio, poco atractivo y aparentemente dotado de pocas cualidades amatorias, y el propio Woody Allen, quien interpreta a Murray un personaje peculiar, inteligente y con sentido del humor que se le ocurre la idea de montar un negocio explotando las posibles habilidades amorosas de su amigo.

Inicialmente a  Fioravante no le pareció buena la propuesta pero termina haciendo de tripas corazón y acepta su destino. Así realiza los servicios que su amigo Murray le organiza y acaba siendo aprendiz de gigoló, un trabajo que les proporcionará a ambos dinero en abundancia y la posibilidad de conocer a mujeres fantásticas.
  
Termina ofreciendo sexo, ménage à trois con la Sharon Stone y su amiga Sofia Vergara.  Momentos de éxtasis en los que el amor no está presente, en los que todo es un juego pactado, un enredo de episodios eróticos entre sus clientas. Y la peripecia de una vida efímera que le sumirá en su propia soledad. Relaciones de incomunicación pero al mismo tiempo repleta de instantes que pueden llegar a ser hermosas y fugaces, divertidas y tristes.

Una comedia cuya historia central es la soledad. Esa soledad que nos enfrenta con la realidad, con la vida y en este caso con la pasión.

Pero un día Fioravante conoce a Avigail, un personaje exquisito interpretado por Vanessa Paradis, una viuda judía ortodoxa, una mujer misteriosa que consigue abrir las puertas de la sensualidad.  Aparentemente frágil pero al mismo tiempo tan fuerte que lleva al protagonista a meditar, a pensar, a lanzarse de nuevo en su vacío. Quizás porque Avigail representa la soledad, una soledad autoimpuesta, llena de ternura y de libertad.

Fading Gigolo es una producción estadounidense  con diferentes climas, donde el absurdo predomina. Una película  en donde Woody Allen sigue experimentando con ese  juego del lenguaje  al que nos tiene acostumbrados aunque esta vez escrito por Turturro  y con atractivos resultados.  

Dirigida por John Turturro es un film urbano ambientado en la ciudad de Nueva York, en una comunidad judía de Brooklyn. La banda sonora con canciones de Dalida y de la propia Vanesa Paradis. “Aprediz de gigoló” es una comedia erótica, cuyo trasfondo es la soledad.


facebook/rosariovalcarcel/escritora